Regístrate gratis¡Bienvenido a mundodvd! Regístrate ahora y accede a todos los contenidos de la web. El registro es totalmente gratuito y obtendrás muchas ventajas.
Blu-ray, DVD y cine en casa
Regístrate gratis!
Registro en mundodvd
+ Responder tema
Página 7 de 13 PrimerPrimer ... 56789 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 151 al 175 de 302

Tema: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

  1. #151
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59031 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Es lo que yo pensaba, aunque no lo tengo muy claro...

    Por cierto, se me olvidó incluir el ranking dreyeriano...

    1. LA VIUDA DEL PASTOR

    2. MICHAEL

    3. EL AMO DE LA CASA

    4. LOS ESTIGMATIZADOS

    5. EL PRESIDENTE

    6. PÁGINAS DEL LIBRO DE SATÁN

    7. LA NOVIA DE GLOMDAL

    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  2. #152
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Más o menos, coincidimos (aunque creo que pondría Glomdalsbruden un poco más arriba ). Pero, ¡aún está lo mejor por llegar! A partir de La passion de Jeanne d'Arc, Dreyer encadena una serie de películas excepcionales (salvo el lapsus que suposo Dos personas).
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  3. #153
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    10. Vampyr (Vampyr, 1932)



    Si al comentar La passion de Jeanne d’Arc me referí a la labor de arqueología cinematográfica que precisa el visionado de muchos films mudos, aquí, en el primer film sonoro de Dreyer, es obligado formular la misma advertencia.

    Se rodaron tres versiones: en alemán (que es la que se ha conservado mejor y la que está disponible en formato doméstico: la he visto en DVD, en las ediciones de Criterion y de Versus), en francés (que, al parecer, también se ha conservado, aunque creo que no está editada; en todo caso, presenta una particularidad que luego comentaré) y en inglés (perdida). La diferencia entre las versiones corresponde a los planos en que los actores hablan ante cámara, para facilitar que la sincronización del sonido en el idioma correspondiente (no necesariamente con la voz del actor de turno) se adaptara al movimiento de los labios. En todo caso, la película se filmó en escenarios franceses (en Courtempierre y otras localizaciones próximas a París), muda, sin sonido directo, añadiéndose la banda sonora (la excelente música de Wolfgang Zeller; ruidos y voces) a posteriori, en Berlín.

    Las circunstancias que propiciaron el rodaje son complejas. Dreyer no consiguió tirar delante diversos proyectos, incluida una película de género criminal, lo que justifica que medien cuatro años entre el estreno de La passion de Jeanne d’Arc y Vampyr. Además, se añadió el problema que suponía pasar del cine mudo al sonoro, en una industria cinematográfica, como la francesa, en que la tecnología no estaba suficientemente desarrollada (algo que ya comentamos cuando revisamos a Renoir). Finalmente, de forma un tanto casual, Dreyer consiguió la financiación gracias a un noble de origen ruso, Nicolas de Gunzburg, con veleidades artísticas. La condición: protagonizar la película (se nota que no tenía demasiadas cualidades como actor, aunque visto el film en su conjunto eso casi podía ser una ventaja), para lo cual se sirvió de un pseudónimo que escondiera el nombre de la familia: Julian West.

    Resulta cuando menos sorprendente que el tema elegido por Dreyer fuera una aproximación al vampirismo. Aunque los vampiros ya acumulaban una cierta tradición dentro de la literatura, en el mundo del cine eran todavía escasísimos los films rodados sobre estos terroríficos personajes. De hecho, casi podríamos decir que solo había un precedente, el Nosferatu de Murnau (aunque me consta que había habido algún otro ejemplo), film que, además, había tenido graves problemas de distribución a causa de la denuncia de la viuda de Bram Stoker porque la producción de la obra maestra del alemán no había pagado derechos de autor. Cierto es que la traslación a los escenarios de la novela del irlandés ya había triunfado en Londres y Nueva York, y que en el mismo año en que Dreyer acababa la postproducción del film, 1931 (aunque no se estrenó hasta el año siguiente), la Universal presentaba el Dracula de Tod Browning, film que Dreyer no llegó a ver antes del rodaje, que se llevó a cabo en el verano de 1930.

    Así pues, con producción del propio Dreyer y del barón de Gunzburg, el tema elegido para el primer film sonoro del danés fue una aproximación muy sui generis al tema del vampirismo, tomando como base argumental (en colaboración con el también danés Christen Jul) algunos aspectos incluidos en la colección de relatos de otro irlandés, Sheridan Le Fanu, “In a Glass Darkly” (1872), en particular, sobre todo, en “Carmilla” (el protagonismo de una mujer vampiro, aunque de características muy distintas a la Marguerite Chopin de la obra de Dreyer) y “The Room in the Dragon Volant”, de la que toma el tema, ya tratado por Poe, del entierro prematuro. Mucho se ha escrito del porqué Dreyer se fijó en la obra de Sheridan Le Fanu, pero podría muy bien responder a una cuestión tremendamente prosaica: el hecho de que se trataba de una obra por la que no se habían de pagar derechos de autor, lo cual reducía el presupuesto del film y evitaba posibles problemas como los que persiguieron la película de Murnau.

    Lo que quizá es menos sorprendente (de hecho, no lo es en absoluto) es que Dreyer rodara un film en el que lo sobrenatural juega un papel esencial. Si nos fijamos en las películas que hemos visto hasta ahora, elementos sobrenaturales hay en varias de ellas, vinculados o no con la religión: las artes de brujería que pone en juego, al menos aparentemente, la viuda del pastor en Prästänkan; la remisión a la presencia del diablo a lo largo de la historia en Blade af Satans bog; los encantamientos de Der var engang; y la discusión sobre la elección divina o demoníaca de Jeanne d’Arc, acusada ella misma de bruja. Y seguirían después, con la brujería en Vredens Dag y la resurrección en Ordet. Es decir, a pesar de que la imagen habitual que se tiene de Dreyer es la de un director de cine humanista y cercano a lo religioso, no se puede dejar de lado que ese acercamiento a lo humano y lo divino se efectúa en muchas ocasiones por medio de caminos que van más allá de lo racional.

    Fuera el motivo que fuera el que llevó a Dreyer al vampirismo, lo que resulta evidente es que en Vampyr hay un intento, excepcional en los resultados aunque quizá algo caótico, de experimentación visual, que es, a fin de cuentas, lo que me parece más interesante del film (e intuyo que también lo era para Dreyer). Sobre el argumento se puede discutir el simbolismo de multitud de sus elementos, aunque si algo se hace evidente es la presencia de la muerte (el personaje con la guadaña, el barquero, las calaveras, la tumba de la vampira, los venenos),



    confrontada con la naturaleza: esos bellos exteriores campestres, cercanos al río, envueltos permanentemente en una fina neblina (que uno duda de hasta qué punto es un efecto óptico deseado, como testimonian algunos participantes en el rodaje, o un problema de la copia conservada; en todo caso, la fotografía fue responsabilidad de Rudolph Maté, que realiza un gran trabajo, no solo de iluminación y de construcción de los encuadres, sino, sobre todo, de movimientos de cámara).

    Es fácil detectar en Vampyr una adscripción, ni que sea tangencial, con el movimiento surrealista, tan en boga en aquellos años. Dreyer declaró en su día: ““Quería crear en la pantalla un sueño despierto y mostrar que lo espantoso no se encuentra en lo que nos rodea sino en nuestro propio subconsciente”. No estamos lejos de la primeras obras de Buñuel y Dalí, o de Cocteau. Incluso se puede interpretar todo lo que pasa en la película como una ensoñación del personaje de Allan Grey (West), aunque no todo el film corresponde a su visión subjetiva, hay secuencias en las que no participa. De hecho, antes de irse a la cama de la posada donde se va a alojar (escenario que solo veremos en el inicio del film), Grey acumula la visión de esos signos de la muerte que he apuntado anteriormente (la guadaña, el barquero, un cuadro que cuelga en la habitación donde aparece la muerte, en forma de esqueleto, la presencia de un extraño hombre en el piso de arriba). Luego, ya en la cama (¿dormido?),



    se va a despertar con la aparición de un anciano (Maurice Schutz, uno de los jueces de La passion de Jeanne d’Arc), que entra haciendo girar la llave de la puerta ¡desde el exterior!, el cual le advertirá sobre el peligro que corre una mujer (sabremos más tarde que se refiere a su hija Léone), dejándole un paquete que ha de abrir si muere.



    Con este inicio inquietante (si me permitís el anacronismo, lynchiano), la película se desliza directamente en el terreno de lo fantástico, de lo onírico, del nonsense. Todo lo que va a suceder con posterioridad elude la explicación racional: las sombras incorpóreas que van a llevar a Grey hasta la extraña morada donde vive el doctor (Jan Hieronimko, que guarda un curioso parecido con profesor Abronsius de la polanskiana Dance of the Vampires), acólito de la vampira,





    junto al soldado con la pata de palo, al que vemos desdoblado en sombra y cuerpo.



    Ese mismo soldado, en forma de sombra, va a matar al viejo del inicio, señor de la mansión de Courtempierre, y padre de Gisèle y la enferma Léone (víctima de la vampira).



    No sigo con la sinopsis, porque la línea argumental es una concatenación de situaciones extrañas e inquietantes, que si adquieren sentido es por medio de la imagen, no tanto de su explicitación racional (nuevamente, me remito al cine de Lynch). Hay momentos de una brillantez excepcional: cuando vemos a Marguerite (Henriette Gérard) junto al cuerpo casi sin vida de Léone;



    la mirada y la sonrisa que la muchacha dedica a su hermana (uno de los momentos más perturbadores de la historia del cine);



    el intento de que Léone se suicide con el veneno que le proporciona el doctor, procedente de la bruja vampiro; la persecución de Grey al doctor y su caída y su posterior desdoblamiento; la secuencia, casi independiente del resto del film, en que Grey se contempla a sí mismo dentro de un ataúd (y que a uno le hace pensar en el sueño del personaje de Victor Sjöström en Fresas salvajes);





    y, finalmente, la muerte de la vampira, con la estaca preceptiva, y de su Rendfield particular, ahogado bajo una lluvia de harina (que, puestos a buscar ecos en films posteriores, a mí me recuerda el final de uno de los policías corruptos que intentan matar a Harrison Ford en Witness, de Peter Weir).



    El segmento final del film merece un comentario adicional. La versión alemana de Vampyr, que es la que se ve habitualmente, sufrió una serie de cortes introducidos por la censura después de su estreno en Berlín. Precisamente, los cortes más notables (que se pueden ver como extras en la edición de Versus y en algún documental, ya que se conservaron en la versión francesa) corresponden al momento en que le clavan la estaca a Marguerite (por cierto, su sepulcro tiene la inscripción en francés) y a la muerte del doctor. En el primero, solo vemos en la versión alemana cómo le clava una larga estaca el criado (Albert Bras), personaje que va a jugar un papel activo en la resolución del film. En la versión original se añadían una serie de planos en que Grey ayudaba a hundir la estaca a golpes de martillo. En cuanto a la angustiosa y asfixiante muerte del doctor, la versión original incluía varios planos más, de manera que la sensación es mucho más agobiante, en ese montaje paralelo, tan habitual en Dreyer, en que se mezcla la visión del final del doctor, “ajusticiado” nuevamente por el criado, y la liberación de Gisèle (a la que habíamos visto atada a una cama, en un plano nuevamente muy inquietante)



    por parte de Grey y su regreso, atravesando el río, a la luz, a la salvación… ¿es aquí cuando se despertará Grey?



    El último plano del film nos muestra cómo las ruedas del mecanismo del molino se paran, otra imagen que parece remitirnos nuevamente a la muerte (¿o es una forma de marcar que la ensoñación ha finalizado?).



    Me dejo, por supuesto, muchas cosas en el tintero, pero destaco alguna más: por un lado, el papel que juega un libro sobre vampirismo, “Die seltsame Geschichte der Vampyre”, y que, como al Hutter de Nosferatu, va a servir a Grey y al criado (y al espectador) para entender qué es lo que está pasando y a identificar a la responsable y de qué forma eliminarla. La visión de las páginas del libro, así como algunos rótulos adicionales, le dan al film cierto tono de cine mudo, que contrasta con lo escasísimo de los diálogos.

    Otro detalle que retener, especialmente para los que en un futuro quizá no muy lejano se sientan interesados por una revisión de la obra de Rainer Werner Fassbinder, es que la actriz que encarna a la víctima, Léone, es la alemana Sybille Schmitz, cuya desgraciada vida inspiro un film del director alemán: Die Sehnsucht der Veronika Voss.

    A pesar de lo extraordinario de la propuesta estética de Dreyer (o quizá precisamente por ello), la película fue un fracaso comercial, que Dreyer pagó con una crisis nerviosa (tuvo que ingresar en un sanatorio durante un tiempo por depresión) y, a la larga, con su alejamiento de las pantallas. Tendrían que pasar 11 años antes de que volviera a estrenar un film, Vredens dag, que será nuestra próxima entrega.
    Alcaudón, Alex Fletcher, hannaben y 1 usuarios han agradecido esto.

  4. #154
    sabio Avatar de hannaben
    Fecha de ingreso
    25 ene, 15
    Mensajes
    2,444
    Agradecido
    12094 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Con tu permiso querido mad me salto las anteriores
    VAMPYR es obra magna,me apetece revisionarla,una de las pelis digna de estar en cualquier lista cinematografica que se precie.
    mad dog earle, Alcaudón y Alex Fletcher han agradecido esto.

  5. #155
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Ningún problema. Ciertamente, Vampyr apetece siempre revisarla. Sobre todo porque no se agota por muchos visionados que hagas. Yo no sé cuantas veces la he visto, muchas, pero cada vez es como si fuera la primera. Películas como Vampyr hay pocas en la historia del cine (aunque reconozco que no es la de Dreyer que prefiero).
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  6. #156
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,121
    Agradecido
    28111 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas



    "(...) aunque reconozco que no es la de Dreyer que prefiero". Pues la mía sí .....por ahora, siempre he dicho que el género me tira más en caso de empates. Como intro sólo decir que creo que es la primera vez que en tan poco espacio de tiempo, 3 días, veo un film dos veces, por ahora estoy en una etapa de mi vida que tengo mucho por ver con poco tiempo, de ahí que los revisionados son escasos. Pero han sido su temática, su duración (menos que la duración hammerstandard), porque estamos en su revisión, y sobretodo porque me ha encantado, son motivos suficientes para romper mi autístico proceder. Por lo tanto 100% a favor de la afirmación del amigo Mad, con que este film es de fácil revisionado y se da a ello.

    Nunca he hecho sinopsis (de más de 2 lineas), no soy idiota, y no lo voy a hacer ahora, con ésta inclasificable historia, como bien se dijo por aquí. Ya en su inicio, las entradas de Allan Gray en el film, y en concreto a la casa, me han parecido muy perturbadoras, sobretodo la escena del viejo -Freak- que sale del piso de arriba, obligando a Allan encerrarse en la habitación, todo ello adornado con, lo que es para mi lo mejor del film, el uso de la música y sus efectos sonoros, compactados excelentemente con el desarrollo de las escenas y por lo tanto dando lugar a un nivel narrativo de primera clase.



    Las referencias dichas en vuestro comentarios no las puedo apoyar o desapoyar, ya que desconozco una parte de la comparación, al poco momento de metraje, relaciono el film, quizá de manera mainstream porque es lo que es: Drácula de Bram Stoker, Jonathan Harker llega al castillo de Drácula--> Allan Gray llega a una casa más austera, pero llena de maldad también, el protagonista, como Harker, tiene una especie de encierro en ella donde es testigo de situaciones terroríficas difícilmente entendibles; hay un Van Helsing también, su entrada en Vampyr es sensacional y escalofriante: esos planos de la mano avanzando por la barandilla, para que unos segundos después le veamos la jeta, que instintivamente y sin abrir boca me hace relacionarlo con Van Helsing, ya por el aspecto de tirado como su ropa, en concreto ese gorro. Hay la Mina y la Lucy de turno -Gisele y Leone (según que versión se escoja). Algunas notas de partituras se parecen mucho a lo que hizo después Wojciech Kilar en la fantástica BSO del Drácula de Coppola (ahora mismo que escribo la reseña disfruto de su escuche). El contexto de Drácula estuvo muy presente en los años de Vampyr, como bien dice su director "el vampiro estaba de moda en aquellos días" (parece una frase oportunista inventada por mi para subrayar lo que digo, cuya entrecomillado le da esa licencia de veracidad subjetiva, simplemente porque lo digo yo). El Drácula de Browning está muy cercano también, y es el recurso de la lectura de pasajes del libro -literal- sobre el vampirismo, que ayuda a contextualizar dicha moda al espectador más despistado, el que reafirma que, si bien es cierto, Dreyer no es el nº1 en cuanto a originalidad, si que lo es en cuanto a las formas, no veo a un Dreyer haciendo algo parecido al lineal Drácula Browning y viceversa, por lo tanto se puede poner el título en grande de haber hecho un film diferente y diferencial, ya se por la corriente surrealista, o por la opinión de Dreyer: "quería simplemente hacer un film distinto a los otros; si lo prefiere, buscaba adentrarme en un terreno aún inédito para el cine, y creo haberlo logrado".

    Mi escena preferida es sin duda la de Leone, la que da la portada a la excelente edición de The Masters of Cinema de Eureka. Dicha escena, con esos primeros planos -eso sí aquí no hay tantos com en la anterior-, donde con tan poco minutaje, me han creado una sensación de pavor, digna de las mejores pelis modernas de poseídos, ese rostro, focalizando la vista hacia arriba con esa sonrisa endiablada -literal-, ese giro de cuello -no a lo exorcista-, simplemente me ha parecido de lo más terrorífico que he visto, mucho tiene que cambiar para no estar en la Mejor escena del ciclo, aunque Juana de Arco tiene las suyas también.



    En cuanto a Dreyer, me estoy viendo, como ya me avisaron los compañeros de aquí, que tiene un dominio de muchos registros y géneros cinematográficos, y quizá VAMPYR sea un bicho raro en su filmografía, supongo por acercamiento a un género improbable en él, pero vaya bicho raro que se cascó!!! Dreyer, en contra de mis prejuicios, usa multitudes de planos en el film, con ritmo ágil y dinámico, con movimientos de cámara rápidos, con un estilo expresionista alemán (espero que Vampyr esté en el libro recién comprado en Sitges sobre el expresionismo alemán) en cuanto a iluminación con el juego de sombras de manual, los elementos surrealistas que recuerdan a Dalí, viniendo aún de la herencia del cine mudo, ya que hay poco diálogo y mucho texto (no es para nada una crítica), también con momentos brillantes jugando con la subjetividad del punto de vista, como cuando Gray está en el féretro y es transportado a no me acuerdo donde. Este juega también con un montaje discontinuo, saltando o elipseando de un lado para otro, el cual da al espectador una sensación de -más- confusión.


    Y lo malo? Pues supongo que las ganas de experimentar en demasiado, tenía que haber que, para mi, no funcionase, simplemente es la calidad de imagen en los exteriores, que comparando con la calidad de imagen de los interiores, que es muy buena, no me cuadra que sólo en los exteriores estuviera el material dañado o defectuoso, por lo tanto, entiendo que Dreyer quiere dar un toque diferencial con sus escenas de exterior, dotándola de una fotografía con mucha nebulosa, que hacen que el visionado de dichos parajes, sea bastante molesto. No se que quería lograr Dreyer con esto, quizá Mad en algún libro haya encontrado algo.

    Por lo tanto, para mi, es una obra total de múltiples visionados. Hacía tiempo que no tenía esta sensación al acabar de ver un film, tuve la misma sensación por ejemplo al acabar de ver "Freaks" o "los ojos sin rostros", por ejemplo, que son pelis de cabecera para mi.

    mad dog earle, Alcaudón, hannaben y 1 usuarios han agradecido esto.

  7. #157
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Cita Iniciado por Alex Fletcher Ver mensaje

    Esta imagen, tan impresionante, no aparece en la película. Es uno de los misterios a desentrañar de Vampyr.

    Cita Iniciado por Alex Fletcher Ver mensaje
    Las referencias dichas en vuestro comentarios no las puedo apoyar o desapoyar, ya que desconozco una parte de la comparación, al poco momento de metraje, relaciono el film, quizá de manera mainstream porque es lo que es: Drácula de Bram Stoker, Jonathan Harker llega al castillo de Drácula--> Allan Gray llega a una casa más austera, pero llena de maldad también, el protagonista, como Harker, tiene una especie de encierro en ella donde es testigo de situaciones terroríficas difícilmente entendibles; hay un Van Helsing también, su entrada en Vampyr es sensacional y escalofriante: esos planos de la mano avanzando por la barandilla, para que unos segundos después le veamos la jeta, que instintivamente y sin abrir boca me hace relacionarlo con Van Helsing, ya por el aspecto de tirado como su ropa, en concreto ese gorro. Hay la Mina y la Lucy de turno -Gisele y Leone (según que versión se escoja).
    La diferencia, esencial, es que Van Helsing persigue a los vampiros, mientras que este personaje es un acólito de la bruja vampiro, es más bien un Rendfield o un Knock, aunque no parece enloquecido.

    Cita Iniciado por Alex Fletcher Ver mensaje
    El Drácula de Browning está muy cercano también,
    Pero Vampyr ya se había rodado el año anterior al estreno del Dracula de Browning.

    Cita Iniciado por Alex Fletcher Ver mensaje
    Y lo malo? Pues supongo que las ganas de experimentar en demasiado, tenía que haber que, para mi, no funcionase, simplemente es la calidad de imagen en los exteriores, que comparando con la calidad de imagen de los interiores, que es muy buena, no me cuadra que sólo en los exteriores estuviera el material dañado o defectuoso, por lo tanto, entiendo que Dreyer quiere dar un toque diferencial con sus escenas de exterior, dotándola de una fotografía con mucha nebulosa, que hacen que el visionado de dichos parajes, sea bastante molesto. No se que quería lograr Dreyer con esto, quizá Mad en algún libro haya encontrado algo.
    Ya lo comenté por encima. A mí me parece que esas escenas están algo desenfocadas, carecen de nitidez, pero es probable que sea el resultado de varíos factores: la copia que se ha conservado (los negativos están perdidos); el efecto constante de neblina, que según algún testimonio era real, correspondía al paisaje donde se rodó, a primera hora de la mañana; y puede que incluso por la voluntad expresa de que buena parte de la película tenga ese aspecto impreciso, que podemos asociar con el mundo de los sueños. No he encontrado ningún comentario más preciso, ni en mis lecturas ni en los numerosos extras de las ediciones en DVD de Criterion y Versus.

    Cita Iniciado por Alex Fletcher Ver mensaje
    Por lo tanto, para mi, es una obra total de múltiples visionados. Hacía tiempo que no tenía esta sensación al acabar de ver un film, tuve la misma sensación por ejemplo al acabar de ver "Freaks" o "los ojos sin rostros", por ejemplo, que son pelis de cabecera para mi.
    Trío de films extraordinarios que a mí también me producen sensaciones parecidas. De hecho, recuerdo un pase en la Filmoteca en que se emparejaba Freaks con un film de Cocteau del mismo año que Vampyr y que es uno de los ejemplos más habituales de cine surrealista: La sang d'un poète.

    Pues a ver qué te parece la siguiente, Dies irae (Vredens dag), mucho más convencional en las formas pero que a mí me gusta tanto o más que Vampyr (aunque tampoco es mi Dreyer preferido ).
    Alcaudón, Alex Fletcher, hannaben y 1 usuarios han agradecido esto.

  8. #158
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,121
    Agradecido
    28111 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Por cierto que poco recorrido tuvo Sybille Schmitz, hay ganas de verla más pero será difícil, tendría que buscar en las catacumbas de mercadillos alemanes.

    La escena de la foto que no aparece en el film creo que es la portada de la edición española en DVD verdad?

    He leído que la edición de Criterion tiene un documental sobre el film de lo más interesante. Porque no trafican entre ellas, se llevaran mal Criterion y Eureka?

    No comenté lo de las escenas eliminadas. Están las dos en la edición en BD de Eureka. Bueno la primera no me parece tampoco para tanto, eso si la segunda es de un sufrimiento constante, magnífica.
    mad dog earle, Alcaudón y hannaben han agradecido esto.

  9. #159
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Cita Iniciado por Alex Fletcher Ver mensaje
    La escena de la foto que no aparece en el film creo que es la portada de la edición española en DVD verdad?

    He leído que la edición de Criterion tiene un documental sobre el film de lo más interesante. Porque no trafican entre ellas, se llevaran mal Criterion y Eureka?
    Es la portada de la edición en DVD de Criterion y la de Versus, que creo que partió de la de Criterion. En la de Criterion hay dos documentales, uno de los cuales (el de Jorgen Roos) está incluido en la de Versus. Además la de Versus incluye un documental de Éric Rohmer dedicado a Dreyer, de la serie televisiva Cinéastes de notre temps.




    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  10. #160
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,121
    Agradecido
    28111 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Evidentemente la edición de Versus, está descatalogadísima. En Cex sólo cuesta 25€ y sin stock
    mad dog earle, Alcaudón y hannaben han agradecido esto.

  11. #161
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Una pena. Es una muy buena edición en dos discos.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  12. #162
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59031 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Luego me leo vuestros comentarios pero no deja de tener tranca que después de una película dedicada a una santa Dreyer hiciera otra en el que el demonio es el protagonista.

    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  13. #163
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Dejémoslo en una vieja vampira o en una bruja vampira. A fin de cuentas, a Jeanne d'Arc la quemaron por bruja, blasfema y endemoniada.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  14. #164
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59031 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Estoy dudando si ver esta noche:

    a) BATTLE CIRCUS (Bogie)

    b) LA GRAN MENTIRA (Davis)

    c) LA PASIÓN DE JUANA DE ARCO (Dreyer)

    d) FRANKENSTEIN AND THE MONSTER FROM HELL (Fisher)

    e) EL DESPRECIO (Godard) [¿He dicho alguna vez que me atrae más Goddard? ]

    o

    f) una película de zombis para "el otro rincón"...

    ¿Alguna sugerencia?

    Última edición por Alcaudón; 23/11/2022 a las 12:01
    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  15. #165
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Depende lo fresco y despierto que estés. La de Dreyer hay que verla en plenitud de facultades. La de Godard... es de Godard, o sea que también es preferible verla bien despierto. La de Bogie... es bastante prescindible e intrascendente. La de Goulding no la he visto. O sea que, según tu estado, me inclinaría por la de Fisher, o en su defecto esa de zombis (aunque haría falta saber de cuál hablas, porque hay algunas que dan miedo... por lo malas ).
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  16. #166
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,121
    Agradecido
    28111 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Y al final elegirás la aburridísima y sobrevalorada the Walking dead.
    mad dog earle, Alcaudón y hannaben han agradecido esto.

  17. #167
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59031 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Pues casi, casi, querido amigo. Y que conste que TWD me encanta.
    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  18. #168
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    11. Dies irae (Vredens dag, 1943)



    Como avancé al final de mi comentario sobre Vampyr, después del estreno del film Dreyer tuvo que ingresar, durante unos meses, en un sanatorio para recuperarse de una crisis nerviosa. En las siguientes años, las dificultades financieras para tirar adelante un nuevo proyecto, un viaje a Londres, donde contacta con la escuela de documentalistas británicos, sin resultados, y la fallida aventura de rodar un film en Somalia en 1934, le llevan a abandonar el mundo del cine durante el período 1936-1941, en el que volvió a su oficio de periodista, especializándose en la crónica judicial.

    Con Dinamarca ocupada por el ejército alemán, Dreyer recibe el encargo del Comité Cinematográfico Gubernamental de rodar un cortometraje sobre la ayuda estatal a las madres solteras (tema que le tocaba de cerca): Mødrehjælpen (que ya comentaré al final de la revisión, junto al resto de cortos).

    Recuperado para el cine, pero en un momento extremadamente complicado, Dreyer consigue filmar la adaptación de una obra de teatro del autor noruego Hans Wiers-Jenssen: “Anne Pedersdotter” (1908), basada en el caso real de Anne, la viuda de un pastor luterano, que fue quemada en Bergen acusada de brujería en 1590. Después de ser representada en los escenarios noruegos, la pieza llegó a teatros de todo el mundo, dando origen incluso a una ópera, “La fiamma” (1934), de Ottorino Respighi.

    Como comenté al hablar de Vampyr, a estas alturas ya no nos puede sorprender que Dreyer sintiera interés por un caso de brujería, puesto que el tema ha aparecido en varios de sus films anteriores. Nuevamente, la protagonista es una mujer que ha de luchar contra la intolerancia de una sociedad cerrada y prejuiciosa, en una lucha desigual entre el amor (o quizá el deseo) y la moral imperante, representada por la Iglesia. Dreyer, que elaboró el guion con la colaboración de Mogens Skot-Hansen y Poul Knudsen, llevó el caso a su terreno, avanzando la localización temporal hasta 1623, y situando la acción en Dinamarca, en un período en que se persiguió activamente a las brujas (recordemos el interés por el tema en Dinamarca, que ya había dado pie a la magnífica Häxan de Benjamin Christensen).

    Se dice que fue montada en doce días, y rodada en precarias condiciones, pero nadie lo diría viendo el resultado final, una portentosa narración de una belleza extraordinaria, mereciendo mi elogio todos los participantes en el film: desde la magistral puesta en escena de Dreyer a la fotografía de Karl Andersson, pasando por la imponente banda sonora de Poul Schierbeck, con el recurso al terrorífico himno latino “Dies Irae”, o el trabajo de vestuario (esos blancos combinados con el negro que luce Anne) y de diseño artístico. Y, por supuesto, un cuarteto de intérpretes en estado de gracia: la bellísima e inquietante Lisbeth Movin, como Anne, que nos transmite una imagen seductora y magnetizante, con un aire felino que nos puede recordar a la mejor Simone Simon;



    Preben Lerdoff Rye, como Martin, su hijo adoptivo y amante (al que volveremos a ver en Ordet en el papel de Johanness);



    Thorkild Roose, como el vetusto reverendo Absalon Pederssøn;



    y Sigrid Neiiendam, como Merete, la intolerante y dominante madre de Absalon.



    Sin olvidar, por supuesto, a Anna Svierkier como la bruja Herlofs Marte.



    El argumento es sencillo, pero está contado mediante el uso de brillantes recursos visuales. Así, después de la letra (en un pergamino) y las notas del “Dies Irae” (que Dreyer quería que sonaran atronadoras en las salas de cine, al máximo volumen posible), vemos como una mano firma un documento acusatorio contra Herlofs Marte. A continuación, la acción nos muestra a la supuesta bruja en su casa atendiendo una clienta, que ha ido a buscar hierbas medicinales, mientras se oye in crescendo, fuera de campo, cómo una multitud grita amenazante (inteligente manera de ahorrarse los extras necesarios). Mediante un apabullante plano secuencia vemos cómo Marte huye a través del corral.

    Marte buscará la protección de Anne, recordándole que su madre era una bruja y que si no fue condenada fue porque Absalon la protegió para poderse casar con ella, ya que la condena de la madre hubiera supuesto probablemente también la de la hija. Anne deja que se esconda en la buhardilla, pero pronto será cazada por los perseguidores (el miedo de Marte ante sus perseguidores en el desván, como una rata acorralada, me recordó un momento similar de la languiana M, cuando Peter Lorre es atrapado en un ambiente parecido).

    En paralelo a las torturas, juicio y, finalmente, ejecución en la hoguera de Marte (lanzada a las llamas atada en una escalera, una imagen terrorífica),





    que no consigue que Absalon la proteja a pesar de sus amenazas, asistimos a la llegada del hijo de Absalon, Martin, que es mayor que su madrastra, y a la rápida atracción que sienten el uno por el otro,



    mostrada por medio de las miradas y de los paseos que la pareja realiza por los alrededores, en una comunión que hermana naturaleza y deseo. Como en Glomdalsbruden, la relación se muestra dotada de una carnalidad que no deja dudas del amor que se profesan.

    Anne, que ha escuchado de forma inadvertida como Marte calificaba a su madre de bruja ante Absalon, empieza a dudar sobre si ella misma tendrá esos poderes mágicos. Una noche invoca a Martin, al que desea, y este aparece (uno de los momentos más bellos e inquietantes del film), besándose por primera vez y saliendo a dar un paseo nocturno durante el cual se tienden en la hierba (y ella le pide que la tome y que le haga feliz, algo que le ha pedido poco antes a Absalon sin obtener respuesta).



    Absalon, por su parte, vive en el remordimiento de haber condenado a Marte, cuando, en cambio, protegió a la madre de Anne por interés propio. A su vez, Merete, que nunca ha visto con buenos ojos a la joven esposa de su hijo (con el que mantiene un vínculo extremadamente protector y algo castrante que la convierte en una especie de madre hitchcockiana), empieza a sospechar de la relación entre su nuera y su nieto. Anne está más feliz que nunca, canturrea cancioncillas y trabaja en un pequeño tapiz donde se ve representado una mujer con un niño de la mano, quizá ese hijo que el viejo Absalon no ha podido darle, con lo cual no solo le niega el placer carnal sino también la posibilidad de ser madre.

    Dreyer vuelve una vez más a jugar con el montaje paralelo de dos secuencias que se interrelacionan fatalmente. Por un lado, Absalon ha de dar la extremaunción a su colega Laurentius, que ha dirigido las torturas contra Marte y que fue maldecido por esta. Por otro lado, Anne vuelve a poner a prueba sus presuntos poderes pensando en lo que sería de su vida con Martin si Absalon muriera. Este, en el camino de vuelta a casa, durante una noche de tormenta, sufre un vahído. Luego, ya en el hogar, su mala conciencia le hace disculparse ante Anne por no haber pensado en ella, no haberle pedido el consentimiento para el matrimonio (una vez más en el cine de Dreyer, se obvió la voluntad de la mujer, con un estatus inferior ante la decisión de los hombres y mucho más si estos son miembros de la Iglesia).

    Pero Anne no acepta la disculpa. Reconoce haber deseado la muerte de Absalon en muchas ocasiones y le confiesa, para herirlo en lo más profundo, su relación amorosa con Martin. Absalon no soporta la revelación y muere.



    Aunque Martin parece inicialmente dispuesto a negar que Anne pueda ser considerada una bruja, la acusación directa y contundente de Merete frente al féretro de Absalon, junto a su mala conciencia por haber engañado a su padre, le hace cambiar de idea.



    Se separa de Anne, la deja sola e indefensa ante la grave acusación, sin que nadie la apoye. Perdida la razón de vivir, la esperanza de iniciar una nueva vida con Martin, Anne confesará haber actuado por medio de sus poderes mágicos en la seducción de Martin y en la muerte de Absalon (¿porque realmente lo cree o simplemente como una forma de suicidio indirecto?).



    Su suerte está echada. La película no hace falta que nos muestra el juicio y la condena: sabemos que morirá quemada por bruja. Suena de nuevo el “Dies Irae”, y la película se cierra con una cruz latina que se convierte en una cruz sepulcral, como un símbolo de la muerte. Esta vez, a diferencia de lo que sucede en Vampyr (y después en Ordet) la muerte vence a la vida.

    Apoteósico final, de una belleza difícil de superar (aunque Dreyer la superaría en sus dos últimos films). Pero, como en ocasiones anteriores, la película fue mal recibida por la crítica. Algunos comentaristas dicen que por prudencia, porque se podía llegar a interpretar que ese clima de persecución de la brujería era comparable a la ocupación alemana, por lo que era preferible ahorrarse los elogios. Habiendo podido comprobar en mi infancia y juventud los procesos paranoicos que conlleva la censura, podría ser que algo de esto hubiera habido. En todo caso no sé cuáles serían los motivos, pero dieron muestra, una vez más, de una gran miopía, porque se trata de un film magnífico, cuidado en sus más mínimos detalles, y todo ello hecho en las peores condiciones.

    Tan malas eran esas condiciones, que Dreyer huye a Suecia a finales de 1943, donde rodará su siguiente film, Två människor.
    Alcaudón, Alex Fletcher, hannaben y 1 usuarios han agradecido esto.

  19. #169
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,121
    Agradecido
    28111 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    A esto se le llama mantener un ritmo endiablado de revisión, no hay tregua, si aún tengo en mente a Vampyr!!! , eso sí, el ritmo acordado.
    mad dog earle, Alcaudón y hannaben han agradecido esto.

  20. #170
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Cita Iniciado por Alex Fletcher Ver mensaje
    A esto se le llama mantener un ritmo endiablado de revisión, no hay tregua, si aún tengo en mente a Vampyr!!! , eso sí, el ritmo acordado.
    Por supuesto. Cuanto antes acabemos, antes podrás revisar Vampyr.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  21. #171
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59031 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Para que luego digan de uno...

    Por cierto, DIES IRAE fue la primera película que vi de Dreyer y creo recordar que en La Clave y además en V.O.S.E. y seguramente por ello es mi cinta favorita de su director.

    A ver si me centro un poco (o más bien me dejan centrarme un poco) y me veo de un tirón LA PASIÓN DE JUANA DE ARCO, VAMPYR y DIES IRAE.

    Ahí es nada...
    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  22. #172
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59031 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Por cierto, se me olvidó mencionar que el siglo pasado compré un libro de la colección El libro de bosillo de Alianza Editorial titulado "Juana de Arco. Dies irae" y en el que se incluyen los guiones de ambas películas.



    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  23. #173
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Cita Iniciado por Alcaudón Ver mensaje
    Por cierto, se me olvidó mencionar que el siglo pasado compré un libro de la colección El libro de bosillo de Alianza Editorial titulado "Juana de Arco. Dies irae" y en el que se incluyen los guiones de ambas películas.
    Interesante adquisición. Lo veo en bibliotecas. Miraré de conseguirlo en algún momento, aunque probablemente, al ritmo que va este hilo , quizá sea ya a toro pasado.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  24. #174
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59031 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Reconozco que no me lei el de JUANA DE ARCO pero sí el de DIES IRAE, seguramente porque el primero prácticamente carece de diálogos...

    ... algo lógico dado que es una película muda...

    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  25. #175
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51622 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Pero tiene intertítulos. Yo tengo el de Vampyr en inglés, cortesía de la edición de Criterion. El que sería especialmente interesante es el de Gertrud, porque tiene unos diálogos muy densos.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

+ Responder tema
Página 7 de 13 PrimerPrimer ... 56789 ... ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Powered by vBulletin® Version 4.2.1
Copyright © 2023 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
SEO by vBSEO
Image resizer by SevenSkins