Regístrate gratis¡Bienvenido a mundodvd! Regístrate ahora y accede a todos los contenidos de la web. El registro es totalmente gratuito y obtendrás muchas ventajas.
Blu-ray, DVD y cine en casa
Regístrate gratis!
Registro en mundodvd
+ Responder tema
Resultados 1 al 6 de 6

Tema: El hilo de las Series que no volvereis a ver…

  1. #1
    Video Home System User Avatar de Charles Lee Ra
    Fecha de ingreso
    17 dic, 09
    Mensajes
    1,405
    Agradecido
    6791 veces

    Predeterminado El hilo de las Series que no volvereis a ver…

    A raíz de los comentarios vertidos en el Post de Luz de luna (que pronto actualizaré) se me ha ocurrido abrir un hilo donde analizar algunas series de los 80 y ver que tal quedan hoy en día. El objeto es separar series que siguen siendo visibles en pleno siglo XXI de las que, siempre a título personal y subjetivo, no lo son

    Y empiezo yo.

    CORRUPCIÓN EN MIAMI


    Un poco de Historia: Una de las series más espectaculares y populares de la década de los ochenta fue Corrupción en Miami, serie que en cualquier otro marco geográfico y temporal habría sido imposible; la serie surgió de un momento muy determinado, los 80 en Norteamérica, un mundo donde el consumismo y el capitalismo salvaje alcanzaron grandiosas cotas de “vales el dinero que tienes” nunca vistas; donde valores como la solidaridad o la empatía estuvieron bajo mínimos y solo importaba tener más, un poco más, y mucho más; donde las drogas se convirtieron en una industria multimillonaria que afectaba desde a los ghettos raciales hasta a la alta sociedad. Una época cinematográficamente romántica pero que en la realidad, nos ha conducido al mundo en que vivimos hoy.

    El creador de la serie, Anthony Yarkovich, quería mezclar algo del estilo de los vídeos musicales MTV con una trama policiaca, y el resultado fue… Corrupción en Miami, producida por la NBC. Con Mann dirigiendo algunos episodios, la serie resultó bastante cara de rodar, algo imprescindible dado el aire lujoso de los ambientes high society de Miami que se le quería otorgar (1,3 millones de dólares, presupuesto de CADA episodio) y contó con varios elementos que la hicieron única, desde el vestuario “de moda” que costaba un ojo de la cara, a su banda sonora (luego lo mencionaré en detalle).

    La serie salió en antena en 1984 y no logró ser realmente reconocida hasta ya empezada la primera temporada, creando un fenómeno televisivo y social, con multitud de referencias que todo el mundo entendía, dando fama (unos más, otros menos) a sus artífices, y manteniéndose en la parrilla hasta 1990 (cinco temporadas de duración).


    Y, ¿Cuál es el cuento?
    : La serie comienza presentándonos al detective James “Sonny” Crockett de la Brigada Anti-Vicio de Miami (gran Don Jonson en el papel indiscutible de su vida) que pierde a un compañero y recibe a otro, venido de la Gran Manzana: Ricardo Tubbs (Phillip Michael Thomas) el cual parece muy empeñado en cazar a un multimillonario traficante de drogas que va a llegar a Miami, Emilio Calderón. La trama del piloto (de una duración doble a la normal de los futuros episodios, como una película) nos muestra a los dos policías entrando en contacto, cada uno con sus pequeños conflictos y secretos (los problemas familiares de Sonny, o el hecho de que Tubbs persiga al traficante por asesinar a su hermano, cosa que nadie más sabe). Se va construyendo, en este piloto, los cimientos de la serie, basados en la amistad, lealtad y química de la pareja de policías. Al final (como era previsible) el tal Calderon huirá… pero, como también resulta previsible, no será la última vez que veamos a ese tipejo en la serie.

    Evidentemente, hay que justificar que un par de polis de Anti-Vicio vivan a todo trapo, que vistan trajes a la última, conduzcan cochazos y tengan un elevadísimo tren de vida; son en realidad, policías infiltrados en el mundo de la droga (Sonny suele presentarse ante la escoria villanesca como Sonny Burnett) y por lo tanto deben pasar desapercibidos en los ambientes de Miami donde se mueven los peces gordos, para poder darles caza; han de asistir a fiestas y a locales donde no entra cualquiera, y gastar dinero en efectivo como si estuvieran acostumbrados a ello para no despertar sospechas.



    Los dos protagonistas van arropados por una buena ristra de secundarios del departamento de Anti-Vicio: sus dos compañeras femeninas, generalmente encargadas de casos de prostitución, Trudy Joplin y Gina Calabrese (a mi siempre me puso bruto esta última, porque me recordaba un poco a la ochentera Jami Gertz) los secundarios cómicos habituales, o “la extraña pareja” Stan Switek y Larry Zito; el jefe de la Brigada era, inicialmente, el teniente Lou Rodríguez (Gregory Sierra), pero duró poco, aunque su marcha fue para mejor: entró el inolvidable teniente Castillo (con James Edward Olmos dándole rostro y PRESENCIA) un jefe mucho más duro, formal, rígido a la hora de seguir los procedimientos, frío… pero en el fondo, leal y con una gran humanidad que no demostraba a menudo, pero que era indudable que poseía. Había algún otro secundario como Izzy, una especie de precedente al personaje de Joe Pesci en la saga Arma Letal (pero no tan cargante) un tipo un poco ridículo, siempre metido en mil actividades un tanto raras, pero con una inmensa red de contactos que usaba para ayudar a la policía. Curiosamente, el actor que interpreta a Izzy ya salía (y moría) en el episodio piloto, haciendo otro personaje completamente diferente.


    ¿Y que hacían estos policías? Pues perseguir mafiosos, capos de la droga, fugitivos peligrosos, proxenetas… pero no penséis que estos eran villanos como los de series al estilo “El equipo A”. Si Corrupción en Miami puede enorgullecerse de algo, es de evitar (no siempre, pero sí en su gran mayoría de episodios) al tópico villano sin más motivaciones que ganar dinero y ser cruel, porque si, porque ese es el papel. Muchas veces, los villanos actuaban movidos por intereses tan poco monetarios como la amistad, el sentido del deber para con la familia, el honor, el miedo, la falta de autoestima… la mayoría de las veces, había un vínculo personal directo entre los villanos, e incluso entre los villanos y sus perseguidores, Tubbs y Crochet. Aunque también había algunos que eran hijos de puta sin mayores motivaciones, como el citado Calderón.

    La serie también nos mostraba los avatares personales y sentimentales de sus personajes; Sonny abandonaría a su mujer y a su hjo pequeño ante la creencia de que estando con ellos, los ponía constantemente en peligro debido a la naturaleza de su trabajo, y tuvo luego no pocos rolletes en la serie; Tubbs no se quedó atrás, aunque no era tan prolífico, y llegó a ligotear (sin saberlo inicialmente) incluso con la hija de su peor enemigo. Pero mis episodios favoritos eran aquellos en los que los protagonistas se involucran, por una u otra razón, en el caso de la semana, adquiriendo este un matiz personal que a los guionistas se les daba realmente bien plasmar.

    Poco más puedo decir del ambiente de Miami de los 80 (que tan bien captó Brian De Palma para su grandiosa El precio del poder) donde se juntan macro-discotecas de lujo, pasta gansa, cocaína para ejecutivos de guante blanco… con callejones sucios donde los desheredados de la ciudad llevan ocultos sus trapicheros, un contraste, ciertamente, muy americano en los 80. Un mundo donde parece que si no tienes contacto no eres nadie, donde para unos lo importante es si los dejarán entrar en el último club de moda mientras, el el barrio de al lado, para otro lo importante es saber si lo matarán esta noche o no. Qué decir del estilo de vida de Crockett (quien, de crío, no quiso vivir así) como residencia fija, un barco en el puerto, una casa tan particular como su “compañero de piso”: el cocodrilo Elvis (mítico y carismático secundario!).



    Me suena su cara: Ciertamente, secundarios conocidos no faltaron en Corrupción en Miami, aquí una lista (sin perjuicio de que se me olviden algunos): Liam Nesson, Pam Grier, John leguizamo, Pepe Serna, Helena Bonham Carter, Dan Hedaya, Meg Foster, Xander Berkeley, Jeff Fahey, Brian Denehy, R. Lee Ermey, Miguel Ferrer, Jeroen Crabbe (me encanta este actor) Melanie Griffith (je je je) Bruce Willis, Dean Stockwell, Bill Paxton, Gerrith Graham, Vincent D’Onoffrio, Steve Buscemi, Wesley Snipes, Ben Stiller, Benicio del Toro, Lawrence Fishburne, James Remar, Karen Black, Terry O’Quinn… sin mencionar a cantantes que metían sus temas en la banda sonora y hacían apariciones esporádicas (desde Jan Hammer, compositor de temas instrumentales de la BSO a James House o Phil Collins). Un enorme reparto de secundarios… ¡y muchos ni siquiera eran conocidos cuando salieron en la serie!

    Voy a permitirme aquí hablar de la (impresionante) banda sonora, aunque con toda justicia merecería un apartado para ella sola, pero veamos… SOLO en el piloto aparecen dos de mis canciones favoritas de la década: In the air Tonight (de Phil Collins, canción infrautilizada en el cine y la televisión) que acompaña a uno de los momentos más emotivos del Piloto, y All Night Long de Lionel Richie (sin mencionar que hay una de los Rolling, o que está Girls Just wanna have fun de Cindy Lauper… ¡¡¡TODO ESTO EN EL PILOTO!!!).
    Y es que, la aparición de In the Air tonight en la serie hizo subir las ventas del disco como la espuma, y desde entonces, cantantes y grupos se dieron de hostias porque alguna canción suya fuera incluida en la serie, pues estaba demostrado que aparición de una canción en Corrupción en Miami… petada de vender discos. En el futuro hubo otros temas míticos asociados a la serie, como el You belong to the city de Glenn Frey, o Cry… esta última, interviene en uno de los finales más recordados de la serie.

    ¿Volvería a verla?: Rotundamente SÍ; de hecho desde hace unos años la estoy revisando (una temporada cada verano, este año toca la cuarta) ya que no las veo desde los tiempos televisivos. Una serie entretenida, con un ritmo frenético que sabe parar en seco para mostrar los horrores y la injusticia de un mundo tan desequilibrado en contrastes como el nuestro; unos protagonistas con una gran química que nos hacían desear cada día que llegase la hora de ponerse frente a la tele a ver a Sonny y Ricardo repartir leña y meterse en fregaos varios; el estilo de producción lujoso, la ENORME banda sonora, los secundarios… un SÍ de manual. Es muy poco rutinaria aunque no recomiendo ver más de dos o tres episodios a la semana, por no saturar. Pero totalmente recuperable, disfrutable y reivindicable.

    Episodios a destacar: muchos… y más que se me olvidan. Desde el piloto (El guardián de mi hermano) a, en general, todos los episodios dobles, que solían ser de alguna forma, “mitológicos” (volvían viejos enemigos, o la Brigada se veía metida en problemas más gordos donde sucedían cosas que marcaban el futuro de la serie) como “El hijo pródigo”, o “Cuenta atrás”. Aparte, destacaría algunos episodios sueltos, sobre todo de la tercera temporada, que es la que tengo más reciente…

    -Cuando lloran los ojos irlandeses: Gina se infiltra, como irlandesa de nacimiento que es, en una especie de grupo que defiende los derechos de independencia de Irlanda; con Liam Nesson como el carismático líder del grupo, ante la sospecha de que el grupo sea en realidad una célula terrorista que ha comprado recientemente varias armas.
    -El viejo: Un gran episodio en el que Crockett, bajo su identidad falsa, está haciendo tratos con unos traficantes y ahuyenta a un anciano que aparece en el lugar de los hechos; este resultará ser un antiguo Ranger de Texas que, creyendo que Sonny es un matón y un traficante, decidirá buscar justicia a la antigua usanza. Con un final muy emotivo.
    -El deber y la dignidad: El teniente Castillo tendrá que retroceder en su memoria a los tiempos en que era soldado en Vietnam; allí presenció los asesinatos brutales (jamás resueltos) de cuatro prostitutas. Ahora, se ha cometido un asesinato idéntico en Miami y el teniente cree estar tras la pista de aquel asesino, tomándose el asunto como algo personal.
    -El avión de la tarde: Un remake de “Solo ante el peligro” con Tubbs engañado para ir a una isla tropical por su enemigo mortal, Calderón, y una vez allí, sin poder salir, y con la población de la isla pasando de él, tiene que esperar a la llegada del barco donde llegarán mafioso y sus hombres y enfrentarse a ellos completamente solo…
    -Los vikingos motorizados del Infierno: Gran episodio sobre la lealtad que mueve a los componentes de una banda de motoristas, y que les lleva a intentar destruir a los responsables de la muerte de un compañero al tiempo que se toman como misión proteger a la hermana de este (una muchacha normal y corriente que nada tiene que ver con la banda). El jefe de la banda (un pseudo pirado que descubrió a Nietzsche en la cárcel) no se para ante nada, llevando un caos absoluto de asesinatos de inocentes a Miami en su búsqueda de venganza. Realmente emotivo aunque un poco pasado de rosca hacia el final.
    -Definitivamente Miami: Este es uno de mis favoritos, pertenece a la segunda temporada; otro de esos episodios míticos con un final recordado y espectacular, en el que la Brigada se ve envuelta en una investigación sobre extrañas desapariciones. Crockett conocerá, y se enamorará, de una joven rubia que podría estar envuelta en ello… este episodio popularizó otra de esas canciones que se asocian a la serie: Cry, de Goodley & Creme, la que os he puesto más arriba.
    -Una sombra en la oscuridad: Uno de los mejores episodios de la serie, en los que un tipo raro entra en casas ajenas de forma poco clara, casi sobrenatural. No mata a nadie, se dedica a hacer cosas raras por la casa sin despertar a los ocupantes; el detective que investiga el caso enloquece y se lo pasan a nuestros héroes. Crockett también estará a punto de enloquecer ante la imposibilidad de pillar al tipo, que es como un gato.

    Hay otros episodios que tengo más olvidados, pero que son realmente impactantes, como uno de la primera temporada en el que un poli parece estar compinchazo con la Mafia a la que la brigada investiga; durante todo el episodio el tipo parece un corrupto, pero al final se revela que es en realidad familia directa de uno de los mafiosos, y se siente dividido entre el deber para con la “familia” y el deber para el cuerpo de policía
    En la tercera temporada hay una trama que abarca varios episodios, en los que Crockett sale con una enfermera drogadicta (una jovencísima Helena Bonham Carter) y en los que se muestran los efectos devastadores de las drogas en la vida cotidiana, un punto de vista más cercano al problema del que los protagonistas suelen tener.

    El momento: Si hay que destacar una escena o momento representativo de la serie, evidentemente aquí habría que elegir los paseos de Sonny y Ricardo en su lancha rápida, otro momento referencial y reconocible de su época.

    En conclusión, una serie totalmente recomendable, nada aburrida o repetitiva, como sí lo serían otras policiacas de su época, y sobre todo, MUY ochentera.

    Para acabar, no me voy sin mencionar el TEMAZO que Jan Hammer dedicó al personaje de Sonny Crocket, un tema que nada tiene que envidiar a las canciones de la serie, muy sugestivo, evocativo de la época y nostálgico: UN TEMAZO, lo repito las veces que haga falta...

    Synch, Alex Fletcher, rauletito y 1 usuarios han agradecido esto.

  2. #2
    Senior Member Avatar de Synch
    Fecha de ingreso
    21 dic, 09
    Mensajes
    14,143
    Agradecido
    27632 veces

    Predeterminado Re: El hilo de las Series que no volvereis a ver…

    Presente otro incondicional de Miami Vice. Entre mis 10 series favoritas incluso tras estos últimos cinco años en los que me he empapado de series modernas. En 2015 y 2016 revisé la serie y solté algunos comentarios de cada episodio en el hilo de la serie (a partir del mensaje #48).

    Habiéndola visto en 4 décadas distintas y completa del todo en 3 ocasiones, ahora mismo la tengo bastante grabada a fuego. Si tengo que juzgarla en su totalidad creo que no debemos obviar sufrió de cambios en su liderazgo (de Michael Mann a Dick Wolf) que marcan el notable cambio entre las temporadas 1-2 y las 3-4-5. En ese segundo grupo tenemos la, por mayoría, peor temporada de la serie, un cuarto año errático, con episodio extraños, un regreso irregular a los orígenes (aunque mole un huevo a veces) y sólo salvado por aquel gran arco final con la amnesia de Crockett/Burnett. La quinta temporada es bastante mejor, distinta, una Miami Vice modernizada y más que notable en ocasiones, irregular de nuevo en otras, pero la mar de decente. Lástima que la serie, de nuevo, sufrió de carencias en su producción creativa: los últimos episodios fueron un cierto caos.

    Dicho esto, las temporadas 1-2 son la esencia inicial de la serie y le añadimos aquella gran tercera temporada, la única reinvención plenamente exitosa de la serie. Además llegó cuando tocaba.

    Nada que añadir a las virtudes que has comentado. Su éxito e imagen la convierten en una de aquellas series que es muy conocida por su nombre pero que quienes no la han visto, o si pero poco, o si pero no se acuerdan, la asocian con la parte estética y musical. Y realmente aquello era un espectáculo, desde las localizaciones, los coches, los montajes tipo video clip y sobre todo Jan Hammer, el alma sonora de la serie. Pero era mucho más.

    Aunque MV adolecía de todos los males de las series episódicas, al mismo tiempo se tomaba muy en serio a los narcos y criminales de cada episodio, tratando de darles una vida, un pasado y que todo ello se transmitiera al espectador. El narco tal podía vender 10 kilos de coca por la mañana y preocuparse por su hijo, el cual se le escapa de las manos debido a su rebeldía, por la tarde. También se insistía en los efectos de esos casos sobre los protagonistas.

    Y algo que siempre he notado pero más en la última revisión: el carisma de Don Johnson. Sin palabras. No me van las interpretaciones tipo intenso pero en este caso Johnson lo bordaba. Tanto que su personaje, un Aragorn, un tipo envidiable y sumamente atractivo (casi todo lo hace bien), cuela gracias a esa interpretación.

    Mis episodios favoritos son casi todos, o todos, de las temporadas 1 a 3. El doble piloto, Calderone's Return, Golden Triangle, The Home Invaders, Florence Italy, Free Verse, When Irish Eyes Are Cryin, Stone's War, Heroes of the revolution y el citado arco de Burnett en la 4a/5a.

    Y destaco especialmente Lombard, Evan (la escena de la gasolinera), Out Where Buses Don't Run (ese final con Dire Straits!) y Down the Count.

    De todos estos, los mejores momentos, los que hacen que me encanten, ni uno es de acción. Apenas nada policial. Son momentos emocionantes y sobre todo envolventes. Aquel punto que le daba la música de Jan Hammer, las localizaciones y sobre todo escenas muy logradas.
    Última edición por Synch; 15/08/2017 a las 09:32
    Charles Lee Ra y Abetos han agradecido esto.
    Bottom line is, even if you see 'em coming, you're not ready
    for the big moments.No one asks for their life to change, not really. But it
    does.So what are we, helpless? Puppets? No. The big moments are
    gonna come. You can't help that. It's what you do afterwards that
    counts. That's when you find out who you are. You'll see what I mean.

    Whistler (Buffy The Vampire Slayer - 2x21 Becoming, Part One - Joss Whedon)

  3. #3
    Video Home System User Avatar de Charles Lee Ra
    Fecha de ingreso
    17 dic, 09
    Mensajes
    1,405
    Agradecido
    6791 veces

    Predeterminado Re: El hilo de las Series que no volvereis a ver…

    Cita Iniciado por Synch Ver mensaje
    Presente otro incondicional de Miami Vice. Entre mis 10 series favoritas incluso tras estos últimos cinco años en los que me he empapado de series modernas. En 2015 y 2016 revisé la serie y solté algunos comentarios de cada episodio en el hilo de la serie (a partir del mensaje #48).

    Habiéndola visto en 4 décadas distintas y completa del todo en 3 ocasiones, ahora mismo la tengo bastante grabada a fuego. Si tengo que juzgarla en su totalidad creo que no debemos obviar sufrió de cambios en su liderazgo (de Michael Mann a Dick Wolf) que marcan el notable cambio entre las temporadas 1-2 y las 3-4-5. En ese segundo grupo tenemos la, por mayoría, peor temporada de la serie, un cuarto año errático, con episodio extraños, un regreso irregular a los orígenes (aunque mole un huevo a veces) y sólo salvado por aquel gran arco final con la amnesia de Crockett/Burnett. La quinta temporada es bastante mejor, distinta, una Miami Vice modernizada y más que notable en ocasiones, irregular de nuevo en otras, pero la mar de decente. Lástima que la serie, de nuevo, sufrió de carencias en su producción creativa: los últimos episodios fueron un cierto caos.

    Dicho esto, las temporadas 1-2 son la esencia inicial de la serie y le añadimos aquella gran tercera temporada, la única reinvención plenamente exitosa de la serie. Además llegó cuando tocaba.

    Nada que añadir a las virtudes que has comentado. Su éxito e imagen la convierten en una de aquellas series que es muy conocida por su nombre pero que quienes no la han visto, o si pero poco, o si pero no se acuerdan, la asocian con la parte estética y musical. Y realmente aquello era un espectáculo, desde las localizaciones, los coches, los montajes tipo video clip y sobre todo Jan Hammer, el alma sonora de la serie. Pero era mucho más.

    Aunque MV adolecía de todos los males de las series episódicas, al mismo tiempo se tomaba muy en serio a los narcos y criminales de cada episodio, tratando de darles una vida, un pasado y que todo ello se transmitiera al espectador. El narco tal podía vender 10 kilos de coca por la mañana y preocuparse por su hijo, el cual se le escapa de las manos debido a su rebeldía, por la tarde. También se insistía en los efectos de esos casos sobre los protagonistas.

    Y algo que siempre he notado pero más en la última revisión: el carisma de Don Johnson. Sin palabras. No me van las interpretaciones tipo intenso pero en este caso Johnson lo bordaba. Tanto que su personaje, un Aragorn, un tipo envidiable y sumamente atractivo (casi todo lo hace bien), cuela gracias a esa interpretación.

    Mis episodios favoritos son casi todos, o todos, de las temporadas 1 a 3. El doble piloto, Calderone's Return, Golden Triangle, The Home Invaders, Florence Italy, Free Verse, When Irish Eyes Are Cryin, Stone's War, Heroes of the revolution y el citado arco de Burnett en la 4a/5a.

    Y destaco especialmente Lombard, Evan (la escena de la gasolinera), Out Where Buses Don't Run (ese final con Dire Straits!) y Down the Count.

    De todos estos, los mejores momentos, los que hacen que me encanten, ni uno es de acción. Apenas nada policial. Son momentos emocionantes y sobre todo envolventes. Aquel punto que le daba la música de Jan Hammer, las localizaciones y sobre todo escenas muy logradas.
    ¡Grande, Synch! Luego me leeré tus críticas con muchas ganas.

    El caso es que yo llevo ya años revisándome la serie a ritmo de una temporada cada verano. Este año me toca la cuarta, y hoy he visto el tercer episodio, "La dama y la muerte". Muy interesante, y ha conseguido engancharme, sobre el mundo del porno, desde lo más alto (gente rica y con clase que admira y promociona a "artistas" que ganan premios, que son importantes en el mundillo) a lo más bajo (clubes de dudosa reputación, agencias de modelos que no son sino reclutadoras de chicas desesperadas para redes de prostitución).

    En este caso, un ex presidiario relacionado con el mundo del porno, que ha sido convicto varias veces, jura y perjura a la policía de que ha sido testigo de un asesinato real, durante una escena de asesinato en el rodaje de una película porno. El director no gustaba de las tomas porque no eran suficientemente reales, y mataron a una mujer de verdad.

    En principio nadie cree al tipo, pero el teniente Castillo, con su contención habitual, ordena que pregunten por ahí, por si acaso. Crockett es escéptico y se queja continuamente: para él no hay caso, todo son trucos publicitarios de gente rica que quiere ganar dinero, y la brigada está perdiendo su valioso tiempo.

    Sin embargo, comienzan a aparecer dobles, gemelas, mujeres parecidas, es el mundo del porno, mujeres dispuestas a hacer lo que sea por dinero siempre hay, mujeres parecidas entre sí, también. ¿Está la actriz realmente muerta y está siendo suplantada para tapar el crimen? ¿Está viva? Crockett se impresiona a ver los ojos de la mujer en los negativos, la intensidad de los mismos "son los ojos de una mujer muerta".

    Aparece la supuesta actriz. Y la conversación que tiene Crockett con ella le termina de convencer: ha habido un asesinato, y se lo va a tomar como cosa personal.


    -¿Como te sentiste al interpretar a una mujer a la que violan y matan?
    -Fue divertido. He hecho tantas... jejeje, cosas.


    Para Sonny es imposible que la mujer capaz de expresar lo que aquellos ojos expresaban, sea esta mujer tan banal, capaz de decir algo así.

    El episodio incide en otro tema muy en boga en su época, aunque el término no llega a pronunciarse: las películas snuff. Actos de violencia, tortura y asesinato reales, filmados y distribuidos en circuitos underground. En los 80 y 90 el tema estaba de moda y se virtieron ríos de tinta sobre esa posibilidad, psicólogos y sociólogos escribieron mucho sobre el tema y los medios le dieron mucho bombo, aunque creo que nunca se llegó a demostrar que tales cintas existieran. Hoy en día el "mito" está de capa caída, quizás porque, tal y como dijo David Cronenberg a raíz de una entrevista sobre Videodrome "si hoy quieres ver snuff, pones las noticias. Ahí lo tienes, todo el snuff que puedas soportar, legal y gratis".

    Por tener, tenemos incluso el típico paseo depre de Sony en su coche al son de un tema ochentero. Un recurso muy de los 80, y no solo en televisión. En muchas películas, de repente se detenía la acción para introducir una escena musical, que casi siempre tenía que ver con los sentimientos o recuerdos de algún protagonista. Así lo tenemos en Rocky IV, por ejemplo, o en una de mis escenas favoritas, la de "Contacto sangriento" donde, mientras el personaje de Jean Claude Van Damme rememora los hechos que le han llevado a donde está, ve (¿o cree ver?) a su enemigo en un tren que se cruza con el suyo.

    Synch ha agradecido esto.

  4. #4
    Video Home System User Avatar de Charles Lee Ra
    Fecha de ingreso
    17 dic, 09
    Mensajes
    1,405
    Agradecido
    6791 veces

    Predeterminado Re: El hilo de las Series que no volvereis a ver…

    Visto el 4x04, "Descongelación", el tono no podría ser más diferente al del episodio anterior. Estamos ante uno de esos capítulos de pura guasa, un cachondeo que salpican la serie para aliviar la tensión de episodios más serios; este trata sobre un excéntrico cantante rastafari que ha entregado su cuerpo a una empresa para su criogenización y conservación hasta que puedan reanimar a los muertos. El cadáver está custodiado por la brigada anti vicio, y se lleva a cabo una auténtica guerra en todos los frentes por la posesión de ese carámbano, entre la empresa de criogenia que asegura poder reanimarle en pocos meses, y la afligida ¿viuda? (que está dispuesta a matar por los 30 millones de herencia que le dejaría su marido si se le declara muerto).

  5. #5
    Video Home System User Avatar de Charles Lee Ra
    Fecha de ingreso
    17 dic, 09
    Mensajes
    1,405
    Agradecido
    6791 veces

    Predeterminado Re: El hilo de las Series que no volvereis a ver…

    El 4x05, Juego de niños, es de nuevo, una absoluta vuelta de tuerca respecto al tono del episodio anterior. Aquí, Crockett y Tubbs están instalados a oscuras en un sucio edificio de apartamentos de clase baja, observando la calle y esperando que se produzca ante sus ojos una transacción de drogas. En el apartamento de al lado, una riña doméstica va subiendo de tono y finalmente, Crockett irrumpe en el piso a tiempo de impedir que un hombre mate a su novia con un cuchillo. En el oscuro y sórdido piso, una mano aparece por una puerta, sujetando una pistola. El agente de anti-vicio dispara dos veces en esa dirección, solo para descubrir que el portador del arma era un niño.

    Los fans de la serie ya conocemos a Sonny y sabemos que su mayor hobby probablemente, sea mortificarse, castigarse a si mismo, y aquí tiene un buen motivo. Durante el episodio va cayendo en barrera y sin frenos, pues visita a su hijo (algo muy humano) solo para constatar que el niño apenas le reconoce como padre y que su ex-mujer no solo ha rehecho su vida con otro hombre, sino que pretende que este adopte legalmente a su hijo, con lo que Sonny perdería todos los derechos sobre él.

    Hay buenos momentos en el episodio, como la primera visita de Sonny al hospital donde el niño se debate entre la vida y la muerte, donde el médico que le atiende da a entender que no piensa esforzarse demasiado, que el caso para él no lo vale, que el que un niño negro y pobre muera no es en absoluto una tragedia. La serie reparte para todos, pues los miembros de la comunidad negra que rodean a los padres del chico ven lo que ha ocurrido como un estupendo negocio que explotar, un gran caso para sacar dinero en los medios de comunicación. También Tubbs tiene una posición al respecto, pues se pregunta porqué fue su compañero quien decidió entrar en el piso donde tenía lugar la pelea doméstica, y no él.

    El otro momento, quizás el MOMENTO, es la conversación entre Sonny y el teniente Castillo, ese hombre imperturbable, pero en el fondo muy sensible, gran padre de todos que es, en el fondo. Castillo llama a Sonny a su oficina para increparle por su caíde libre y sin frenos.
    Castillo escucha a Sonny. Le deja que se desahogue, entendiendo que el policía lo necesita. Oye con el ceño fruncido, aunque sin alterarse (como de costumbre), como Sonny se degrada y pierde los nervios. Y a continuación, siempre con calma, explica su punto de vista.

    -De acuerdo. La bala salió de su pistola. Era su pistola. Era usted el responsable. Usted apretó el gatillo. Pues bien... aprenda a vivir con esa responsabilidad. Le quedarán cicatrices. Le hará envejecer. Le quemará por dentro. Se lo puedo asegurar. Pero a usted le gusta el trabajo que hace. Hay gente que depende de usted. Y gente que le aprecia. Como yo, Sonny. No se pierda a usted mismo.


    El 4x06, Obra de Dios, trata de un sacerdote que tiene una especie de refugio para enfermos de SIDA, un lugar mal visto en el barrio.
    Ese sacerdote es hermano de un conocido mafioso, con el que apenas tiene relación, pues se rigen por códigos morales y estilos de vida muy distintos, y es además, amigo íntimo de Castillo. El regreso a Miami del hijo predilecto del mafioso y su constante presencia en la colonia de enfermos de SIDA levantará el avispero en torno a la familia, y el sacerdote será asesinado por alguien desconocido.

    El episodio trata temas espinosos y polémicos en aquella época, los 80, como la homosexualidad o el virus del SIDA, y consigue (como casi siempre) huir de los tópicos en cuanto a las figuras de los mafiosos y "villanos" en general, cuyas motivaciones están adheridas a una lógica interna implacable según su sistema de valores, su forma de pensar... eso sí, el episodio tiene algo en su contra (y no es la primera vez que me lo encuentro en esta serie) un cierto exceso de solemnidad.

    Si Chris Carter tiene un episodio favorito de Corrupción en Miami será sin duda el 4x07, Horas perdidas. En él, la brigada Anti-vicio se ve envuelta en un extraño caso: desapariciones temporales con desorientación, pérdida de memoria, cambios de temperamento, extrañas marcas en la nuca, luces que surgen del cielo y destrozan todos los aparatos eléctricos para luego desaparecer al instante, misteriosos hombres de negro investigando el caso... es casi un Expediente X, con Trudy siendo abducida cuando va a investigar un caso, y teniendo una serie de extrañas alucinaciones.

    El capítulo es toda una macedonia de géneros. Hay lugar para sentir inquietud, casi terror (el episodio vivido por Trudy) cachondeo (los "locos de los OVNIS") ni siquiera faltan varios diálogos entre Crockett y Tubbs donde el primero ejerce de escéptico que se ríe de todo el asunto, y el segundo, de creyente; diálogos que podrían estar extraídos de la serie que todos sabemos

  6. #6
    Senior Member Avatar de Synch
    Fecha de ingreso
    21 dic, 09
    Mensajes
    14,143
    Agradecido
    27632 veces

    Predeterminado Re: El hilo de las Series que no volvereis a ver…

    A mi esos primeros episodios de la cuarta me dejaron frío tanto en mi revisión de 2010 como en la de 2016
    Bottom line is, even if you see 'em coming, you're not ready
    for the big moments.No one asks for their life to change, not really. But it
    does.So what are we, helpless? Puppets? No. The big moments are
    gonna come. You can't help that. It's what you do afterwards that
    counts. That's when you find out who you are. You'll see what I mean.

    Whistler (Buffy The Vampire Slayer - 2x21 Becoming, Part One - Joss Whedon)

+ Responder tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Powered by vBulletin® Version 4.2.1
Copyright © 2019 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
SEO by vBSEO
Image resizer by SevenSkins