Regístrate gratis¡Bienvenido a mundodvd! Regístrate ahora y accede a todos los contenidos de la web. El registro es totalmente gratuito y obtendrás muchas ventajas.
Blu-ray, DVD y cine en casa
Regístrate gratis!
Registro en mundodvd
+ Responder tema
Resultados 1 al 3 de 3

Tema: El problema de las series de adolescentes en su paso a la Universidad

  1. #1
    Senior Member Avatar de Synch
    Fecha de ingreso
    21 dic, 09
    Mensajes
    14,058
    Agradecido
    27514 veces

    Predeterminado El problema de las series de adolescentes en su paso a la Universidad

    He encontrado este artículo y no sabía en que hilo meterlo ya que trata sobre un problema que afecta a muchas series: el paso de la secundaria a la Universidad.

    Why Do High-School Shows Have So Much Trouble Graduating to College?
    janiji ha agradecido esto.
    Bottom line is, even if you see 'em coming, you're not ready
    for the big moments.No one asks for their life to change, not really. But it
    does.So what are we, helpless? Puppets? No. The big moments are
    gonna come. You can't help that. It's what you do afterwards that
    counts. That's when you find out who you are. You'll see what I mean.

    Whistler (Buffy The Vampire Slayer - 2x21 Becoming, Part One - Joss Whedon)

  2. #2
    Senior Member Avatar de Synch
    Fecha de ingreso
    21 dic, 09
    Mensajes
    14,058
    Agradecido
    27514 veces

    Predeterminado Re: El problema de las series de adolescentes en su paso a la Universidad

    Es algo común a tantas, y tantas series: estas suelen empezar en el segundo curso de la secundaria (el sophomore), intuyo que porque el primer año implica demasiada cercanía a una edad más infantil y por otro lado el segundo curso garantiza tres posibles temporadas. Así fue en 90210, en Buffy o en Veronica Mars, series citadas en el artículo aunque son muchas más. Otras como Degrassi creo que tocaban distintos cursos a la vez por lo que es otra historia. Hay más ejemplos, claro. Inclusive series que no se tomaban demasiado en serio Saved By The Bell cayeron en esa circunstancia: cuando la serie pasa de la High School a la Universidad surgen problemas de todo tipo a nivel de adaptación dramática, personajes, audiencia etc

    Por qué sucede esto? Lo primero es que si bien la Universidad estadounidense ha estado y está muy bien cubierta en la ficción, la High School es ora historia, toda una mitología que atrapa a adolescentes por su contemporaneidad y a adultos por el factor nostalgia. Le añadimos una suerte de momento único ya que es un tiempo concreto del tiempo de esos personajes, de la serie y hasta de los actores, tanto si son muy jóvenes como si no lo son tanto: al final no será creíble que acudan a la secundaria.

    Pero por encima de todo cuando una serie nace como un producto ambientado en secundaria toda su imaginería se basa en ello y el cambio a la Universidad supone, literalmente, reimaginar la serie. Una suerte de secuela aunque sea en temporadas consecutivas.

    También existe un factor de credibilidad: para poder seguir con los personajes estos deben acudir a la misma Universidad. Eso ya nos suena raro a nosotros pero en Estados Unidos es directamente fantasía: lo normal es, si se tercia, cambiar de estado. La vida adulta empieza, punto.

    Por último tenemos el problema con los personajes: estos deben adaptarse a la vida universitaria por lo que a veces se consigue, de forma involuntaria, que resulten menos atractivos (como personajes) que antes al enfrentarlos a situaciones más adultas. Se presentan nuevos personajes que no siempre triunfan. Y sin duda es difícil replicar la magia de la secundaria.

    Centrándome en los ejemplos citados, en orden cronológico:

    Saved By The Bell es un caso extraño. La serie forma parte de un conjunto de series que abarcan una precuela involuntaria basada en la primaria, Good Morning, Miss Bliss (1988-1989), de Disney Channel, de la cual nació la Saved By The Bell que conocimos y que como serie duró cuatro temporadas, todas ellas en la secundaria (1989-1993).

    Su paso a la Universidad se concretó en una nueva serie, dentro de la franquicia: Saved By The Bell: The College Years (1993-1994). Hace mucho que no veo nada de ella pero en su momento vi bastantes episodios (o todos, no sé) y estaba, claramente, por debajo de su antecesora. Hubo marcha de los personajes de Lisa y Jessie pero en esencia era una serie nueva, con nuevo título y estilo. Por un lado mantenía un evidente tono cómico pero desaparecía el humor slapstick y la irrealidad que destacaba en la anterior en favor de un tono más realista y contemporáneo, en evidente influencia de 90210.

    El resultado fue nefasto: la serie duró una sola temporada, los nuevos personajes no cuajaron, los antiguos perdieron su punto y el nuevo tono no casaba con lo que hizo de Saved By The Bell algo distinto.




    90210 empezó con los personajes en secundaria en la temporada 1990-1991, por lo que para la 1992-1993 estaban ya en el último año (solventando de paso un caso raro de cambio de curso, hacia adelante, de David Silver, siendo un año menor.. Ignoro si es posible hacer eso ahí).

    Por entonces 90210 vivía su momento de mayor popularidad. Cuando empezó obtuvo mucha atención de inmediato pero fue la táctica del verano de 1991 el detonante: mientras el resto de series descansaban, 90210 empezó su segunda temporada con episodios especiales de verano, mostrando a los personajes en dicha etapa. Ahí fue cuando 90210 se convirtió en un fenómeno y de hecho repitieron la táctica en 1992.

    Es más, el primer año de Universidad, la 1993-1994, fue el pico de mayor audiencia de la serie tras años escalando en números. Tras esa misma temporada, no obstante, empezó a retroceder (aunque siempre con buenos números).

    En 90210 tenemos tal vez el ejemplo más claro. No porque sus años de secundaria fueran ejemplares sino porque la serie era, como Saved By The Bell, totalmente orientada a la High School y la vida entorno a la misma. Pese a sus 10 temporadas, lo más recordado es siempre esos 3 primeros años. El paso a la Universidad trajo consigo todos los problemas citados pero exagerando uno de ellos: todo el casting iba a la misma Universidad. De hecho eso era involuntariamente divertido. Incluso Andrea Zuckerman, admitida en Yale, iba directa a la misma Universidad.

    No obstante hay que admitir que los guionistas y/o productores supieron dar con un primer año digno -por lo que recuerdo- adaptando bien la personalidad de cada personaje a la vida universitaria (Steve empezó mal, Brenda se sentía algo más comprendida, Brandon obviamente prolongaba su éxito académico y sexual etc) especialmente anclando las futuras versiones adultas de esos personajes. Pero parte de la esencia había quedado atrás y la serie no tardó en bajar en todos los niveles.



    Buffy The Vampire Slayer podría ser un rápido ejemplo si tan solo recordamos en que temporada entran en la Universidad: la cuarta, posiblemente de las más divisivas para los fans, sin llegar a los niveles de la sexta (y tal vez séptima).

    Pero es un caso distinto, no sólo porque es una serie bastante superior a las citadas, sino porque la vida en la secundaria era sólo una parte de la serie. Esta se configuraba como una mezcla de terror, comedia, drama, fantasía... Y efectivamente con personajes adolescentes que empezaban la serie en el segundo curso y con tres temporadas completas en secundaria.

    No obstante ese bajón fue inevitable: pese a la mezcla, Buffy se considera una de las mejores series de High School de la historia, pese a que las clases, profesores y pormenores de la secundaria no tienen una presencia clave. Sí la tienen los pasadizos, la biblioteca y las instalaciones como centro de muchas de las batallas y misterios de la Scooby Gang en su lucha contra el mal. Tal vez sea por ello: era la secundaria, en toda su cruda pero excitante realidad, metaforizada en esos monstruos, situaciones imposibles y una afectación en Buffy, Willow y Xander profundamente adolescente.

    Aún peor: el último año de secundaria, es decir, el tercero de la serie, fue el mejor hasta el momento y por goleada es la mejor considerada de toda la serie. El cambio a la Universidad se llevó por delante a dos personajes clave como Angel y Cordelia pero acertaron en no traer ninguno nuevo como personaje principal. Optaron por ascender a uno conocido: Spike. La consabida problemática llegaba sobre todo cuando Buffy -la serie- tocaba su lado más realista. Efectivamente la ficticia UCS no era tan excitante como el instituto de Sunnydale y la vida universitaria de los personajes palidecía en contraste con la vida adolescente anterior. La casuística de que todos acudieran a la misma Universidad se ve algo reducida a Willow y Oz, los más válidos como estudiantes, ya que en la práctica son sólo ellos tres (Buffy, Willow y Oz) quienes acuden a la misma Universidad. Además solucionan el tema de Willow cuando al final de la tercera temporada decide quedarse en Sunnydale para luchar contra el mal, ayudando a la gente y con ello descarta irse a otra Universidad/ciudad. Una vez más los guionistas mostraban consciencia de los absurdos de la TV y daban con una solución satisfactoria. Por otra parte Xander decide no estudiar más, Cordelia ya hemos dicho que se larga (a Los Ángeles y tampoco a estudiar) y el resto de los personajes o bien son (ex)demonios y vampiros (Anya Spike) o bien adultos (Giles).

    Sin embargo parte de los problemas de aquella temporada surgen del propio arco de la misma así como del Big Bad no tanto de la transición del instituto a la Universidad. Simplemente esta potencia dichos problemas en una temporada que, ojo, no tiene término medio: tiene algunos de los mejores episodios de la serie.



    Veronica Mars es otro caso especial. Esta no empezó en el segundo curso de secundaria sino en el tercero con los que la serie sólo tuvo 2 temporadas para ella. Y esta sí era profundamente enfocada a la vida en el instituto. Con un tono especial, noir, unos diálogos ingeniosos y un toque bastante irresistible, pero serie de secundaria a fin de cuentas ya que buena parte de la acción sucedía no sólo en ella sino con los demás estudiantes. Parte de las múltiples actividades de Veronica incluían resolver misterios surgidos entre los alumnos.

    El paso a la Universidad es un ejemplo de lo que tratamos: la coincidencia de todos los personajes yendo a la misma, la pérdida de la magia del instituto, nuevos personajes (no principales, sino recuerdo mal) que no cuajan... Al igual que con Buffy coincidió con una temporada inferior a las otras aunque se mantenía buena parte de lo que hacía de esta serie algo especial.

    Última edición por Synch; 22/12/2017 a las 13:01
    Bottom line is, even if you see 'em coming, you're not ready
    for the big moments.No one asks for their life to change, not really. But it
    does.So what are we, helpless? Puppets? No. The big moments are
    gonna come. You can't help that. It's what you do afterwards that
    counts. That's when you find out who you are. You'll see what I mean.

    Whistler (Buffy The Vampire Slayer - 2x21 Becoming, Part One - Joss Whedon)

  3. #3
    habitual
    Fecha de ingreso
    21 nov, 15
    Mensajes
    87
    Agradecido
    127 veces

    Predeterminado Re: El problema de las series de adolescentes en su paso a la Universidad

    Es que es súper complicado replicar con acierto y mimo la magia de esas edades y transmitirla en una serie... y más cuando ya se pasa a la universidad, que se enfrentan a problemas más serios y ahí es donde se pierde la chispa.

    La adolescencia es ese tramo donde, poco a poco, la inocencia va desapareciendo y ya uno va siendo consciente de uno mismo, de que no se vive en el mundo de la piruleta y que es hora de afrontar una serie de problemas, tanto con uno mismo como con la sociedad que le rodea. Que si los romances, que si la definición de gustos y los conflictos de ir formando tu propia identidad personal, que si los grupitos (pero ya de manera más consciente), una mayor conciencia de lo que rodea a uno... El momento donde deja uno de ser un niño/a a ser una hormona con patas... y conforme avanza los cursos, peor.

    El cambio de tono entre la Universidad y el instituto es tan «heavy»... es tan distinto todo... que es casi imposible que una misma serie salga con vida de eso, la verdad. Por eso yo pienso que una serie que se centre en la temática del instituto o una de dos:

    1) Sigue con un grupo de personajes fijos desde 1º/2º ESO y, si tiene suerte claro está, la acabas donde debe: antes de la universidad, donde ya esa magia ha desaparecido por completo [gradualmente se pierde con los años].

    2) Vas cambiando grácilmente de foco de protagonistas, dejando de lado a los que ya van creciendo hasta que desaparecen por completo.

    En fin... yo no veo otras alternativas salvo esas dos. Querer estirar el chicle e ir contando nuevas historias pero saliendo de la excusa inicial no es buena idea.

    El problema es también que se pueda considerar la serie como infantil por la edad de los actores. Vencer esos estereotipos ante el público es complicado también, ¿eh? La solución que se está tomando últimamente es poner a gente con más años de la cuenta y listo. Eso a mí me saca de mis casillas y yo, por lo menos, le pierdo la credibilidad y ni soy capaz de concentrarme (Siempre saludo a Peter Parker de 15 años con ese Tom Holland de 19 o más tacos... ) Una pena que se tengan que optar por ese tipo de soluciones: habla mucho de la poca capacidad creativa de los guionistas.

    Interesante reflexión la que traes, Synch
    Charles Lee Ra, Synch y janiji han agradecido esto.

+ Responder tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Powered by vBulletin® Version 4.2.1
Copyright © 2019 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
SEO by vBSEO
Image resizer by SevenSkins