Regístrate gratis¡Bienvenido a mundodvd! Regístrate ahora y accede a todos los contenidos de la web. El registro es totalmente gratuito y obtendrás muchas ventajas.
Blu-ray, DVD y cine en casa
Regístrate gratis!
Registro en mundodvd
+ Responder tema
Resultados 1 al 3 de 3

Tema: Calderero, sastre, soldado, espía

  1. #1
    Video Home System User Avatar de Charles Lee Ra
    Fecha de ingreso
    17 dic, 09
    Mensajes
    1,391
    Agradecido
    6742 veces

    Predeterminado Calderero, sastre, soldado, espía

    Buenas compañeros. Antes que nada aviso: tocho va

    Aquí, y allá, a lo largo del tiempo he ido comentando por el foro mi gran pasión por las producciones de la televisión británica y sus autores, especialmente en los años 60/80.

    Una de mis series favoritas en ese sentido es "Tinker Tailor, Soldier Spy". Basada en una obra del escritor británico John le Carré, especializado en el género del espionaje, y cuyas obras han dado sus frutos en cine y televisión más de una y de dos veces. "Tinker Tailor Soldier Spy" es una novela (traducida en nuestro país por el poco sutil título de "El topo") escrita en 1974. Novela de espionaje asentada en la época de la guerra fría, le Carré se inspiró en un suceso (real) que tuvo lugar en los años 50: cinco espías británicos que fueron reclutados por la inteligencia rusa cuando estaban todavía en la universidad, y que, infiltrados en varios organismos de espionaje británicos, proporcionaron información reservada de alto secreto a los rusos: el caso se conoció como "Los Cinco de Cambridge".

    Cinco años después de editarse la novela, la BBC la llevaría a la pantalla en una serie de siete episodios, de unos 45/50 minutos de duración cada uno, y rodada en 16mm, dato importante, teniendo en cuenta que muchas series de la época en Gran Bretaña, se rodaban directamente en vídeo.



    Esta será la tercera vez que vea la serie, y esto, dicho de cualquier otra serie, puede no significar nada, pero no aquí: el gran número de caras y nombres que desfila por la pantalla, y todos los acontecimientos que se van sucediendo episodio tras episodio pueden despistar al más despierto, y en un primer visionado no te enteras de todo, es inevitable perderse detalles, dobles sentidos... He leído la novela de le Carré una vez (y tengo en la pila la primera secuela de la saga literaria, "El honorable colegial"). Mi intención es ir comentando los episodios, voy a ir a uno por noche, y ver luego la secuela televisiva Smiley People" también con Alec Guinness, y la adaptación cinematográfica con Gary Oldman, que no he visto nunca.



    El primer episodio se titula "Return to the Circus", y comienza con una escena a modo de prólogo, donde vemos a cuatro hombres ir llenando un pequeño despacho: todos ellos parecen conocerse y no hablan entre sí: una vez están todos, uno de ellos dará un escueto "Muy bien, vamos a empezar", y aparecen por primera vez los MARAVILLOSOS créditos de la serie: unos créditos que ya dicen mucho de lo que se nos va a contar: una serie de muñecas rusas sin fin, con la música de Geoffrey Burgon de fondo...



    A continuación, conocemos a Control (nombre en clave del anciano director del "Circus" nombre en clave, a su vez, del servicio de espionaje británico). Control hablará con uno de sus agentes de confianza, Jim Prideaux, y le solicita que haga una misión extraoficial, revelándole que hay un topo ruso en el "Circus", en el círculo de poder: Control ha reducido la lista de sospechosos a cinco.

    La misión que Prideaux deberá llevar a cabo es infiltrarse en Checoslovaquia con una falsa identidad, para reunirse con un alto cargo ruso que quiere desertar, y que a cambio de una nueva vida, ofrece desvelar la identidad del topo, cuyo nombre en clave ya sabemos: Gerald. La operación que Jim debe llevar a cabo se hará bajo el nombre de "Testimonio".

    Los cinco sospechosos serán conocidos por Control y por Prideaux con nombres claves, los de una vieja canción de cuna inglesa, un nombre para cada uno de ellos: Tinker, Tailor, Soldier, Poor man, Beggar Man. Control le advierte al espía que estará solo en una misión extraoficial y peligrosa, y que no quiere informes, solo una palabra: el nombre en clave que identifique al topo.



    La misión resulta ser un fiasco: la tapadera de Jim Prideaux era conocida previamente, y es herido de un tiro por la espalda, y capturado vivo por los rusos. Esto supone el fin de la etapa de Control al frente del "Circus": es acusado de estar demasiado viejo y de "chochear", de ver fantasmas por todas partes, y es apartado definitivamente del servicio, muriendo poco después de un infarto. Puesto que George Smiley (Sir Alec Guinness) era su mejor amigo en la vida privada, y su mano derecha en el "Circus", cae con su jefe, y ahora está "retirado" tal y como vamos descubriendo en una conversación que tiene Smiley con un insoportable chismoso, meses después de la operación "Testimonio".

    También en esa escena con el chismoso conoceremos varios datos sobre personajes que están por venir y que se mencionan: conoceremos en nombre a Lady Ann, la esposa de Smiley, cuya presencia flota constantemente a lo largo de la serie, aunque no forme parte activa de la historia, y también aquí se deja caer que su esposa es reiteradamente infiel con todo dios.

    También queda patente que el actual director del "Circus" Percy Alleline (uno de los cinco sospechosos de Control), es tenido en muy poca estima, percibido como alguien blando y poco sutil a quien no se puede tomar en serio, y que debe haber "alguien" más inteligente tras sus últimos éxitos; también tendremos la primera mención a que Bill Haydon (otro de los sospechosos de ser el topo Gerald) y Jim Prideaux eran "muy amigos": aunque ni aquí ni en la novela se explicita verbalmente (ignoro en la adaptación cinematográfica como lo tratan) sí queda bastante claro leyendo entre líneas que Haydon y Prideaux eran amantes desde los tiempos en que ambos coincidieron en la universidad: pero como digo, nunca se dice abiertamente. Cosas de otros tiempos.



    Poco después, Smiley es contactado por un agente del "Circus" Peter Guillam, antiguo alumno suyo que ahora es el jefe de los "cazacabelleras" una especie de cazatalentos que busca nuevos talentos para el espionaje entre la juventud: al parecer, un alto mando quiere entrevistarse con Smiley.

    Durante el viaje, Guillam pondrá a Smiley al día de los cambios sucedidos en el "Circus": antes, bajo el gobierno de Control, todo funcionaba por regiones (Rusia y países satélites, China...) y en cada una de estas regiones había un hombre. Ahora hay una nueva política, algo llamado London Station de donde fluye todo el poder, un grupo compuesto por solo "tres y Alleline" como los define Guillam: Bill Haydon (el que ahora ocupa el puesto de Smiley), Roy Bland, Toby Easterhease, y Percy Alleline, jefe del Circus. De lo que estos manejan nadie se entera: todo ha cambiado desde que Smiley se retirase.

    Smiley es llevado ante Lacon, un personaje poderoso, a caballo entre el espionaje y la política, que tiene ciertas dudas sobre el estado actual del "Circus": Lacon tiene en su poder a un espía de los "cazacabelleras" Ricki Tarr, que fue en su día reclutado por Smiley: Tarr está oficialmente buscado por el "Circus" por deserción, pero en realidad está bajo protección de Lacon, pues como dice en la última escena "tiene una historia que contar": y a esto añade que si la historia es cierta, va a ser necesario cambiar de arriba a abajo el sistema de inteligencia británico...

    El segundo episodio es un gran flashback de esa historia que Ricki quiere contar, un episodio llamado, precisamente, "Tarr tells his history"... pero eso será mañana



    Como cualquiera que haya visto una serie británica de esa época sabrá, todo reside en unos magníficos actores y unos magníficos guiones: aquí, concretamente, se nos da una imagen del espionaje internacional, corporativo, burocrático, y muy alejado de los habituales romanticismos de James Bond, Jason Bourne e historias de similar calado: todo consiste en hombres viejos conspirando de despacho en despacho, hablando mucho, sonriendo mucho, y mintiendo más que respiran. Como habréis podido apreciar por mi texto, el aluvión de nombres, caras, rumores, indirectas y chismes sobre personajes que se derraman, SOLO EN EL PRIMER EPISODIO, ojo, ya es bestial.

    Luego están los "cazacabelleras" el brazo ejecutor, el músculo del "Circus", gente como Prideaux o Tarr, que son los que se juegan la vida saliendo por ahí a hacer el trabajo sucio, y todo da la impresión de ser bastante sórdido, peligrososo, y hasta triste, compuesto por gente de escasos escrúpulos, como Tarr, delincuente juvenil al que su padre intentó una y otra vez "rehabilitar": fracasó, pero Smiley supo reconvertir la agresividad y los talentos del joven para el crimen, en el "servicio a su patria".

    Le Carré quedó absolutamente impresionado por el trabajo de Guinness como George Smiley, hasta el punto en que, en las siguientes novelas de la saga protagonizadas por este, lo describe tal y cual es Guinness, tanto físicamente como los gestos y destellos de su interpretación en la serie, a pesar de que el veterano actor no se sentía encajar con el personaje descrito en la novela, llegando a solicitar ser reemplazado e incluso recomendando a otro actor para el personaje de Smiley: sus dudas no llegaron a cristalizar en una salida del proyecto, y su interpretación gozó de un gran reconocimiento crítico. El resto de actores de este episodio son poco más que compartas de Smiley: Prideaux volverá a aparecer, así como los cinco cabecillas del Circus, los cinco sospechosos de ser el topo Gerald: de todos ellos al único que conozco de otros trabajos (y le admiro mucho) es a Ian Richardson, que interpreta a Bill Haydon y que protagonizó esa (otra más) gloriosa serie británica "House of cards" de la que tendré que hablar también tarde o temprano...
    Yorick, Draconary, Tom Hagen y 1 usuarios han agradecido esto.

  2. #2
    Video Home System User Avatar de Charles Lee Ra
    Fecha de ingreso
    17 dic, 09
    Mensajes
    1,391
    Agradecido
    6742 veces

    Predeterminado Re: Calderero, sastre, soldado, espía

    Bueno, pues sigue la cosa con el episodio 2 "Tarr tells his history". Solo puedo remarcar la soberbia interpretación de Guinness de nuevo: a lo largo del primer episodio, nos da la impresión de ser un hombre inteligente, hábil, pero también de poco carácter, débil incluso, ya anciano, en cualquier caso inofensivo, a kilómetros de lo que entendemos por un "agente secreto".
    Al final del primer episodio, cuando se dispone a escuchar la historia de Tarr, se calza sus gafas características: su rostro adquiere, de repente, unas connotaciones frías, brutales. Literalmente, vemos a otro hombre, al espía que todo el mundo dice que es.

    Continuamos con los mismos hombres (Smiley, Guillam, Lacon y Tarr) en la misma habitación donde los dejamos, con Tarr asegurando que "lo que ahora voy a contar, cambió mi vida. Ahora puede que cambie las suyas".



    Tras la intro, empezamos directamente en el flashback que ocupará gran parte de este segundo episodio: Ricki Tarr es enviado a un país extranjero para colaborar con los agentes de inteligencia locales en el seguimiento (y posible chantaje) de un ruso llamado Boris, que trabaja con un equipo de ingenieros civiles. Tras los días de trabajo. Boris consume sus noches en los clubes, dándole al licor y confraternizando con la gente: es por esto que se piensa que podría ser un eslabón débil, y por eso mandan a Tarr: para intentar hallar algo sucio en su vida y poder hacerle chantaje.

    Tarr, sin embargo, tras observarle deduce que no es un simple civil, sino un agente entrenado de Moscú: aquí tenemos una visión de cómo han cambiado las cosas tras la caída de control: bajo el "reinado" de Percy Alleline a los mandos del Circus, los "cazacabelleras" ya no tienen autoridad para tratar con agentes dobles o tratar de reclutarlos, sino que deben encomendarlo a la "London Station". Ricki, sin embargo, no estará satisfecho, por lo que decide echar una ojeada antes de dar por cerrado el tema.

    Al registrar su habitación de hotel, Ricki conoce a Irina, la esposa de Boris, y le cuenta una milonga sobre que él es el despechado marido de una amante de Boris: ella no solo no le cree, sino que le muestra que hay micrófonos en la habitación escuchando cuanto se diga, y queda después para reunirse con él en privado al día siguiente.

    En su reunión, Irina confiesa abiertamente que toda su vida es una tapadera, y que está desesperada por escapar de ella y huir en cuanto se presente la primera oportunidad: Ricki representará esa oportunidad. A pesar de su carácter (cínico, de vuelta de todo hasta el punto de resultar insolente y antipático) Tarr se irá enamorando de Irina y viceversa, adquiriendo así su relación un doble sentido, pues él necesita usarla para sacarle información sobre Boris, y ella quiere usarle como salvoconducto para escapar de la amorosa "madre patria" que la emplea como espía de manera indeseada.



    De nuevo se subraya que esto no es "007 contra el Dr. No": Ricki es solo un operativo sin el menor consentimiento para negociar, y las peticiones de Irina de que la lleve a Inglaterra son totalmente desoídas, no ya porque él quiera o no quiera sino porque tal cosa escapa a sus manos: no es hasta que Irina se "vende" como espía, revelándole que conoce uno de los secretos más grandes de su profesión: algo que solo admitirá revelar en Inglaterra, al director del "Circus".

    Tras sucesivos encuentros, Irina admite revelar parte de la historia: es aquí donde oiremos hablar por primera vez de Karla, un personaje que, como Lady Ann, tendrá un peso activo mínimo, pero una importancia enorme, motor de toda la serie: Karla es descrito por la espía como "el viejo más astuto de Moscú": Karla es un espía ruso, inteligente y hábil, y según Irina, su mayor conspiración tiene lugar en Londres, donde "los topos socavan poco a poco el imperialismo occidental".

    Irina habla a Ricki de Gregor Viktorov, conocido en Londres como respetable "agente cultural" llamado Polyavok, que es en realidad, el agente o "controlador" soviético de un topo británico que trabaja en el "Circus" pero cuyo nombre, ella no está a revelar más que a Percy Alleline, el director del "Circus". Ricki decide enviar un telegrama de máxima urgencia a la "London Station" explicando lo que sabe y solicitando una entrevista. Tras varios días, puede incluso que semanas de espera, llegará la respuesta decepcionante: simplemente, le piden más datos sobre la espía de la que proviene la información.

    Poco después, Irina desaparece sin dejar rastro, dejando en el cementerio donde solían reunirse, una libreta explicando lo poco que sabe: que el nombre en clave del topo es Gerald, el topo de Karla, en lo más alto del Circus, y que está protegido por enormes medidas de seguridad. En su carta, Irina pone en duda que vaya a seguir viva cuando Ricki lea sus palabras.



    Terminada la historia de Tarr, volvemos a la habitación donde este está narrando a sus oyentes: Ricki explicará que pocas horas después de su fallida última reunión con Irina, donde esta no apareció, un avión soviético se marchó en vuelo no programado, al parecer transportando a una mujer en coma con la cara vendada, y que desde ese momento, Boris e Irina desaparecen del país.

    Lacon pedirá a Smiley, extraoficialmente, que investigue el asunto y esclarezca los hechos como no se le permitió en su momento, tras la caída de Control: de cara al mundo, Alleline y la London Station hacen un gran trabajo, la inteligencia británica está produciendo resultados y todo el mundo está contento, por lo tanto, Smiley trabajará a todas luces contra la ley: poca gente para ayudar, poca información, cero recursos o contactos "dentro" del sistema...

    Es también ahora cuando se menciona, por primera vez, la red de espionaje "Brujería" que maneja la London Station, una red proporcionada por un contacto llamado en clave Merlín, y que, según Lacon, produce mejor material de espionaje para el "Circus" del que se ha visto jamás en las últimas décadas.

    Tenemos, otra vez, varias alusiones a relaciones personales entre personajes: es declarado verbalmente que Ann, la esposa de Smiley, tuvo un lío con su compañero de trabajo, Bill Haydon (que actualmente, ocupa su puesto en el "Circus") aunque esto, según el espía, terminó hace mucho. Y Lacon hará mención casi-casi explícita hacia la relación entre Haydon y Prideaux, "la sociedad Haydon-Prideaux" como se les conocía en el mundillo, y a su relación desde los tiempos de la universidad.

    Se prepara una habitación de hotel donde tendrá lugar la campaña con los pocos recursos disponibles; espías espiando a espías. Smiley contará con Mendel, otro de los fieles a Control que fue "purgado" con su caída, y se revisará la seguridad del hotel: otros clientes, llamadas, mensajes... también nos van adelantando que se necesitará ver documentación del "Circus" cosa que, puesto que se trabaja desde fuera, solo será posible adquirir corriendo ciertos riesgos...

    El episodio, como ya comenté, está casi enteramente ocupado por la historia de Tarr e Irina, la "contratación" de Smiley por Lacon para que "limpìe la casa", y los primeros preparativos de lo que se avecina. El peso del episodio, pues, cae sobre todo en la pareja y sus andares y venires: al igual que en el capítulo anterior, no dejaremos casi en ningún momento de escuchar nombres, relaciones veladas a hechos del pasado y a cosas que tendrán una importancia capital en los próximos capítulos, y que aquí pueden pasar fácilmente desapercibidos. Muchas coss estoy, literalmente, descubriéndolas, ¡aún en el tercer visionado!


  3. #3
    Video Home System User Avatar de Charles Lee Ra
    Fecha de ingreso
    17 dic, 09
    Mensajes
    1,391
    Agradecido
    6742 veces

    Predeterminado Re: Calderero, sastre, soldado, espía

    El episodio 3 "Smiley Tracks the mole" comienza mostrándonos a Peter Guillam intentando colarse en el "Circus": Smiley necesita echar un vistazo a los expedientes sobre Ricki Tarr para intentar averiguar quien dio el soplo sobre Irina desde dentro, y la única forma de conseguirlo es que Guillam entre "por la puerta de atrás" a echar un vistazo, con considerables riesgos para su persona. No olvidemos que Smiley y su troupe no son "espías británicos" aquí, sino contra-espías intentando limpiar una agencia de espionaje que se presume limpia: no cuentan con apoyos, nadie sabe lo que están haciendo, y sus acciones pueden ser vistas por otros como traición.

    Mientras tanto, George Smiley visitará a Connie, la antigua Directora de investigación del "Circus", mujer de prodigiosa memoria que fue "invitada" a retirarse por los mismos motivos que Control: vejez, pérdida de contacto con el "nuevo mundo del espionaje..." y, quizás, que ella tenía como sospechoso de ser espía ruso a Polyakov. En cualquier caso, no la creyeron, y tuvo que irse, no sin antes advertir que Polyakov era el controlador de un topo, cosa que, desde las altas esferas del "Circus" fue despachado como una fantasía.

    Guillam mientras tanto, consigue colarse en el Circus con un pretexto, y descubre que las páginas de los libros de anotaciones donde tendrían que figurar las comunicaciones de Tarr sobre Irina han sido limpiamente cortadas con una cuchilla (su incursión en el Circus es otro momento para darse cuenta del enorme desprecio con el que son tratados aquellos que cayeron junto con Control).



    Smiley quiere saber más cosas de la red de espionaje Brujería, cosa que Lacon le niega: todo es extremadamente secreto, y de hecho el nombre de la fuente que proporciona esa información solo está escrito en un documento que guarda en su caja fuerte un Ministro: Lacon le dice que se olvide de esas cosas, que lo suyo es encontrar al topo, pero Smiley empieza a imaginarse (y el espectador también, para que nos vamos a engañar) que ambas cosas tienen mucho que ver.

    Asistimos a otro flashback donde vemos como se gestó la red Brujería: a espaldas de Control (y con su oposición) Percy Alleline hizo, aparentemente, todo el trabajo, buscó la fuente, contactó e hizo tratos... y presenta la red a Control, quien se vuelve loco de rabia, pues sabe que lo que Percy quiere es su puesto. Es interesante porque aquí vamos conociendo un poco más a los cinco sospechosos de ser el topo Gerald, especialmente al propio Percy, quien se nos pinta como un tipo arrogante, pretencioso y sediento de poder: ha conseguido algo realmente especial, y está dispuesto a restregárselo a todo el mundo y a sacar provecho de ello.

    En una posterior reunión se declaran las medidas especiales para la red Brujería: se pone a disposición del Circus una sala secreta en el Ministerio de la Marina donde podrá consultarse el material, bajo estrechas medidas de seguridad y la tapadera de "Grupo de trabajo del Adriático". Son impagables los cortes que un Control totalmente flipado le va soltando a Percy mientras este hace su gran numerito o los toques de humor que va soltando un aburrido Bill Haydon. Aunque ni a Control ni a Smiley les gustaba el tema, y tenían muchas dudas, finalmente se crea la red Brujería.



    Seguimos con el flashback: en poco tiempo, Brujería se convierte en toda una industria y en el producto de inteligencia más importante que tiene el "Circus" en su haber, producto en el que Control es deliberadamente dejado a oscuras. Es ahora Percy quien trata con los "clientes". Control le pide a Smiley que se entrevista con sus colegas para intentar averiguar algo (y volvemos a escuchar la frase, "son tres y Alleline").

    A partir de aquí, asistimos a tres flashbacks, tres conversaciones de Smiley con sus tres colegas: el defraudado Toby Easterhease, que ve como otros promocionan en el Circus antes que él, el quemadísimo y materialista Roy Bland, que tan solo piensa en lo que se le debe por sus servicios y lo poco que se le paga, y el cínico y realista Bill Haydon, que anticipa en cierta forma, lo que luego ocurrirá, la caída de Control.

    Es ahora pues, en el tercer episodio, cuando conocemos algo más del carácter y el papel que juegan en el Circus cada uno de los sospechosos de ser el topo Gerald, incluyendo al presumido Alleline; hasta el momento habíamos visto sus caras, sabíamos sus nombres, y poco más.

    Al final del episodio, y ya de vuelta al presente, Smiley le dire a Guillam que necesita saber más de lo ocurrido en la operación "Testimonio", por lo que será necesaria otra incursión en el Circus...


+ Responder tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Powered by vBulletin® Version 4.2.1
Copyright © 2019 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
SEO by vBSEO
Image resizer by SevenSkins