Regístrate gratis¡Bienvenido a mundodvd! Regístrate ahora y accede a todos los contenidos de la web. El registro es totalmente gratuito y obtendrás muchas ventajas.
Blu-ray, DVD y cine en casa
Regístrate gratis!
Registro en mundodvd
+ Responder tema
Página 9 de 11 PrimerPrimer ... 7891011 ÚltimoÚltimo
Resultados 201 al 225 de 252

Tema: Jean Renoir: revisando sus películas

  1. #201
    Senior Member Avatar de cinefilototal
    Fecha de ingreso
    12 ago, 06
    Mensajes
    9,286
    Agradecido
    17109 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    ¡Qué pasada de palé, Alex!...
    tomaszapa, mad dog earle, Alcaudón y 2 usuarios han agradecido esto.

  2. #202
    Senior Member Avatar de tomaszapa
    Fecha de ingreso
    10 ene, 06
    Ubicación
    Torremolinos
    Mensajes
    22,407
    Agradecido
    84425 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    A Nacho Vidal le acaban de contar las dimensiones del paquete de Alex!!!



  3. #203
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Doy fe de lo que comenta Alex del Cex. Pero lo suyo es un mete-saca sin parar, de ahí supongo las dimensiones del paquete.
    tomaszapa, cinefilototal, Alcaudón y 2 usuarios han agradecido esto.

  4. #204
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    11,161
    Agradecido
    52662 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Por ahora no dispongo de ninguna copia, ni siquiera en SD , de TIRE-AU-FLANC. Espero que una vez más la haga sus efectos...

    Mientras tanto intentaré comentar SUR UN AIR DE CHARLESTON y LA PETITE MARCHANDE D'ALLUMETTES.

    Claro que antes tengo que ponerme al día en el rincón Bette Davis de la amiga hannaben que tengo un poco dejado de la mano de Dios con tanta revisión.

    Y luego Hammer.

    Y más tarde Lang.

    O lo que se tercie...

  5. #205
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    5,796
    Agradecido
    26511 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Cuando esté todo ordenado hago unas foticos de mi centralización. Pero me quedan un par de meses, ya que tengo que pasar unas 1000 fichas a la aplicación DVDpedia, todo lo que venía de Reus lo tenía que pasar a la aplicación, para saber lo que realmente tengo en Basel. Ahora mismo cojo cinco dvds al azar para "pasarlos a limpio", los suertudos de ser los primeros son:

    - Delicatessen
    - Prométeme (de Kusturica) no la he visto aún.
    - The Artist
    - Charada (me encantó)
    - la Batalla de Anzio (Dmytryk), la he visto pero de muy joven, apenas me acuerdo.

  6. #206
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Cita Iniciado por Alcaudón Ver mensaje
    Por ahora no dispongo de ninguna copia, ni siquiera en SD , de TIRE-AU-FLANC. Espero que una vez más la haga sus efectos...
    Venga, va, no empieces a... "escurrir el bulto".

    ¡Ah, y por cierto, en los créditos del film el título no lleva esos guiones entre las palabras.
    tomaszapa, cinefilototal, Alcaudón y 2 usuarios han agradecido esto.

  7. #207
    Senior Member Avatar de tomaszapa
    Fecha de ingreso
    10 ene, 06
    Ubicación
    Torremolinos
    Mensajes
    22,407
    Agradecido
    84425 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Cita Iniciado por Alcaudón Ver mensaje
    Por ahora no dispongo de ninguna copia, ni siquiera en SD , de TIRE-AU-FLANC. Espero que una vez más la haga sus efectos...

    Mientras tanto intentaré comentar SUR UN AIR DE CHARLESTON y LA PETITE MARCHANDE D'ALLUMETTES.

    Claro que antes tengo que ponerme al día en el rincón Bette Davis de la amiga hannaben que tengo un poco dejado de la mano de Dios con tanta revisión.

    Y luego Hammer.

    Y más tarde Lang.

    O lo que se tercie...
    Deja un momento especial para el amor. tú, que puedes!!

  8. #208
    Senior Member Avatar de tomaszapa
    Fecha de ingreso
    10 ene, 06
    Ubicación
    Torremolinos
    Mensajes
    22,407
    Agradecido
    84425 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Cita Iniciado por mad dog earle Ver mensaje
    Venga, va, no empieces a... "escurrir el bulto".

    ¡Ah, y por cierto, en los créditos del film el título no lleva esos guiones entre las palabras.
    Primero, paquete, ahora, bulto. Si Rocco Siffredi levantara.... lo que sea.

  9. #209
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    11,161
    Agradecido
    52662 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Pues parece que la magia no ha desaparecido completamente de este mundo tan afligido...

  10. #210
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    11,161
    Agradecido
    52662 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Efectivamente, la magia existe.

    Pero antes tengo que entregar la crónica del rincón (pre)Bette Davis (SO BIG! (1932), de Wellman), más tarde el siguiente coleccionable del foro Hammer (con/sin Fisher) seguramente (aunque no al 100 x 100) con LA GORGONA (1964), de... Fisher y finalmente ponerme con EL TESTAMENTO DEL DR. MABUSE (1933), de Lang.

    E incluso tal vez me tome un pequeño descanso puesto que tengo varias entregas ya medio terminadas de un nuevo foro que quiero abrir dedicado a la Republic Pictures Corporation porque lo llevo arrastrando ya desde hace varias semanas (meses, diría yo).

    Y me gustaría reactivar el foro Von Sternberg con las colaboraciones con Marlene Dietrich dado que las tengo todas en HD, entre lo editado por Divisa y lo editado por la británica PowerHouse.

    Pero lo primero mi escrupulosamente cronológica revisión de la gran Bette.

    Porque como alcalde vuestro que soy, os debo una explicación...

    Última edición por Alcaudón; 23/10/2021 a las 21:40

  11. #211
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    7. Le tournoi (1928)



    Un par de precisiones iniciales. Por un lado, sobre el título: tanto he visto citado este film con el título de Le tournoi dans la cité (por ejemplo, en imdb) como con el más simple de Le tournoi. Finalmente, me inclino por este último, que es el que aparece en la copia que he visionado, editada en DVD por Gaumont, y también en el cartel que enlazo.



    La otra precisión es sobre la duración del film. En la edición en DVD citada alcanza los 127 minutos, pero al parecer, por comentarios recogidos en imdb, hasta hace unos años solo se podía acceder a una versión muy abreviada y en muy mal estado.

    La película, nuevamente un encargo, como Tire au flanc, tiene un origen curioso. Hay que situarla en el marco de la celebración del bimilenario de la ciudad medieval de Carcassone, celebrado en el verano de 1928. Renoir filmó el film durante esa época y otoño del mismo año, aprovechando la recreación histórica de un torneo llevada a cabo delante de las espectaculares murallas medievales de la ciudad occitana. La película era una producción de la Société des Films Historiques, siendo precisamente esa recreación del torneo que da nombre al film su verdadera razón de ser. Se comenta que se escenificó en presencia del presidente de la República, Gaston Doumergue, con la participación del “Cadre Noir” (un cuerpo de jinetes de élite de la École Nationale d’Équitation de Saumur), conducido por el coronel Wemaere, que actuó como asesor técnico del film.

    A todo esto, ¿qué pintaba un director como Renoir en un proyecto tan oficialista, en principio tan alejado de sus intereses y del conjunto de su filmografía? Ciertamente, la Francia de 1565, que es cuando se desarrolla la trama del film, sorprende como tema para una película renoiriana. A las indudables motivaciones económicas (hasta el momento, no se podía decir que la obra de Renoir fuera garantía de beneficios económicos), se podría quizá añadir la libertad que le daba un film de estas características para introducir algunas de sus experimentaciones sin tener que preocuparse demasiado del argumento, muy definido ya a priori.

    ¿Cuál es el contexto histórico? Hasta una ciudad del sur francés se desplaza el rey, adolescente, Carlos IX, acompañado de la regenta, su madre, la poderosa reina Catalina de Medici (Blanche Bernis).



    En la ciudad donde se va a celebrar el torneo (que no se identifica como Carcassonne, sino con un nombre ficticio), se van a reproducir las tensiones, que han provocado durante años dolorosas luchas intestinas dentro del reino, entre católicos y protestantes. Catalina intenta mantener el equilibrio entre los dos bandos, por lo que se muestra disgustada con la celebración del torneo, que acepta un tanto a disgusto. Así, su primera medida al llegar a la ciudad es publicar un edicto en que se avisa que cualquier duelo será castigado con la pena de muerte.

    Pero todas las precauciones saltan por los aires por motivos amorosos. Una de sus damas de honor, Isabelle Ginori (Jackie Monnier),



    prometida en secreto de Henri de Rogier (el actor chileno Enrique Rivero), gentilhombre de los Guisa, familia que abandera a los católicos,



    despierta el interés de François de Baynes (el italiano Aldo Nadi, que en la vida real era maestro de esgrima, y al que solo veo acreditado en otro film: To Have and Have Not, de Hawks), hijo de la condesa de Baynes, considerada la “reina de los protestantes”.



    François es un crápula sin escrúpulos, que parece solo tener interés en satisfacer sus pasiones, rodeado permanentemente de una especie de harén compuesto de numerosas mujeres (en especial, su amante oficial, Lucrèce), con las que se divierte y celebra fiestas desenfrenadas.



    Pero la visión de Isabelle, que pierde accidentalmente la máscara que le cubre su rostro, como mandan las convenciones, le lleva a afirmar provocativamente que aquel mismo día la “hará suya”. El hermano de Isabelle (Manuel Raaby), presente, le reta a duelo. François, que es un gran espadachín, vence a Ginori, en una larga contienda. El cuerpo de Ginori queda, sin vida, oculto tras unas hierbas. Renoir filma el duelo de forma curiosa: desde lejos, a veces fuera de campo, escondidos los espadachines tras los muros fortificados, o finalmente en picado, cuando la lucha los lleva hasta lo alto de las murallas, haciendo un reiterado uso de la profundidad de campo, señal de identidad de su cine durante la década siguiente.

    François no tiene suficiente con ello, sino que pide a la reina que le conceda la mano de Isabelle, como compensación por la colaboración solicitada por la regente en su intento de apaciguar a ambas facciones religiosas. La reina cede, ante la desesperación de Henri y de la propia Isabelle. Esa noche François organiza una fiesta en su mansión. Despechado, Henri entra por la ventana del palacio y se bate en duelo a espada con el anfitrión. La llegada de la guardia de la reina evita males mayores, pero no hace más que aplazar el enfrentamiento hasta el día siguiente, donde tendrán que batirse en el torneo, quedando la decisión sobre quién es culpable al resultado del “juicio de Dios”.

    De vuelta a su mansión, la fiesta deriva en una orgía. En la larga secuencia en dos etapas de la fiesta de François, Renoir se entrega a fondo, no solo en unos espectaculares travellings sobre la larga mesa donde se celebra el banquete, sino también con una planificación a menudo arriesgada, extraña, que huye de lo convencional, algo que no se puede decir de la mayor parte del film. Así lo contó el propio director: "Una de las realizaciones técnicas que me produjo más satisfacción fue la toma de una comida en Le tournoi dans la cité [vemos que Renoir utiliza la denominación larga], en 1928. Se trataba de fotografiar a los convidados de un gran banquete sin proceder por una sucesión de primeros planos. No quería un travelín lateral, pues me habría presentado una serie de espaldas poco atractivas. Mandé construir una mesa de banquete larga y estrecha, unos veinte metros de larga por un metro de ancha, y un puente montado en cuatro ruedas de bicicleta. La cámara estaba fijada debajo y en medio del puente, y era impulsada hacia el centro de la mesa. El objetivo pasaba justo por encima de las cabezas de los actores. Los maquinistas, durante las tomas, ponían en lugar adecuado los accesorios demasiado altos que hubiesen resultado decapitados por la parte superior de ese puente rodante".

    Como es de esperar, el anfitrión intenta beneficiarse a la doncella, que conseguirá escapar de sus garras y buscar protección en los brazos de la condesa Baynes, la madre de François.

    A la mañana siguiente todo está a punto para la celebración del gran torneo. Aquí es cuando la película adopta un aire más oficialista, como si fuera un acto más de la conmemoración del bimilenario.



    Afortunadamente, la cosa se anima cuando el torneo desemboca en el combate entre François, “le Chevalier Noir”, representante de los hugonotes, y Henri, “le Chevalier Blanc”, de los católicos, de manera que lo que se dilucida sobre el campo de honor no solo es un duelo por razones galantes, sino también una reproducción a pequeña escala de las tensiones religiosas.

    François, mejor luchador que Henri, que además arrastra una herida de la lucha de la noche anterior, vence al católico. Pero justo en ese momento la guardia encuentra el cadáver de Ginori y, además, su amante, Lucrèce, despechada, lo denuncia. Así, un grupo de veinte jinetes intentará reducirlo, defendiéndose François ardorosamente con una maza. Renoir se sirve de una planificación basada en una combinación de planos generales y planos cortos, que dota a la secuencia de un dinamismo que se agradece. La superioridad numérica hace inevitable la derrota de Baynes, que expira en brazos de su madre, mientras que Henri recupera a Isabelle y a la maldita máscara se la lleva el viento.

    Y colorín colorado, este cuento se ha acabado… pero ¿comieron perdices? Pues probablemente no, al menos no todos, porque lo que queda fuera del marco temporal del film son los terribles acontecimientos de 1572, en particular la matanza de protestantes en París, durante la noche de San Bartolomé, algo que, de seguro, tenía bien presente cualquier espectador francés.

    Poco que añadir. Me parece un film fácil de olvidar, que si no fuera por ser el director quien es (lo que nos permite entretenernos a destacar cualquier detalle que nos haga pensar en su estilo) pasaría a engrosar el amplísimo desván de los films mudos olvidados, salvo quizá para interesados por la historia del siglo XVI en Francia. Eso sí, hay un espectacular despliegue en los apartados de vestuario y de ambientación (fue una producción costosa), aunque el mayor logro es llevar la filmación a la misma Carcassonne, ciudad de gran belleza.

    La próxima semana volveremos a ver una película de encargo de la Société dels Films Historiques, esta vez ambientada en Argelia, Le bled. Por mi parte, como en el caso de Le tournoi, es una película que vi hace unos 25 años, en un completísimo ciclo que la Filmoteca de Catalunya dedicó a Renoir, y de la que no recuerdo nada de nada.
    Última edición por mad dog earle; 29/10/2021 a las 16:15
    Casiusco, tomaszapa, cinefilototal y 3 usuarios han agradecido esto.

  12. #212
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    11,161
    Agradecido
    52662 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Dado que estoy en varios fregados a la vez voy un "pelín" retrasado pero espero veme esta noche la pelìcula anterior a la que acabas de comentar. Por ahora me saltaré los cortos para evitar perder comba en el foro.


  13. #213
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Tranquilo, a tu aire. Siempre puedes poner a trabajar alguno de esos "negros" que comentas en el hilo de la Hammer.
    tomaszapa, cinefilototal, Alcaudón y 2 usuarios han agradecido esto.

  14. #214
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    11,161
    Agradecido
    52662 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Ni siquiera usando los "negros" de los "negros" podría ponerme a día, que además ya toca la segunda entrega del doctor Mabuse en el rincón Lang.


  15. #215
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    8. Le bled (1929)



    De encargo a encargo. Tanto Le tournoi como Le bled son producciones de la Société des Films Historiques con motivo de sendas conmemoraciones. Si aquella era la del bimilenario de la ciudad de Carcassonne, motivo que dio como resultado un film un tanto marciano dentro de la obra de Renoir, aunque atractivo por algunos detalles, la conmemoración que se celebra en el caso de Le bled (título que remite a la palabra que, en el norte de África, hace referencia al campo, tierra adentro) resulta aún más sorprendente, sobre todo visto en perspectiva: el centenario de la conquista de Argel (1830) por parte de las tropas del ejército francés. Renoir, que se vincularía al Partido Comunista Francés en diferentes proyectos durante la década de los 30, entrega una apología de la colonización francesa, manu militari, del territorio argelino, con la excusa argumental de una historia de intrigas familiares y romanticismo primario, con un final digno de un film de Griffith o incluso de Rodolfo Valentino. Quizá por todo ello no cita el film en sus memorias: ¿mala conciencia? Desde luego, en esta época de revisionismo en que vivimos, un film como Le bled tiene muchos números de ser apedreado en la plaza pública, sobre todo en los países árabes.

    Con guion de Henry Dupuis-Mazuel y André Jaeger-Schmidt, que repiten después de Le tournoi, la película se sostiene sobre una frágil trama argumental. Pierre Hoffer (el apuesto chileno Enrique Rivero, que luce tipito) llega a Argel después de haber dilapidado una herencia. Calavera incorregible, hecho a los ambientes parisinos, se desplaza a la colonia francesa para intentar sablear a su tío, Christian (Alexandre Arquillière), un rudo agricultor que ha prosperado a base de esfuerzo. En boca de Christian el film pone el alegato procolonialista: esas tierras que ha cultivado él y sus antecesores con “el sudor de su frente” eran anteriormente terreno pantanoso. Solo gracias a los colonos, llegados bien protegidos detrás de las bayonetas del ejército francés, que desembarcó en 1830 en la zona donde tiene la propiedad, en Sidi Ferruch, se consiguió el “milagro”. Renoir recurre a un montaje curioso en que se visualizan las tropas francesas como si siguiesen a Christian en su conversación con Pierre, y detrás de los soldados un ejército de tractores, en la mejor tradición soviética.



    El tío acepta dar al sobrino 100.000 francos con una condición: que trabaje durante seis meses en la granja, que deje de ser un petimetre parisino (objeto de burlas del tío y de sus trabajadores) para convertirse en un digno colono francés.

    Pierre acepta, a lo que ayuda la presencia cercana de la joven Claudie (Jackie Monner, que, como Rivero, era la protagonista de Le tournoi), a quien ha conocido durante la travesía de Marsella a Argel.



    Claudie viene a hacerse cargo de la herencia de un tío fallecido, consistente en una villa próxima a la granja de Christian y una propiedad agrícola al sur del país. Pero la herencia ha dejado a sus primos, Manuel y Diane, resentidos y con deseos de venganza y de apropiarse de las tierras.

    Así, cuando el amigo argelino de Pierre, Zoubir, le propone que le acompañe en un viaje al sur, el joven le pide que invite también a Claudie y a sus primos, para hacer que coincidan su tío y la joven, y salvar la desconfianza de Christian con respecto a la sofisticada francesita. Durante el viaje se programa una cacería de gacelas, durante la cual los primos intentan deshacerse de Claudie. Manuel, que disimula dejar la cacería, espera a Claudie en una zona apartada para raptarla con el objetivo de forzarla a que se case con él (algo, por otra parte, bastante inverosímil) o, directamente, matarla y heredar así las propiedades. Pero durante la caza su hermana, Diane, sufre una caída del caballo. Agonizante, le confiesa a Pierre lo que han tramado, iniciándose una larga persecución entre el joven enamorado y el taimado primito, con el resulto esperable.

    Contada así, la película tiene un interés más bien reducido, esas tramas de intrigas familiares se habían contado ya muchas veces y mejor. Donde quizá el film despunta, aunque sin llegar a alcanzar niveles demasiado brillantes, es en la forma con que Renoir estructura la película. Por una parte, en su inicio recurre a un tono casi documental, lógico si la película había de ser un recordatorio para los franceses de las peculiaridades de su centenaria colonia norteafricana.

    Más tarde, juega con los cielos tormentosos para enmarcar el “surgimiento del amor” entre Pierre y Claudie, como un presagio de las futuras dificultades. Pero donde se concentra lo más atractivo del film es en su tercio final, en la cacería, para lo bueno y para lo malo. Entre lo malo destaca la crudeza de las imágenes de la caza de las gacelas, frágiles rumiantes que intentan abatir a tiros y con la ayuda de feroces perros. Como hemos comentado más de una vez, la sensibilidad sobre este tipo de secuencias ha ido cambiando con las décadas, de manera que a mí a día de hoy me resultan incómodas.

    Lo bueno consiste en un montaje frenético, que ya hemos visto en otros films anteriores de Renoir, con una cámara extremadamente móvil. Hay las persecuciones a caballo de las pobres gacelas; luego con coches, entre Pierre y Manuel, en unas secuencias de acción muy bien realizadas;



    finalmente, Pierre continúa la persecución a caballo de un Manuel que huye a lomos de dromedario (los méharis), con Claudie como carga. Para detenerlo, los perseguidores no dudan en lanzar unos halcones sobre el pobre dromedario, en otro momento que produce escalofríos.



    Como ya ocurría en Le tournoi, Renoir descompone las secuencias de acción con numerosos planos cortos en encuadres extraños, forzados, confiriendo a la secuencia momentos casi de abstracción visual. Una vez más, es el cómo lo que salva hasta cierto punto un film en que su contenido no pasa de discreto, incluso de discutible en su defensa del colonialismo.

    Acabo con dos referencias a la copia que he visionado. Se trata de un DVD editado por Gaumont, con rótulos en francés sin subtítulos (fáciles de seguir, a poco que se sepa algo de la lengua vecina), con una buena banda sonora al piano, compuesta especialmente para la película (nada de acordeón, querido Alex). Desgraciadamente, la calidad de la imagen es deficiente, de manera que poco se puede juzgar de sus méritos fotográficos, debido a la poca nitidez y el tono blanquecino y difuso de las imágenes.

    Con la próxima entrega, On purge bébé, un mediometraje, dejamos atrás la etapa silente de la obra de Renoir y llegamos a su primer film sonoro, en el que nos reencontraremos con el vodevil y con Michel Simon.
    Casiusco, tomaszapa, cinefilototal y 3 usuarios han agradecido esto.

  16. #216
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    5,796
    Agradecido
    26511 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas



    Voy a ir rápido con el comentario: "todo mal" und fertig. Voy a aclarar un poco más esto, pero no mucho más, ya que a falta de tiempo, y de ganas, ya que la peli no se lo merece. Para empezar he conseguido de por ahí un archivo no muy grande, y unos subtítulos que se pueden decir, bastante descompensados, creo recordar que los subtítulos van 25 segundos por delante, ni uno, ni dos ni tres, 25 !!!!!. A pesar de que el compañero Mad está en lo cierto, los intertítulos en francés son de fácil seguir, pero con una lengua por descubrir tengo suficiente.

    Después, la primera media parte del film, ah sido casi una tortura, ya sea por el estilo documental que comenta Mad o por lo que fuere, pero dicho estilo hace que empatices 0 con la historia del film, y lo peor de todo, 0 interés por los personajes. Y créeme si te digo, que he echado de menos al acordeonista, ya que el monoritmo que se imprime con el piano, ayuda al estupor, vuelve acordeonista!!!!!

    La parte de África si que tiene un mayor impacto visual, pero igualmente no es suficiente, quizá vengo escaldado del estupor, pero dicha segunda parte no lo arregla, no se muy bien que destacar, nada destacable la verdad, espero que se acabe la propaganda francesa en el cine de Renoir, o si hayla con más mala leche que buena. En resumen, si le pusiéramos nota, sería un....

    Casiusco, tomaszapa, mad dog earle y 2 usuarios han agradecido esto.

  17. #217
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Bueno, la parte de África es toda la película, porque empieza con la llegada de los protagonistas a Argel... y Argel es África. Pero entiendo que te refieres a la parte final, con la cacería de gaceles y el rapto de Claudie.En todo caso, a mí la música de piano no me ha molestado, más bien al contrario. Pero, en fin, estoy de acuerdo en que es un film fácilmente olvidable.

  18. #218
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    5,796
    Agradecido
    26511 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Sorry, sorry, me refería al safari party.

    La próxima espero y deseo que sea mejor, por lo menos algo mejor.

  19. #219
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Es una comedia, bastante escatológica por lo que recuerdo. En todo caso, nos acercamos al territorio de Tire au flanc y dejamos definitivamente atrás las recreaciones históricas y conmemorativas. Ahora bien, es un mediometraje que no está entre lo más lucido de Renoir. Después sí que llegaremos a una de sus grandes películas, La chienne, de la cual Fritz Lang hizo un remake, Perversidad (Scarlett Street).

  20. #220
    maestro Avatar de hannaben
    Fecha de ingreso
    25 ene, 15
    Mensajes
    1,691
    Agradecido
    8923 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas



    Renoir quiso hacer una película enteramente artesanal, en la que incluso el revelado y positivado fue hecho de forma casera,mientras que para rodarla se improvisaba un estudio en el desván del teatro Vieux-Colombier.

    Hay una deuda de Renoir..siempre amigo de experimentar y de correr riesgos, con Griffith al recordar "Las dos tormentas" (1920) o "La culpa ajena" (1919), e incluso el tratamiento del rostro de Catherine Hessling remite directamente a Lillian Gish.


    7.5/10
    Casiusco, tomaszapa, mad dog earle y 2 usuarios han agradecido esto.

  21. #221
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    9. On purge bébé (1931)



    Después de sus encargos conmemorativos, Renoir entra en el sonoro con una pequeña obra, de solo 46 minutos en la copia que he visionado, en la que se vuelca decididamente en el uso del sonido, que tuvo un arranque lento y problemático en el cine francés.

    Para ello se sirve de un vodevil de uno de los autores clásicos del género, Georges Feydeau (1862-1921), “On purge bébé”, obra en un acto estrenada en París en 1910. Así, con un esquema argumental muy codificado, como era el del vodevil, Renoir puede concentrarse en el sonido, no solo las voces, aunque tratándose de la adaptación de una obra teatral, estas tendrán un papel esencial.

    Quizá sorprenda hoy en día que todo el sentido del humor de la obra gire alrededor de elementos escatológicos al servicio de una desenfadada y procaz ridiculización de la burguesía. M. Follavoine (Jacques Louvigny) es un industrial dedicado a la fabricación de objetos de porcelana. Aspira a unos beneficios futuros derivados de la venta al ejército de 300.000 orinales, supuestamente irrompibles, para que cada soldado tenga uno para su uso personal. Para ello espera la llegada de M. Chouilloux (Michel Simon), el representante de la comisión del Ministerio de la Guerra que ha de aprobar el orinal.



    Follavoine ha invitado a Chouilloux, con su esposa y el primo de esta (su amante, lo que convierte al funcionario en un cornudo) a cenar. Pero el domicilio de los Follavoine vive el estallido de un conflicto doméstico: el hijo, Toto (al que se refieren a menudo como “bébé”) no va de vientre, por lo que su madre (Marguerite Pierry) insiste en que se ha de purgar.



    Toto se resiste y la madre, desesperada, intenta que el padre asuma la responsabilidad de obligar al hijo (para ello irrumpe en el despacho de su marido, transportando un cubo de agua sucia, lo que pone de los nervios a su cónyuge).

    En plena discusión conyugal, hace su aparición M. Chouilloux. Follavoine intenta dejar de lado el problema intestinal de su hijo para concentrarse en convencer al funcionario de las bondades del orinal. Pero fracasa en demostrar que el artefacto es irrompible: por dos veces lanza un orinal y este se rompe.



    La obra deriva en una mescolanza de diálogos entre todos los personajes sobre purgas, restreñimientos, curas en balnearios, etc., ante la mirada divertida de Toto que se muestra en todo momento insolente y recalcitrante ante la insistencia paterna de que se ha de purgar.



    En el transcurso de la conversación, Chouilloux pregunta al niño sobre su hipotética participación en una guerra, a lo cual el infante declara que no iría, que se marcharía a Suiza (no sé si esto está en la obra o lo añadió Renoir, pero teniendo en cuenta que la obra es de 1910, pocos años antes del estallido de la I Guerra Mundial, la respuesta tiene su miga).

    Toto plantea una condición para purgarse: que también lo haga Chouilloux, ante el escándalo de este. Incluso la madre insiste al invitado en que lo haga. En el calor de la discusión se le escapa a Madame Follavoine que a Chouilloux le pone los cuernos su mujer con el primo. El funcionario, sofocado, bebe sin darse cuenta el vaso con el purgante, por lo que ha de desaparecer de escena a toda prisa para refugiarse en el lavabo.

    Mientras, llegan Madame Chouilloux (Olga Valéry) y el primo (el famoso actor cómico Fernandel, en una de sus primeras apariciones en el cine).



    La velada fracasa estrepitosa y definitivamente con la discusión de los Chouilloux, de resultas de la cual el primo abofetea a Follavoine, el cual cae en el error de beber también la purga para recuperarse del disgusto creyendo que es un vaso de agua. Toto, finalmente, se ha librado de purgarse y, por el camino, ha conseguido que se arruine el negocio del padre y que el “honorable” matrimonio de un funcionario del Ministerio de la Guerra también naufrague.

    Renoir declaró en una ocasión: “creo en el diálogo, pero no es más que una parte del sonido”. Para ello intentó que en la película se reprodujeran los sonidos con la máxima autenticidad. El director expresó: “considero el doblaje, es decir, añadir el sonido después de filmar, una infamia”. Así, la película resulta fresca en los diálogos y en los sonidos añadidos (que incluyen la descarga de una cisterna del váter… 30 años antes de Psycho).

    On purge bébé fue, en definitiva, una obra rodado en pocos días (cuatro días de rodaje, precedidos de seis días de preparación del guion y seguidos de seis días de montaje), lo que supuso un coste muy bajo que se amortizó rápidamente. El éxito económico supuso una buena carta de presentación de Renoir para los productores de cara a su siguiente película, que preveía mucho más costosa.

    Vista hoy en día resulta una simpática muestra de los inicios del sonoro en el cine francés, un divertimento que Renoir aprovechó bien para jugar con la nueva técnica del sonido. Aunque las interpretaciones son algo teatrales (salvo quizá la de Simon), el director supo huir en la medida de lo posible del estaticismo del escenario, con una planificación variada que evita en lo posible la reiteración de los planos frontales. En definitiva, On purge bébé le serviría sin duda como banco de pruebas para su próxima película, capital dentro de su filmografía: La chienne. Pero eso será la próxima semana.
    Casiusco, tomaszapa, cinefilototal y 2 usuarios han agradecido esto.

  22. #222
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    5,796
    Agradecido
    26511 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas



    Tengo sensaciones encontradas con este minifilm, sensaciones que al final, temo que gana el diablo al ángel, y me explico pero no mucho, es innegable que el argumento es de esos que me gustan, argumento que no repetiré ya que el compañero ya la ha expuesto de manera perfecta, y evitaré un exceso de subrayado y repetición innecesaria, o lo que viene a ser lo mismo, me da pereza sinopsear. Pues eso la situación de partida del film es fascinante, estando al nivel de ver a Dracula (C.Lee) hacer sus necesidades en el lavabo antes de ir de cacería, claro es un deseo más que una realidad; pues en el minifilm de Renoir, dicho punto de partida que coquetea con el patetismo y lo absurdo, y poniéndolo en el marco de una alta burguesía, hace innegable mi interés por el film; a bote pronto y sin pensar mucho me viene a la cabeza el vendedor de porteros automáticos de Berlanga, que seguro, y mira que me he leído dos libros suyos pero no me acuerdo de ello, que visionó y disfruto de algún film de Renoir.

    Pero todo este afán argumentativo se topa con la puesta en escena, que sobretodo en su inicio la cámara está muy lejos de los personajes, y aunque huye de lo estático (como bien indica Mad), con planos variados pero siempre manteniendo cierta distancia, para mi demasiada, con los personajes, que hace sentirme lejos de ellos y no disfrutar con sus paridas e idas de olla. Esa falta, o por lo menos, pocos primeros planos, o planos muy cercanos,se contradice con el amor al primer plano que predica en el libro que estoy leyendo. Primeros planos que hemos disfrutado en sus primeros films, y que en su película anterior, Le Bled, es tan regulara y aburrida, que no me acuerdo si haberlos haylos.

    Y como efectos indirectos al film, decir que acabo de ver el film ahora, después de una dura jornada laboral, con muchas cagaleras de los viejitos, y que la copia del visionado, es un archivo como muy poco peso, diría que casi raquítico, le salva unos subtítulos en castellano incrustados y con un logo borroso de la 2, quizá fue un pase del show de Garci y sus chimeneas y copazos. Vaya lo que quiero decir, es que la imagen es de mala calidad.

    En resumen, no me esperaba ni más ni menos, no tenía expectativas en el film, las expectativas me las ha creado Renoir a lo largo del film, que el mismo me las iba quitando.

    Espectante estoy con el siguiente visionado, a la par, remakeada por Fritz Lang, que como estoy out del ciclo de Lang, estoy pensando en hacer una doble sesión con Perversidad, un título que echa pelotas fuera comparando con el de Renoir, algo más directo

    Casiusco, tomaszapa, mad dog earle y 2 usuarios han agradecido esto.

  23. #223
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    La copia de Filmax no es para echar cohetes, pero se deja ver. Renoir, a pesar de gustat del primer plano, también tendía a jugar con la profundidad de campo, por lo que ulitiza a menudo planos generales. Sospecho que el escaso recurso al primer plano tiene que ver con el uso del sonido. Recordemos que Renoir intentaba rodar con sonido directo, lo que probablemente dificultaba los primeros planos.

  24. #224
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    5,796
    Agradecido
    26511 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    La distancia está bien para lucir paisaje no? como en Nana, pero aquí, en el film a comentar hay poco que lucir, y dicha distancia, en mi opinión, le quita punch a unos diálogos, que sobre texto, son muy interesantes.

  25. #225
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    10,359
    Agradecido
    45951 veces

    Predeterminado Re: Jean Renoir: revisando sus películas

    Pero son diálogos cruzados entre dos, tres o más personajes, por lo que el primer plano obligaría a un montaje muy fraccionado, e intuyo que eso sería complicado si se pretendía filmar con sonido directo. Recordemos que estamos en los inicios del sonoro, y al parecer en Francia iban un poco retrasados técnicamente.

+ Responder tema
Página 9 de 11 PrimerPrimer ... 7891011 ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Powered by vBulletin® Version 4.2.1
Copyright © 2021 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
SEO by vBSEO
Image resizer by SevenSkins