Regístrate gratis¡Bienvenido a mundodvd! Regístrate ahora y accede a todos los contenidos de la web. El registro es totalmente gratuito y obtendrás muchas ventajas.
Blu-ray, DVD y cine en casa
Regístrate gratis!
Registro en mundodvd
+ Responder tema
Página 2 de 5 PrimerPrimer 1234 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 26 al 50 de 123

Tema: Jim Jarmusch: revisando sus películas

  1. #26
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Afino un poco más la referencia a Nicholas Ray, para quien Jarmusch incluye un agradecimiento en los créditos finales de Permanent Vacation, y en la cual además se le cita en forma de "homenaje" mediante el cartel de The Savage Innocents. Leo en el libro de Rodríguez y Tejeda, de Cátedra, que Jarmusch colaboró con Ray en su último año en la escuela de Nueva York donde cursaba sus estudios de cinematografía. Además, con posterioridad, fue ayudante de dirección en el documental Relámpago sobre el agua, dirigido por Ray y Win Wenders (en imdb aparece acreditado como "observer"). Ya que sale Wenders, resaltar que precisamente las películas que el director alemán hizo a finales de los 70 (Alicia en las ciudades, Falso movimiento, En el curso del tiempo o El amigo americano, donde aparecía Ray y que comenté hace unas semanas) forman parte del cine del momento que más influyó en Jarmusch. Wenders, con una carrera muy irregular y sumamente ecléctica, sería otro de esos directores claves de lo que podría llamarse en cierta manera cine independiente de los 70/80 (y que haría falta revisar un día de estos), especialmente antes de viajar a Estados Unidos y dirigir sus films más comerciales. Precisamente, Jarmusch participó en la banda sonora de El estado de las cosas, film del alemán de 1982, o sea, rodado entre Permanent Vacation y Stranger than Paradise. Una de las diferencias entre Wenders y Jarmusch, es que Wenders se muestra desde el principio como un director muy cinéfilo, con constantes referencias al cine (en especial al norteamericano), mientras que Jarmusch es mucho menos explícito en la referencialidad a la historia del cine.
    tomaszapa, Alex Fletcher y Jane Olsen han agradecido esto.

  2. #27
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Por cierto, aún no he visto el film de Ray, tengo una "mierdición", la puse y no tenía subtítulos, para verla necesitaba una lupa también, y encima en el film de Jarmusch una de las escenas que más me gustó, la "salada" trabajadora del cine vendiendo palomitas, la muy hija de....me spoileó el film de Ray!!! aunque no se si lo que dijo sucede en el fim.
    tomaszapa, mad dog earle y Jane Olsen han agradecido esto.

  3. #28
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Pues ahora mismo no recuerdo qué dice sobre la película, quizá porque ya la he visto muchas veces no le presté tanta atención. Supongo que lo que cuenta debe pasar en el film de Ray porque, si no, me hubiera sorprendido. En todo caso, hay que verlo, a mí me parece una película excelente. Eso sí, la copia que tengo en DVD, de Suevia, no es anamórfica y eso perjudica mucho su maravilloso scope.
    tomaszapa, Alex Fletcher y Jane Olsen han agradecido esto.

  4. #29
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Cita Iniciado por mad dog earle Ver mensaje
    Pues ahora mismo no recuerdo qué dice sobre la película, quizá porque ya la he visto muchas veces no le presté tanta atención. Supongo que lo que cuenta debe pasar en el film de Ray porque, si no, me hubiera sorprendido. En todo caso, hay que verlo, a mí me parece una película excelente. Eso sí, la copia que tengo en DVD, de Suevia, no es anamórfica y eso perjudica mucho su maravilloso scope.
    Creo que la mía también es la de suevia, pero adaptada a alguna colección de diario.
    tomaszapa, mad dog earle y Jane Olsen han agradecido esto.

  5. #30
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Extraños en el paraíso (Stranger Than Paradise) (1984)



    Como si de continuar las aventuras del Allie de Permanent Vacation se tratara, el siguiente proyecto de Jarmusch, Stranger Than Paradise, nos cuenta otro periplo pero en dirección contraria: ahora es una chica húngara, Eva (Eszter Balint, húngara ella misma), la que llega a Nueva York procedente de Budapest. Ya al final del film anterior, Allie se cruzaba en el puerto con un parisino (París era el destino de Allie) que acababa de llegar a Nueva York. Así se repite algo habitual en el cine de Jarmusch: sus personajes parece que no tienen un espacio propio, fijo, estable, parece que van permanentemente a la búsqueda de su lugar en el mundo.

    Jarmusch recurre de manera todavía más marcada a la estructura episódica que detectábamos en el film anterior. Stranger Than Paradise se divide en tres partes: “The New World”, donde se nos cuenta la llegada de Eva a Nueva York y su estancia durante unos días en el piso de su primo Bela, también originario de Hungria aunque ahora se llama Willie y solo habla en inglés (John Lurie, autor también de la banda sonora), antes de viajar a Cleveland donde vivirá con su tía Lotte; “One Year Later”, en que Willie y su amigo Eddie (Richard Edson) deciden ir a visitar a Eva en Cleveland; y “Paradise”, que nos muestra el viaje “turístico” de Willie, Eddie y Eva hasta Florida, en busca del buen tiempo (como aquellos míticos Dustin Hoffman y Jon Voight de Midnight Cowboy), algo que los llevará a decir una vez allí cuando se ponen sus gafas de sol que ahora sí son “auténticos turistas”. Esa estructura en tres partes se subdivide en 67 planos secuencia, separados entre sí por unos planos en negro sobre los cuales se superpone a menudo elementos de la banda sonora, música o sonidos diversos.

    Aquí abro un paréntesis para comentar algo sorprendente del libro de Rodríguez y Tejeda que he citado ya un par de veces. Sobre esta estructura en planos secuencias dicen los autores, y más de una vez, que “están divididos por fundidos en negro”… ¡Falso! En toda la película no hay ni un solo fundido en negro, sino que lo que los separa es simplemente un breve plano en negro, que no es lo mismo. Pero aún hay más: a continuación indican que en esos planos, en general estáticos o con pequeños movimientos de cámara para encuadrar a los personajes o seguir sus movimientos dentro del plano mediante ligeras panorámicas, nunca hay “un desplazamiento en travelling”… ¡Falso también! Uno se pregunta, ¿pero qué película han visto? Precisamente el plano número 4, que es uno de los más característicos del film, nos muestra mediante un travelling lateral (parecido a los de Nueva Orleans de Down by Law) a Eva caminado por unas calles de Nueva York un tanto destartaladas (recuerdan las de Permanent Vacation) al ritmo del “I put a spell on you” de Screamin’ Jay Hawkins… ¡Pero si es de esos planos que no se olvidan! Además, entiendo que también se pueden considerar travellings los planos rodados dentro del coche en movimiento, y de esos hay unos cuantos. Después de dos errores de este calibre, mi consideración del libro (por otra parte escrito de forma bastante pedante, “Dirigido por style”) se resiente inevitablemente, hasta el punto de no recomendar su compra (en mi caso, como hago desde hace años, lo he obtenido de la biblioteca).

    La sinopsis de la película (con guion de Jarmusch) queda resumida en lo comentado anteriormente. Poca cosa más pasa: muchos silencios, conversaciones triviales, prosaicas, de personajes que no parecen en este caso (a diferencia de Allie) ni demasiado inteligentes, ni agudos, ni críticos, ni sentenciosos, más bien son tipos desarraigados (en especial Eva, que recordemos que acaba de llegar de un país comunista, de detrás del “Telón de Acero”), con tendencia a la pereza: ni Willie ni Eddie dan un palo al agua, gandulean, apuestan a los caballos, juegan a cartas, hace trampas y parecen no haber trabajado en su vida (en un momento dado, comentan que no se imaginan lo que debe ser trabajar en una fábrica). En “The New World”, Jarmusch condensa lo que quizá es su visión del “American Way of Life”: Willie se alimenta a base de TV dinners; Eva y Willie miran mucho la tele: fútbol americano, cartoons, películas (se oye algún fragmento de Planeta prohibido); Eva lee comics; Willie hace un solitario, etc. Aburrimiento, adocenamiento, total falta de motivación o de iniciativa. Para acabarlo de arreglar, en esas calles costrosas, en una persiana hay un “Yankies go home” significativo.



    En el segundo segmento, la grisura de ese Nueva York se oscurece más todavía en el paisaje industrial de Cleveland, nevado y tempestuosos. Eva ha acabado como camarera de un bar de hot dogs, y parece que tiene como distracción ir al cine con un amigo (a ver películas de kung fu).



    Instalados en casa de una gruñona tía Lotte, que casi solo habla en húngaro, se dedican a matar el tiempo viendo la tele o jugando a las cartas. Pasean por un Cleveland sepultado por la nieve y comentan: “todos los lugares parecen el mismo”.

    Como última esperanza de hacer realidad el sueño americano, deciden ir a Florida, en busca del sol y del mar. Pero el paisaje que van a encontrar es más bien desolador: bajo un cielo grisáceo, se alojan en la incómoda habitación de un motel, y pronto pierden casi todo su dinero en una apuesta a los galgos.



    Aquí Jarmusch da un giro imprevisto a la historia, introduciendo un elemento sorpresa, azaroso (que me recuerda a Rohmer), lo que acabará provocando la dispersión de los tres personajes, en un final enigmático completamente anticlimático (y aquí he de decir que me acordé de Antonioni y películas como La aventura o El eclipse). Esa sorprendente resolución final (que no destriparé) nos muestra el sentido de humor jarmuschiano, muy particular y un punto absurdo. Supongo que la clave de aceptar o no su cine puede estar en conectar o no con esa mirada irónica sobre el destino de sus criaturas. A mí, personalmente, me gusta, y creo que Stranger Than Paradise es una de sus películas más redondas, la quintaesencia de su cine.

    A diferencia de Permanent Vacation, en esta ocasión la fotografía (firmada también por Tom DiCillo, cineasta con una carrera propia como director, de quien he visto Living in Oblivion y su documental sobre The Doors. When You’re Strange) es en blanco y negro, una fotografía con mucho grano, un poco quemada, muy ajustada a lo que se nos cuenta, bella en su rudeza. La banda sonora de Lurie, además de repetir como un leit motiv la canción de Hawkins, tiene un cierto aire a música clásica contemporánea (en esto estoy con Rodríguez y Tejeda: a mí también me recuerda a Bartók).

    Un detalle sobre los tres actores principales: todos ellos son músicos. Además de John Lurie, Richard Edson fue, por ejemplo, batería de Sonic Youth, aunque luego ha mantenido una larga carrera como secundario en el cine. Por su parte, Eszter Balint se dedica fundamentalmente a la música.

    Acabo con un comentario sobre la edición en DVD de la FNAC: la calidad de imagen deja bastante que desear, tanto por falta de nitidez como por unas molestas pixelaciones que se repiten varias veces a lo largo del metraje. Como contrapartida, incluye un interesante y primitivo making of, rodado en Super 8 por Tom Jarmusch, hermano de Jim, que nos muestra los pobres medios con que afrontaron el rodaje en Cleveland, casi como si de “cine de guerrilla” se tratara. Parece más un rodaje hecho por un grupo de amigos que un film profesional… y con todo el resultado me parece estupendo. Añado que el primer segmento, “The New World” se rodó antes como cortometraje, y luego se le añadieron las otras dos partes para convertirlo en un largometraje, contando con coproducción alemana (y con la ayuda de Wenders y de otra gente del mundo del cine). Esta práctica de acabar convirtiendo un corto en un largo nos la volveremos a encontrar en Coffee and Cigarettes.
    tomaszapa, Alex Fletcher y Jane Olsen han agradecido esto.

  6. #31
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Bajo el peso de la ley (Down by Law) (1986)



    Esta es quizá la película más popular de Jarmusch, o al menos lo fue cuando se estrenó, en buena parte por la presencia de Roberto Benigni. Como en Stranger Than Paradise, tenemos a tres peculiares protagonistas embarcados en un viaje sin destino aparente. Jarmusch estructura la película en tres segmentos muy bien delimitados: 1) la presentación de los tres protagonistas en Nueva Orleans: Jack (John Lurie), un proxeneta de medio pelo; Zack (Tom Waits), un disc jockey radiofónico que lleva su vida errando de ciudad en ciudad y de emisora en emisora; y Roberto/Bob (Benigni), un inmigrante italiano, con pinta de despistado y que evidencia grandes problemas con el inglés; 2) la estancia de los tres personajes en prisión, donde compartirán celda; 3) su fuga y la odisea posterior por los pantanos de Louisiana hasta la separación final, cada uno por su lado, como en Stranger Than Paradise. Es esta ocasión sí que Jarmusch se sirve de los fundidos en negro para separar bloques de secuencias, como por ejemplo después de la detención de Jack o de la detención de Zack, o el que separa la última secuencia en la celda y la fuga por las cloacas de la prisión (en una elipsis que evita mostrar la forma de evadirse) o el fundido final.



    Los tres personajes son característicamente jarmuschianos (Jarmusch siempre aparece como único responsable de sus guiones, aunque al parecer parte de esbozos que va concretando en el rodaje con la colaboración muy directa de sus actores, cosa que se nota en la frescura de los diálogos, que se ajustan como un guante a los actores): Jack es un perdedor, con una actitud un tanto pasiva ante la vida, como se lo viene a recordar una de sus putas, con la que duerme (una escultural belleza negra),



    al que, quizá por venganza de alguno de sus competidores en sus negocios o por acción de la propia policía, preparan una trampa con una menor; Zack es otro perdedor, un poco pusilánime, al que su mujer (una espléndida Ellen Barkin en una breve aparición) echa de casa literalmente (tira sus discos y su ropa por el balcón, como haría Carmen Maura en Mujeres al borde de un ataque de nervios),



    un locutor que no sabe mantener un trabajo, quizá porque, como él dice, nunca le ha hecho la pelota a nadie, a quien ofrecen mover un coche, un Jaguar, de un punto a otro de la ciudad, sin que sepa que en el maletero hay un cadáver; Bob es un italiano que se mueve por Estados Unidos como si se hubiera caído del cielo, como si fuera un marciano (Jack dixit) del que sabremos después en la celda que es un pequeño liante, un tramposillo, que tuvo que salir por piernas de una partida de cartas y que mató a uno de sus perseguidores lanzándole una bola de billar.

    Su estancia en la cárcel hace que, pese a sus diferencias y a las tensiones que se dan entre ellos, se genere también una especie de corriente de simpatía, como si se reconocieran en su condición de víctimas, de perdedores sin oficio ni beneficio. En la prisión hay momentos hilarantes como cuando Zack reproduce una de sus emisiones radiofónicas o la célebre secuencia del “I scream, you scream, we all scream for ice cream” (que es una canción popular de los años 20).



    Una vez fugados, sus aventuras por los pantanos nos vuelven a deparar divertidos momentos, como el monólogo de Bob mientras asa un conejo, las peripecias con la barca o el paso del río (Bob no sabe nadar).



    Finalmente, encuentran un bar-restaurante en medio de la nada: “Luigi’s Tin Top”, regentado por una italiana (Nicoletta Braschi, la compañera de Benigni en la vida real). Bob se enamorará ipso facto de Nicoletta, mientras que Jack y Zack continuaran su deambular sin rumbo preciso: cuando llegan a una bifurcación de la carretera, uno cogerá el camino de la derecha y el otro el de la izquierda, pero podría ser al revés.

    Todo lo visto en sus films anteriores vuelve a aparecer en este, filmado quizá con un acabado más profesional, más pulido, puede que gracias a que tras la cámara está Robby Müller, habitual del cine de Wenders, que entrega un trabajo visual de gran belleza, filmado no solo con los típicos planos de larga duración un tanto estáticos, sino también con elegantes travellings. Tenemos personajes lacónicos (Jack y Zack, aunque paradójicamente este sea disc jockey) aunque para compensar Bob sea un parlanchín; ninguno de ellos parece tener claro qué hacer con sus vidas, muestran una permanente inadecuación respecto al lugar donde están y a lo que hacen, hasta el punto que Bob decide quedarse justo en un no-lugar, un restaurante italiano perdido en medio de los bosques de Louisiana, alejado de todo (uno se pregunta a quién van a tener de cliente); el final del film podría ser un “·to be continued” tan abierto como el de sus films anteriores. Hay referencias culturales, como las que hace Bob a los poetas Walt Whitman o a Robert Frost, que lee en italiano (al parecer Jarmusch también se ha dedicado a la poesía en algún momento de su vida, algo que recordaremos cuando lleguemos a Paterson). Volvemos a encontrarnos con esas conversaciones aparentemente triviales, anodinas, con grandes silencios, en que parece que no pasa nada, aunque en esta ocasión sí pasan bastantes cosas: detenciones, acusaciones de abuso de menor, de transportar un cadáver, prisión, fuga de la cárcel, etc.

    Mención especial merece una vez más la banda sonora, responsabilidad de John Lurie, cuidadísima no solo musicalmente sino también en los sonidos, los ruidos que acompañan las secuencias. Además, la película se enmarca con dos canciones de Tom Waits, de su disco de la época, “Rain Dogs”, uno de sus mejores trabajos. “Jockey Full of Bourbon” se oye en la obertura del film, mientras la cámara nos muestra por medio de unos brillantes travellings laterals diferentes escenarios urbanos (cementerios, edificios, descampados, una detención policial) y naturales de Nueva Orleans, un poco como ese excelente travelling sobre Eva en itinerario por las calles de Nueva York en Stranger Than Paradise. “Tango Till They’re Sore” cierra el film, mientras se pasan los títulos de crédito. Canciones de perdedores, entre nubes de humo y vapores etílicos, personajes que podrían poblar una película de Jarmusch. A Zack/Waits lo oiremos también canturrear varias veces a lo largo del film, con su estilo característico, y en el juke box de Luigi’s sonará una evocadora “It’s Raining”, en la voz de Irma Thomas, que bailarán Bob y Nicoletta.



    Aquí tengo que mostrar mi admiración por el californiano Waits, del que poseo casi toda su discografía y que tuve el placer de ver hace pocos años en Barcelona. Waits nos acompañará en otros films de Jarmusch, como en Night on Earth o en Coffee and Cigarettes.

    En fin, en conclusión, uno de los mejores films de Jarmusch y de los más asequibles para todos los públicos, aunque en general no creo que Jarmusch sea un director particularmente difícil, eso sí, tiene esa peculiar manera de construir sus historias y de dibujar a sus personajes, con una finísima ironía, y un sentido del humor un punto absurdo que quizá no sea del gusto de todos.

    PD: Alex...
    Alex Fletcher y Jane Olsen han agradecido esto.

  7. #32
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Cita Iniciado por mad dog earle Ver mensaje
    Extraños en el paraíso (Stranger Than Paradise) (1984)



    Como si de continuar las aventuras del Allie de Permanent Vacation se tratara, el siguiente proyecto de Jarmusch, Stranger Than Paradise, nos cuenta otro periplo pero en dirección contraria: ahora es una chica húngara, Eva (Eszter Balint, húngara ella misma), la que llega a Nueva York procedente de Budapest. Ya al final del film anterior, Allie se cruzaba en el puerto con un parisino (París era el destino de Allie) que acababa de llegar a Nueva York. Así se repite algo habitual en el cine de Jarmusch: sus personajes parece que no tienen un espacio propio, fijo, estable, parece que van permanentemente a la búsqueda de su lugar en el mundo.

    Jarmusch recurre de manera todavía más marcada a la estructura episódica que detectábamos en el film anterior. Stranger Than Paradise se divide en tres partes: “The New World”, donde se nos cuenta la llegada de Eva a Nueva York y su estancia durante unos días en el piso de su primo Bela, también originario de Hungria aunque ahora se llama Willie y solo habla en inglés (John Lurie, autor también de la banda sonora), antes de viajar a Cleveland donde vivirá con su tía Lotte; “One Year Later”, en que Willie y su amigo Eddie (Richard Edson) deciden ir a visitar a Eva en Cleveland; y “Paradise”, que nos muestra el viaje “turístico” de Willie, Eddie y Eva hasta Florida, en busca del buen tiempo (como aquellos míticos Dustin Hoffman y Jon Voight de Midnight Cowboy), algo que los llevará a decir una vez allí cuando se ponen sus gafas de sol que ahora sí son “auténticos turistas”. Esa estructura en tres partes se subdivide en 67 planos secuencia, separados entre sí por unos planos en negro sobre los cuales se superpone a menudo elementos de la banda sonora, música o sonidos diversos.

    Aquí abro un paréntesis para comentar algo sorprendente del libro de Rodríguez y Tejeda que he citado ya un par de veces. Sobre esta estructura en planos secuencias dicen los autores, y más de una vez, que “están divididos por fundidos en negro”… ¡Falso! En toda la película no hay ni un solo fundido en negro, sino que lo que los separa es simplemente un breve plano en negro, que no es lo mismo. Pero aún hay más: a continuación indican que en esos planos, en general estáticos o con pequeños movimientos de cámara para encuadrar a los personajes o seguir sus movimientos dentro del plano mediante ligeras panorámicas, nunca hay “un desplazamiento en travelling”… ¡Falso también! Uno se pregunta, ¿pero qué película han visto? Precisamente el plano número 4, que es uno de los más característicos del film, nos muestra mediante un travelling lateral (parecido a los de Nueva Orleans de Down by Law) a Eva caminado por unas calles de Nueva York un tanto destartaladas (recuerdan las de Permanent Vacation) al ritmo del “I put a spell on you” de Screamin’ Jay Hawkins… ¡Pero si es de esos planos que no se olvidan! Además, entiendo que también se pueden considerar travellings los planos rodados dentro del coche en movimiento, y de esos hay unos cuantos. Después de dos errores de este calibre, mi consideración del libro (por otra parte escrito de forma bastante pedante, “Dirigido por style”) se resiente inevitablemente, hasta el punto de no recomendar su compra (en mi caso, como hago desde hace años, lo he obtenido de la biblioteca).

    La sinopsis de la película (con guion de Jarmusch) queda resumida en lo comentado anteriormente. Poca cosa más pasa: muchos silencios, conversaciones triviales, prosaicas, de personajes que no parecen en este caso (a diferencia de Allie) ni demasiado inteligentes, ni agudos, ni críticos, ni sentenciosos, más bien son tipos desarraigados (en especial Eva, que recordemos que acaba de llegar de un país comunista, de detrás del “Telón de Acero”), con tendencia a la pereza: ni Willie ni Eddie dan un palo al agua, gandulean, apuestan a los caballos, juegan a cartas, hace trampas y parecen no haber trabajado en su vida (en un momento dado, comentan que no se imaginan lo que debe ser trabajar en una fábrica). En “The New World”, Jarmusch condensa lo que quizá es su visión del “American Way of Life”: Willie se alimenta a base de TV dinners; Eva y Willie miran mucho la tele: fútbol americano, cartoons, películas (se oye algún fragmento de Planeta prohibido); Eva lee comics; Willie hace un solitario, etc. Aburrimiento, adocenamiento, total falta de motivación o de iniciativa. Para acabarlo de arreglar, en esas calles costrosas, en una persiana hay un “Yankies go home” significativo.



    En el segundo segmento, la grisura de ese Nueva York se oscurece más todavía en el paisaje industrial de Cleveland, nevado y tempestuosos. Eva ha acabado como camarera de un bar de hot dogs, y parece que tiene como distracción ir al cine con un amigo (a ver películas de kung fu).



    Instalados en casa de una gruñona tía Lotte, que casi solo habla en húngaro, se dedican a matar el tiempo viendo la tele o jugando a las cartas. Pasean por un Cleveland sepultado por la nieve y comentan: “todos los lugares parecen el mismo”.

    Como última esperanza de hacer realidad el sueño americano, deciden ir a Florida, en busca del sol y del mar. Pero el paisaje que van a encontrar es más bien desolador: bajo un cielo grisáceo, se alojan en la incómoda habitación de un motel, y pronto pierden casi todo su dinero en una apuesta a los galgos.



    Aquí Jarmusch da un giro imprevisto a la historia, introduciendo un elemento sorpresa, azaroso (que me recuerda a Rohmer), lo que acabará provocando la dispersión de los tres personajes, en un final enigmático completamente anticlimático (y aquí he de decir que me acordé de Antonioni y películas como La aventura o El eclipse). Esa sorprendente resolución final (que no destriparé) nos muestra el sentido de humor jarmuschiano, muy particular y un punto absurdo. Supongo que la clave de aceptar o no su cine puede estar en conectar o no con esa mirada irónica sobre el destino de sus criaturas. A mí, personalmente, me gusta, y creo que Stranger Than Paradise es una de sus películas más redondas, la quintaesencia de su cine.

    A diferencia de Permanent Vacation, en esta ocasión la fotografía (firmada también por Tom DiCillo, cineasta con una carrera propia como director, de quien he visto Living in Oblivion y su documental sobre The Doors. When You’re Strange) es en blanco y negro, una fotografía con mucho grano, un poco quemada, muy ajustada a lo que se nos cuenta, bella en su rudeza. La banda sonora de Lurie, además de repetir como un leit motiv la canción de Hawkins, tiene un cierto aire a música clásica contemporánea (en esto estoy con Rodríguez y Tejeda: a mí también me recuerda a Bartók).

    Un detalle sobre los tres actores principales: todos ellos son músicos. Además de John Lurie, Richard Edson fue, por ejemplo, batería de Sonic Youth, aunque luego ha mantenido una larga carrera como secundario en el cine. Por su parte, Eszter Balint se dedica fundamentalmente a la música.

    Acabo con un comentario sobre la edición en DVD de la FNAC: la calidad de imagen deja bastante que desear, tanto por falta de nitidez como por unas molestas pixelaciones que se repiten varias veces a lo largo del metraje. Como contrapartida, incluye un interesante y primitivo making of, rodado en Super 8 por Tom Jarmusch, hermano de Jim, que nos muestra los pobres medios con que afrontaron el rodaje en Cleveland, casi como si de “cine de guerrilla” se tratara. Parece más un rodaje hecho por un grupo de amigos que un film profesional… y con todo el resultado me parece estupendo. Añado que el primer segmento, “The New World” se rodó antes como cortometraje, y luego se le añadieron las otras dos partes para convertirlo en un largometraje, contando con coproducción alemana (y con la ayuda de Wenders y de otra gente del mundo del cine). Esta práctica de acabar convirtiendo un corto en un largo nos la volveremos a encontrar en Coffee and Cigarettes.
    Sobre la edición, yo las tengo en el pack de Jim Jarmusch de Avalon y no he visto tales deficiencias en el film, las pixelaciones, y sobre la calidad de imagen, me ha parecido correcta siendo un dvd. Pero la tienes unitaria, hay otra edición o también de cameo?

    Sobre Tom Dicilio, creo recordar que hace un pequeño papel como de azafato de la aerolinia. Y su "Vivir rodando" me parece su mejor peli, "Johnny Suede" es interesante y la peor "Una rubia autentica", quizás afectada por el "síndrome Elizabeth Berkeley" , una destroza películas (vease el fantástico hilo de Verhoeven apartado "Showgirls")

    Para diferenciar de su primera obra, no confundir que sea un film episódico (Extraños en el paraíso) con un film hecho a base de sketches (Permanent Vacation). A mi también me parece una especie de Crossover a lo Truffaut (Antoine Doiniel) sin tener relación directa entre los dos films, si que parece que sea una continuación de "Permanent Vacation" (PV) y eso realmente, para mi, suma. Nos encontramos el mismo escenario: el Nueva York sucio, casi postapocalíptico, ésta vez parece más residencial más de Queens que de Manhattan como en PV, pero ambas se rigen por la inmundicie (como diría el amigo Waters), también acompañado de interiores mugrosos (al igual que en PV), esos escenarios donde uno dice, "joder que asco seria vivir allí" y no tiene nada que envidiar al estilo de la mítica serie "catalana" The Young Ones (realmente es británica, pero la pasaron tantas veces por Tv3 y C-33 que no nos la hemos apropiado. Tengo curiosidad si en el resto de España se pasó esa serie, porque cuando hablo con alguien no catalán de la serie no la conoce, en cambio los catalanes/as fue como nuestro 1,2,3), ambas auténticas mugres





    El film funciona, primero por la antipatía que producen ambos personajes, el primo y la prima, que después se transforma en un cariño a su manera, a la de Willy, esa relación entre ambos de me la sudas de Willy, y me la suda de todo de la chica, con sus carácteres herméticos, fríos, bordes, me enganchan al film, y después con el contrapunto del colega (parece el típico aprendiz de gángster de origen italiano del Bronx) crea una comunión rara, excéntrica y jugosa, que tiran del carro de manera eficiente; creo que John Lurie no sonríe en todo (aunque sea feliz o esté, como mínimo, a gusto) y ya van dos films enranciado permanentemente. Ambos actores fantásticos a mi modo de ver. En cambio ella, que no desentona, pero no acabo de ver si su frialdad es a causa del personaje, o sea es una frialdad interpretada, o simplemente no está interpretando ningún papel y es ella misma (yo sospecho lo segundo, no se).

    Me gusta la idea general que Jarmusch dota a sus personajes, no sabemos (casi) nada de ellos, salvo por algún diálogo, Jarmusch tampoco se esfuerza en que el espectador los conozca y empatice, entendemos que son unos vagos (ellos dos), unos vividores y quizá medio delincuentes, no nos da mucha información, pero logra crear en ellos un aura interesante, dota de vida a personajes con un aparente 0 interés, esos largos silencios vacíos creo que representa lo que realmente pasa en su cabeza, o sea, nada.

    Cuando el film pasa en formato Road Movie, pero de interiores, sigue funcionando, el paso por casa de tía Lotte le da un toque pintoresco al film, que no extravagante, con toques de comedia, ese "son of a bitch" de la yaya húngara cuando se llevan de paseo a la chica es impagable!!!. Y ya en el paraíso, que por ser positivo, mejora algo de sus cuchitriles pisos de NY, pero sólo medio punto, el hostal de mala muerte de toda la vida, pero sin psicópata, con un paisaje desolador, triste, donde la frase que comentas y la que dicen "todo parece igual" va de perlas!!!.

    Me sorprende, y no se si en su filmografía es un punto común, la ausencia de sexo, porque opciones tiene, y ni rastro de él. No parece que esté muy interesado en el tema.

    En resumen, para ir acabando que me tengo que ir a los mercadillos en busca de mis placeres, o sea comprar pelis, podría decir que "Stranger than Paradise" da un salto de calidad muy importante respeto a PV, superándolo en todo, menos, para mi claro, en la banda sonora, que por originalidad, por darme un jazz psicodélico, es en lo único que veo que supere al film comentado. Una grata sorpresa que no me esperaba, y con más ganas de seguir con su filmografía, su próxima peli "Down by Lawn"(hay un grupo de música, no se si como manera de homenaje cogieron el mismo nombre) la veré antes del viernes para evitar otra bronca, merecida por cierto, del compañero Mad.

    Saludos!!!!!
    mad dog earle y Jane Olsen han agradecido esto.

  8. #33
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Vale, Alex, te estás poniendo al día, perooooo tomo nota de que te has puesto deberes para antes del viernes (cuando espero poder publicar el comentario de Mistery Train).

    Estoy de acuerdo que Stranger Than Paradise implica un importante salto cualitativo respecto a Permanent Vacation, que no deja de ser un film primerizo, de principiante, aunque de alguien que apunta maneras. Esta ya la veo como una obra sólida, excitante, muy atractiva y que, en especial en su momento pero todavía hoy en día, se disfruta por su frescura, por una cierta insolencia en la manera de retratar a sus personajes y a esos Estados Unidos tan alejados del "American Dream".

    Sobre lo de los episodios, ya avanzo que va a seguir: en Mistery Train hay tres muy claros, que se entrelazan, y en Night on Earth, cinco. Y seguirá siendo marca de fábrica en Coffee and Cigarettes, y en cierta manera en Broken Flowers y en The Limits of Control. Es algo coherente con la manera de construir los guiones que tiene Jarmusch. Dice, por ejemplo, respecto a Stranger Than Paradise: "más que partir de una historia a la que luego había que añadir detalles, acumulé detalles y con ellos intenté hacer algo así como un puzle. Tenía el tema, el ritmo y a los actores, pero lo que no tenía era una historía" (extraído del libro de Rodríguez y Tejeda).

    Sobre el sexo (lo siento, Alex), nos vamos a quedar en general con las ganas, no parece un tema que interese en especial a Jarmusch, nada que ver con el obsceno Verhoeven (aunque el holandés es un erotómano algo rudo y poco sensual, salvo excepciones).

    Sobre la música, ese aspecto de sus películas lo va a mantener siempre muy cuidado, con la participación de su colega John Lurie, de Tom Waits o de Neil Young o una esmerada selección de piezas musicales, muy bien puestas (casi con el mismo acierto que suele tenir David Lynch a la hora de integrar una canción preexistente en sus films).

    Por cierto, de Tom Waits me dejé de comentar que una de las canciones que tararea en Down by Law es el "Crying" de Roy Orbison, que tanto juego dio en la lynchiana Mulholland Drive. Y también que a los que no estén muy familiarizados con el californiano, quizá lo recuerden de sus papeles en Rumble Fish (el barman) y Dracula (Rendfield), ambas de Coppola, o en Short Cuts (el conductor de limusinas), de Robert Altman.
    Alex Fletcher y Jane Olsen han agradecido esto.

  9. #34
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Y completando los deberes dado por Sir Mad Dog Earle:



    Como dice tan bien el compañero Mad Dog Earle, todo está muy marcado y muy claro, las tres partes del film, el cual me han parecido muy interesantes la primera y la tercera. Y uno quejándose de que no hay sexo en el cine de Jarmusch, me lo compensa con el desnudo de la gacela negra que sale al inicio del film junto a John Lurie, que por cierto en cada film me cae mejor, ya que en el primero era demasiado excéntrico para mi gusto, pero en los dos últimos es un auténtico "loser", un vago de categoría, un melasuda todo, por cierto una cosa en común en los tres films es que todos son unos vagos, no sabemos nada de sus trabajos a parte de trapicheos, es mas en los primeros dos films no existe ningún amago de trabajar, bueno en éste último sabemos lo que hacen pero no acaban de ejercer, la cámara siempre les pilla vageando.

    Tom Waits en la presentación de los personajes, o sea, la primera parte, me atrae, y más con su peazo entrada, claro la gloria se la lleva Ellen Barkin, eso si son casi cameos de categoría. Después en la 2 y 3 parte del film ya no me gusta tanto el bueno de Waits, y peor cuando se intenta coquetear con la tralla psicológica, a mi ahí, no me gusta, sobretodo me refiero en la empanada que le da en la cárcel y después en los pantanos, me parece mejor músico que actor, sin desentonar cuando al personaje no se le exige lucirse. Para mi el peor, bueno el menos bueno de los tres.

    Y Roberto, ya digo por delante que no soy muy fan de él, pero aquí es el alma del film, su personaje, para mi es el más interesante por ambigüedad sobretodo, y también por buen hacer, salvo el momento de la canción en la cárcel todo lo demás me encanta. No abusa tanto del slapstick como suele ser habitual, aunque lo hay, por italiano claro.

    Hay dos momentos suyos que encantan, sobretodo porque aparenta ser un "amigos para siempre", pero en el fondo es el más egoísta de todos. El momento en los pantanos en que está cocinando el conejo o la salamandra esa, en ningún momento hace el afán de buscar a los compañeros, soy ellos que acaban topando con él, cuando los ve, "amigos míos, vengan vengan,", o más flagrante cuando encuentran la cantina en medio de la nada, va investigar y pasan horas y horas, los otros dos se "jartan" y van a ver, y el bueno de Bob ligoteando con la italiana, evidentemente sino asoman la cabeza se quedan toda la noche fuera, y cuando los ve "amigos, entren, coman"!!! un crack!!!! Para rematar en la despedida, eso si de manera más sutil, cuando se alejan (unos 15 segundos) les suelta "ya os hecho de manos", pero rápidamente se da la vuelta con su flechazo y desaparece del plano felizmente.....o sea es muy amable si, pero creo que es un auténtico cabronazo, el peor de los tres.

    Como bien comenta Mad Dog Earle, tiene una fotografía muy agradecida, muy cuidada, y unos planos cinematográficos muy interesantes, véase el final o ese travelling de aproximación sin llegar muy cerca en el pantano con la barca de los tres "losers".

    Cosas malas, la elipsis de la fuga, es de tarjeta roja, aunque supongo que es más por tema económico, el cual aprovecho para lanzar una pregunta, son los planos secuencia de Jarmusch un recurso cinematográfico cualitativo o un recurso cinematográfico económico, claro a menos recursos más planos secuencia, creo yo. Supongo la respuesta la concretaré en sus últimos films, donde si que hay "calerets". Y lo comentado anteriormente, cuando se requiere una mayor profundización o tralla psicológica, Tom Waits no sale tan bien parado como Lurie.

    En resumen un interesante tercer film, que tengo mis dudas, no se si me gusta más éste film o "Extraños en el paraíso", ambos muy recomendables, mejorando cada vez su factura, y alejándose de la "costellada" del primer film suyo. Me quedo con Roberto!!!! no se si en sus otras apariciones con Jarmusch se luce tanto, ojalá!!!!

    Saludos y hasta la semana que viene
    mad dog earle ha agradecido esto.

  10. #35
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Vamos por partes:

    - Waits: yo creo que está francamente bien, pero reconozco que quizá no soy objetivo (adoro su música desde hace muchos años). No lo veo cayendo en eso que llamas "tralla psicológica", aunque, todo sea dicho, no sé muy bien qué quieres decir. En todo caso, es un músico, como Lurie, que de actor tampoco tiene mucho, pero da el tipo, eso sí.

    -Benigni: yo tampoco simpatizo demasiado con el actor italiano, pero aquí está que se sale. En Night on Earth hace de taxista verborreico y obsceno (en el episodio que quizá me gusta menos); en Coffee and Cigarettes, también nos entrega uno de esos papeles "marcianos", como el de Down by Law. Por cierto es un conejo... ¿Una salamandra?
    - Planos secuencia: es el estilo de Jarmusch, no creo que sea por razones económicas, aunque ayuda. Creo que tiene más que ver con la manera de concebir los diálogos y las situaciones. Ya lo iremos viendo.

    - La elipsis de la huida: me parece de lo más acertado del film, ya que para nada es un film carcelario ni de fugas. Jarmusch elimina así lo superfluo de la historia, algo que no nos diría nada de los personajes. Esos momentos anticlimáticos son también marca de fábrica (recordemos el final de Stranger Than Paradise, por ejemplo).
    Alex Fletcher ha agradecido esto.

  11. #36
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Amplio un poco el comentario sobre los planos secuencia en Jarmusch. Una cosa es la estructura de Stranger Than Paradise, 67 planos secuencia separados por un breve plano en negro, algunos muy breves, otros más largos, incluso en algún caso discutible si se puede hablar de planos secuencia porque forman bloques narrativos homogéneos (la llegada de Eva a Nueva York o el viaje de Willie y Eddie a Cleveland), y otra cosa es que la planificación de sus films sea a base de pocos planos, con poca incidencia del montaje dentro de las secuencias: muchos planos generales o americanos, de larga duración, con pocos o nulos insertos o primeros planos, un uso escaso del plano/contraplano, o un montaje muy tenue, nada que ver con los montajes vertiginosos, de planos brevísimos del cine videoclipero. Hay, eso sí, un trabajo esmerado de composición dentro del plano, con leves movimientos de cámara para reencuadrar a los personajes. Por ejemplo, en Down by Law, en sentido estricto, hay pocos planos secuencia, pero sí bloques bien diferenciados a base de pocos planos (por ejemplo, la fuga, o la navegación por los pantanos con la barca).

    Otra cosa en la que insisto es en la elipsis de la fuga (compruebo, Alex, que en general rechazas las elipsis, me acuerdo que lo manifestaste en más de una ocasión comentando a Verhoeven). Es una figura narrativa tan válida como cualquier otra, y en esta ocasión no solo coherente con su cine sino además muy oportuna, porque es evidente que ese no es el tema, Down by Law no es La gran evasión, ni siquiera Un condenado a muerte se ha escapado, de Bresson, o Le trou, de Becker. Los tres personajes se han encontrado en una celda como se podrían haber encontrado en un hotel, un tren o un barco, lo que pasa es que el hecho de que sea una celda simplemente se ajusta a su carácter de perdedores. A mí la elección de la elipsis de Jarmusch me parece acertadísima, más allá del hecho que, ciertamente, con creo que son tres planos generales despacha el asunto, mientras que si hubiera querido detallar esa evasión hubiera tenido que dedicar mucho más metraje (y probablemente hubiera sido más caro).
    Alex Fletcher ha agradecido esto.

  12. #37
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Cita Iniciado por mad dog earle Ver mensaje
    Amplio un poco el comentario sobre los planos secuencia en Jarmusch. Una cosa es la estructura de Stranger Than Paradise, 67 planos secuencia separados por un breve plano en negro, algunos muy breves, otros más largos, incluso en algún caso discutible si se puede hablar de planos secuencia porque forman bloques narrativos homogéneos (la llegada de Eva a Nueva York o el viaje de Willie y Eddie a Cleveland), y otra cosa es que la planificación de sus films sea a base de pocos planos, con poca incidencia del montaje dentro de las secuencias: muchos planos generales o americanos, de larga duración, con pocos o nulos insertos o primeros planos, un uso escaso del plano/contraplano, o un montaje muy tenue, nada que ver con los montajes vertiginosos, de planos brevísimos del cine videoclipero. Hay, eso sí, un trabajo esmerado de composición dentro del plano, con leves movimientos de cámara para reencuadrar a los personajes. Por ejemplo, en Down by Law, en sentido estricto, hay pocos planos secuencia, pero sí bloques bien diferenciados a base de pocos planos (por ejemplo, la fuga, o la navegación por los pantanos con la barca).

    Otra cosa en la que insisto es en la elipsis de la fuga (compruebo, Alex, que en general rechazas las elipsis, me acuerdo que lo manifestaste en más de una ocasión comentando a Verhoeven). Es una figura narrativa tan válida como cualquier otra, y en esta ocasión no solo coherente con su cine sino además muy oportuna, porque es evidente que ese no es el tema, Down by Law no es La gran evasión, ni siquiera Un condenado a muerte se ha escapado, de Bresson, o Le trou, de Becker. Los tres personajes se han encontrado en una celda como se podrían haber encontrado en un hotel, un tren o un barco, lo que pasa es que el hecho de que sea una celda simplemente se ajusta a su carácter de perdedores. A mí la elección de la elipsis de Jarmusch me parece acertadísima, más allá del hecho que, ciertamente, con creo que son tres planos generales despacha el asunto, mientras que si hubiera querido detallar esa evasión hubiera tenido que dedicar mucho más metraje (y probablemente hubiera sido más caro).
    Las elipsis no las rechazo, pero hay directores que las usan mejor que otros, Mankiewicz en "el Fantasma y la Sra. Muir" es por ejemplo excelsa y nada tienen que ver con el abusón porque yo lo valgo de Verhoeven. En el film, "Down by law" queda bien, si, pero no me creo que ese trío de inútiles se pueda fugar. Yo lo veo más como falta de dinerito, rodar una fuga carcelaria requiere su pasta, rodar al trío maravilla en los pantanos de Louisana es más fácil y barato, ahí Jarmusch si dedica metraje y no aporta nada a los personajes, simplemente el saber que Bob no sabe nadar. Repito la elipsis no me gusta porque no me la creo, no porque quede mal.

    La tralla psicológica me refiero al metraje que se dedican a Waits y a Lurie primero en la cárcel, esos primeros planos y planos generales desesperados, Lurie a lo virgen Maria rozando la locura, y después en el pantano con Watts y sus demonios internos al igual que Lurie; me parece bien pero Watts sale menos airoso que Lurie....pero ya sabes que soy quisquilloso .

    Claro un conejo, pero por el comentario de Jack (Lurie) asqueándose mientras come, por eso he dicho salamandra. Que risa con el cacao mental de Bob con Jack y Zack. Y cada vez que pienso en ese final (a partir de cuando se están despidiendo los cuatro) me gusta más y más.

    Por cierto alguna falla destacable más en los libros que estas acompañando al visionado?

  13. #38
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Solo puedo hablar del de Rodríguez y Tejeda, el otro todavía no lo he leído (además es muy breve). Sí, hay algunos fallos más: por ejemplo, respecto a Stranger Than Paradise, dice que Eva y Willie ven partidos de beisbol por la tele, cuando lo que estan mirando (aunque el espectador no lo pueda ver, ya que la cámara se sitúa detrás del televisor) es un partido de fútbol americano. No entiendo de ese deporte (ni me interesa), pero llego a saber que si se habla de un "quarterback", no se trata de beisbol. En otro momento, comentan que quien da el dinero a Eva es "una yonqui negra", cuando se trata de un hombre (en concreto, es Rammellzee, un pionero del hip-hop y del grafiti neoyorquino, según imdb) y además eso de que es un yonqui me parece totalmente gratuito, porque nada nos lo confirma, más allá de que sea un personaje estrafalario.

    Ya me lo he leído enterito, y me parece reiterativo (quizá porque el cine de Jarmusch también lo es), algo pedante, y que no aporta demasiado. Con todo, si no se conoce previamente la obra de Jarmusch puede servir de acompañamiento. No recuerdo haber detectado más errores (como son dos autores, me temo que uno de los dos ha metido la gamba hasta el fondo al hablar de Stranger Than Paradise), pero a medida que revise las películas quizá detecte alguno más. En todo caso, avanzo que dedican mucha atención a Dead Man, quizá el film del que más hablan, y valoran muy positivamente Los límites del control, film que tengo muchas ganas de revisar, porque en su día me decepcionó.

    Mañana, Mistery Train. Se aconseja una previa audición de los viejos éxitos de Elvis Presley para ambientarse (empezando por el que da título a la película, y siguiendo por "Blue Moon"), porque nos vamos a Memphis.

    Última edición por mad dog earle; 15/02/2018 a las 08:53
    Alex Fletcher ha agradecido esto.

  14. #39
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Lo que mas me gusta de este ciclo es que no tengo ni idea de lo que voy a ver por lo menos hasta Ghost Dog; y Paterson y Flores rotas, igual y tampoco he querido leer nada.

    Me parece una gran patinada los adjetivos calificativos en un personaje que apenas debe tener 15 segundos, y además se equivocan en el género .
    mad dog earle ha agradecido esto.

  15. #40
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Ahora recuerdo otro error, también sobre Stranger Than Paradise. Dice el autor (o autores) que Willie y Eddie pierden buena parte de su dinero en Florida apostando a los caballos, cuando en realidad lo pierden apostando en las carreras de galgos. Precisamente después apuestan a los caballos y ganan.
    Alex Fletcher ha agradecido esto.

  16. #41
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Mystery Train (1989)



    Si en Permanent Vacation Allie se iba a París (¿cómo turista?), y en Stranger Than Paradise Willie, Eddie y Eva se sentían finalmente turistas en Florida, aquí van a ser unos genuinos turistas, una joven pareja japonesa para más señas (con lo cual se establece un distanciamiento muy jarmuschiano; también en lo lingüístico, porque apenas hablan inglés y se comunican entre sí en japonés como es natural), los que nos guíen a lo largo del film. Además, de nuevo, la película gira alrededor de tres episodios que tienen como nexo de unión un sórdido hotel, el Arcade Hotel, situado en un barrio costroso y desvencijado (como el Nueva York de sus dos primeros films) de Memphis, ciudad que simboliza como pocas el mito del sueño americano, ejemplificado en Graceland, convertido en mausoleo de Elvis Presley, The King (lugar que, aunque no lo veremos en el film, es objeto de la visita de los nipones).

    La película arranca con las vías por donde corre un tren en el que viajan la pareja japonesa, rumbo a Memphis. Suena de fondo “Mystery Train” en versión de Elvis. Ese breve prólogo da paso al primer episodio, “Far from Yokohama”, en el que seguiremos los pasos de Jun y Mitsuko por la calles de Memphis, sucias, vacías, donde crece la hierba y los edificios parecen abandonados (la cámara los va siguiendo con unos travellings laterales marca de la casa, como el que seguía a Eva por Nueva York o nos mostraba la Nueva Orleans de Down by Law).



    Previamente, en la estación de tren, se les acerca un hombre mayor, afroamericano, que les pide cerillas (“Matches?”, palabra que provocará una broma al final del film): se trata del cantante de Memphis Rufus Thomas, de quien más adelante oiremos un tema sonando en un juke box. Visitan los legendarios estudios Sun Records, donde grabó Elvis y toda una serie de leyendas del rock&roll y del blues; contemplan la estatua dedicada a Elvis y acaban la jornada alojándose en el Arcade Hotel, donde los atienden en la recepción dos curiosos personajes (interpretados por Screamin’ Jay Hawkins, con un espectacular traje rojo, y Cinqué Lee, el botones, hermano de Spike Lee).



    En la habitación, presidida por un retrato de Elvis pero sin televisor, Mitsuko mostrará su álbum de imágenes que se parecen a Elvis (desde un Buda a Madonna); Jun se dedicará a fotografiar la habitación (dice que el resto no hace falta porque ya lo retiene en su memoria); mantienen una relación sexual (¡por fin!), un tanto triste, quizá por el carácter cerrado de Jun; y oyen en la radio un tema… de Elvis, la maravillosa “Blue Moon”, en una emisión que presenta un disc jockey con la voz de Tom Waits (¿será Zack, que se ha colocado en una emisora de Memphis?). Por la mañana siguiente, oyen un disparo (que entrelazará las tres historias, como el hotel mismo, o la canción “Blue Moon”) y Mitsuko confiesa que lo que más le gusta es dormir, porque cuando muera no podrá dormir y por tanto desaparecerán los sueños (clara referencia a lo efímero de los sueños, también del “American Dream”, además de mostrarnos otro personaje perezoso, que gusta de gandulear, como tantos otros en su filmografía).

    Un fundido en negro nos lleva al segundo episodio: “A Ghost”. Una italiana (Nicoletta Braschi, la Nicoletta de Down by Law) ha de repatriar el cadáver de su marido, pero un problema en el vuelo a Roma la obliga a pernoctar en Memphis. Deambula por las calles (seguida en travelling por la cámara) y acaba en un bar, donde un tipo sospechoso (el siempre inquietante Tom Noonan) le cuenta una historia sobre el fantasma de Elvis, excusa para venderle un peine y sacarle algunos dólares.



    A la salida, como Noonan la espera con otro compinche con intenciones aviesas, Nicoletta decide alojarse en el hotel de enfrente: el Arcade. Allí coincide con una chica parlanchina, Dee Dee (Elizabeth Bracco), con la que compartirá habitación, sin televisor pero con retrato del Rey. Dee Dee abandona Memphis harta de su marido, Johnny (al que conoceremos en el tercer episodio). Durante la noche ponen la radio, suena “Blue Moon”… y aparece ante Nicoletta el fantasma de Elvis, que al parecer se ha equivocado de dirección [sic].



    A la mañana siguiente, antes de partir suena un disparo (Nicoletta lo identifica claramente como efectuado por un revolver del 38… todo un detalle que nos dice mucho del personaje).

    El último episodio, “Lost in Space” (en referencia a la serie de televisión aquí conocida como “Perdidos en el espacio”), nos cuenta las andanzas de tres personajes tan perdidos como los de Down by Law. De un lado, Johnny, un inglés al que llama Elvis (y que interpreta el líder de The Clash, Joe Strummer, con aspecto malhumorado, hosco, antipático); su amigo Will Robinson (Rick Aviles), que comparte el nombre del personaje del niño de la serie de los 60; y por último Charlie, un barbero (Steve Buscemi, en uno de sus típicos papeles de pringado superlativo). Johnny (al que ha dejado Dee Dee) y Will acaban de perder el trabajo. Johnny se lo toma a la tremeda y armado de una pistola monta el número en un bar, se emborracha y después, junto a Will y Charlie, que como cuñado ha acudido a ayudarlo, roba en una licorería donde dispara contra el dependiente. Huyen los tres en el vehículo de Will, y oyen “Blue Moon” por la radio.



    Se refugian en el Arcade, donde el recepcionista (cuñado de Will) les da una habitación pendiente de reformar, de paredes desconchadas, sin televisor pero con un retrato de Elvis, aunque salido del marco. Cuando por la mañana Johnny intente suicidarse, Charlie forcejeará con él y recibirá un disparo (el disparo del 38 que han oído los japoneses y Nicoletta y Dee Dee).

    El film termina con Dee Dee y la pareja nipona en el tren (los turistas, destino Nueva Orleans, para ver la casa de Fats Domino; ella a Natchez, que rima con “matches” y genera una confusión final); los tres losers huyendo en el coche, y Nicoletta tomando el avión. Mientras pasan los créditos, suena “Mystery Train”, ahora en versión de Junior Parker (otro cantante de blues de Memphis).

    La película acaba con la misma vía del principio pero ahora el tren va en sentido contrario. Así se cierra uno de los guiones mejor articulados de Jarmusch, donde todo encaja sin forzar la narración. También uno de sus films más divertidos sin necesidad de recurrir a la vis cómica, un tanto de payaso, de Benigni. También otra vez música y cine se han dado la mano, tanto en la banda sonora (firmada una vez más por John Lurie, y con la presencia de numerosos temas cantados por músicos de Memphis), como en la presencia de músicos en el reparto (Rufus Thomas; Screamin’; la voz de Waits; Joe Strummer). La fotografía, nuevamente de Robby Müller, es esta vez de vivos colores, donde destacan poderosamente los neones que brillan en la noche. Hay momentos casi feéricos, como esa calle solitaria por donde cruza la vía de tren contemplada a la luz de la Luna, mientras suena “Blue Moon”.



    Próxima etapa, con destino múltiple: Los Angeles, Nueva York, París, Roma y Helsinki, en Night on Earth.
    Alex Fletcher ha agradecido esto.

  17. #42
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas



    Jarmusch se estrena en el subgénero de historias cruzadas, 3 en concreto que no voy a repetir, como siempre el compañero Mad haciendo el trabajo sucio (quizás la razón de que no me gusta ser el primero??? no, mentira, lo que no me gusta es sinopsear), así que directo al grano:

    Estoy 100% de acuerdo que el guión encaja sin forzar la narración, sobretodo se palpa en las últimas escenas, con el encuentro entre protagonistas de dos de estos episodios y la confusión simpática de "matches"; también en el primer episodio mientras en un típico plano secuencia con los dos "japos" desplazándose con la maleta (muy simpático y muy espabilado el sistema de repartir el trabajo para cargar la maleta) casi como decorado, aparece un momento Steve Buscemi. Después no recuerdo a bote pronto ningún tipo más de coincidencia, en el segundo episodio salen los jadeos sexuales del primero (3 segundos, lo que duro el polvazo, pero bueno nos deleitan con un desnudo de la prota japo, que ya es mucho siendo el bueno de Jim). Y siempre como nexo en común (como en Four Rooms) los empleados del hostal de mala muerte, aquí un desaliñado botones con un fantástico Screamin Jay Hawkins.....eso si es lucir en pantalla!!!!!

    A mi el tercer episodio es el que menos me interesa, simplemente porque los personajes no me llaman la atención, no hay esa combinación tan interesante entre los partners del primero y del segundo episodio. En el primero, la pareja me encanta, la vivaracha con el empanado o me la suda todo ,ahí me recuerda a John Lurie pero aún más pasivo que éste, por cierto el bueno de John sale como compinche de bar de Tom Noonan, sino que me corrija Mad. El segundo episodio también muy buena combinación de partners con la "italiana" como foco y primero Tom Noonan y después, creo que es Elizabeth Bracco (que se parece un huevo a la actriz de "Transparent" Amy Landecker) la escena de cama, pero por separado, solo comparten habitación, no se me pongan palotes!!! , pues eso, diálogos fantásticos, con esa historia fantasmal de Elvis. Pero el tercero, si bien empieza interesante, ya cuando se ha cometido el crimen, sinceramente los personajes aportan poco, y el panorama de esconderse y beber hasta morir me sabe poco comparado con los otros dos episodios.

    Los actores, todos fantásticos, la pareja de japos, que evidentmente no conocía, la chica repite con Jarmusch en "los límites del control, y el repite en "Patterson" (me da pereza escribir sus nombres, aunque al escribir esta frase y explicación he usado mas palabras, he gastado más tiempo que si hubiero escrito sus nombres desde el principio: Masatoshi Nagase y Youki Kudoh ). Joe Strummer no se si interpreta o hace de él, así que al bueno del jefe de "The Clash" lo dejo en la única incógnita. Todos los demás, para mi of course, de muy bien nivel.

    Puntos en común, también esos paisajes postapocalípticos, aquí también los hay, en su inicio en el tren, me recordó a mi mes de interrail que me pateé 6 países europeos en tren, y era un paisaje parecido, al entrar en las ciudades el paisaje es para salir huyendo, me acuerdo sobretodo la entrada a Atenas.....madre mía!!!!. En el film, esos paisajes desoladores están, ese cementerio de coches por ejemplo. Después seguimos con el kit de la cuestión, de los hostales, habitaciones, o lo que sean, hechas una mierda, destartaladas y sobretodo de mala muerte.

    El color luce espectacular en el film, y no sólo por el bueno de Scream Jay Hawkins, y la calidad de imagen de la edición de Avalon, sin ser un experto, es muy buena, o por lo menos, y por ser und dvd, no encuentro pegas y eso que soy un "torracollons".

    En resumen, nueva fórmula narrativa interesante de Jarmusch, saliendo bien parado, para la última parte del último capítulo me deja un poco ya sabéis..mmmmmmm.......de aquella manera. Si tengo que elegir me quedo con su 2 y 3r films antes que con éste, pero la buena noticia es que todos, el primero en menor medida, son de gran e inesperado nivel.

    Llegué justo compañero Mad, antes del viernes
    mad dog earle ha agradecido esto.

  18. #43
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Y por cierto, me olvidaba, he visto que el compañero Tomas en el hilo de las fotos de nuestras compras, se ha pillada el pack Jarmusch, así que estás fichado ,con doble sentido, o sea que sabemos que los tienes y que hemos pagado la cláusula de recisión para que te incorpores a nuestro equipo: Chalados FC
    mad dog earle ha agradecido esto.

  19. #44
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Yo tengo una edición de MGM solo con subtítulos en inglés. Se ve bien de imagen y la verdad es que se puede seguir muy bien si se tiene un nivel medio de inglés. Al que cuesta más entender es a Strummer, incluso subtitulado.

    No creo que sea Lurie el colega de Noonan, pero lo reviso después. Por cierto, ya tengo el comentario de Night on Earth, pero me espero a mañana para no meterte presión.
    Alex Fletcher ha agradecido esto.

  20. #45
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Cita Iniciado por mad dog earle Ver mensaje
    Yo tengo una edición de MGM solo con subtítulos en inglés. Se ve bien de imagen y la verdad es que se puede seguir muy bien si se tiene un nivel medio de inglés. Al que cuesta más entender es a Strummer, incluso subtitulado.

    No creo que sea Lurie el colega de Noonan, pero lo reviso después. Por cierto, ya tengo el comentario de Night on Earth, pero me espero a mañana para no meterte presión.
    Supongo que sospechas donde adquirí el pack Jarmusch, sus primera pelis hasta "Deadman", y el precio no lo recuerdo pero sería entre 7'99-8,99.

    No te molestes en mirar, seguro que no es Lurie, es que lo hecho de menos!!!! según imdb el segundo tipo es Richard Boes
    mad dog earle ha agradecido esto.

  21. #46
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Pues lo he mirado y no, no es Lurie, aunque tiene un aire. Me extrañaba que se me hubiera pasado, especialmente porque es una película que he visto muchas veces.

    Sobre las "coincidencias" o vinculos entre los tres episodios hay bastantes: en el primero, cierto, aparece Charlie, el barbero. En el segundo aparece Will, arreglando su vehículo, con el que después se darán a la fuga; además, Dee Dee es la mujer de Johnny (Strummer). Luego están los recorridos que hacen los japoneses y Nicoletta, prácticamente calcados, además de lo que ya cité: hotel, canción de Elvis, jadeos (en el tercero no se oyen) y disparo. La confusión con "matches" liga también el primer episodio con el final en forma de chiste lingüístico.

    Sobre Strummer, la verdad es que no lo sé, no sé si interpreta un papel o el tipo era así, me inclino a pensar que no, porque hay varios documentales, algunos sobre su estancia en España, que lo describen como un individuo muy abierto y amigable, como por ejemplo I Need a Dodge! Joe Strummer on the Run. Strummer forma parte de los "amiguetes" de Jarmusch, y aparece también en un film de Kaurismäki: I Hired a Contract Killer.

    Sobre la edición, la mía de MGM la compré hace muchos años en Londres cuando aquí no había aparecido, por eso solo tiene subtitulos en inglés. Ese pack de Avalon es muy interesante (además el precio es imbatible), especialmente si soluciona los problemas de las ediciones de la FNAC de Stranger Than Paradise y Night on Earth, en las que aparecen de vez en cuando una especie de bloques blancos, no sé si pixelaciones o extrañas manchas.
    Alex Fletcher ha agradecido esto.

  22. #47
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Cita Iniciado por mad dog earle Ver mensaje
    Pues lo he mirado y no, no es Lurie, aunque tiene un aire. Me extrañaba que se me hubiera pasado, especialmente porque es una película que he visto muchas veces.

    Sobre las "coincidencias" o vinculos entre los tres episodios hay bastantes: en el primero, cierto, aparece Charlie, el barbero. En el segundo aparece Will, arreglando su vehículo, con el que después se darán a la fuga; además, Dee Dee es la mujer de Johnny (Strummer). Luego están los recorridos que hacen los japoneses y Nicoletta, prácticamente calcados, además de lo que ya cité: hotel, canción de Elvis, jadeos (en el tercero no se oyen) y disparo. La confusión con "matches" liga también el primer episodio con el final en forma de chiste lingüístico.

    Sobre Strummer, la verdad es que no lo sé, no sé si interpreta un papel o el tipo era así, me inclino a pensar que no, porque hay varios documentales, algunos sobre su estancia en España, que lo describen como un individuo muy abierto y amigable, como por ejemplo I Need a Dodge! Joe Strummer on the Run. Strummer forma parte de los "amiguetes" de Jarmusch, y aparece también en un film de Kaurismäki: I Hired a Contract Killer.

    Sobre la edición, la mía de MGM la compré hace muchos años en Londres cuando aquí no había aparecido, por eso solo tiene subtitulos en inglés. Ese pack de Avalon es muy interesante (además el precio es imbatible), especialmente si soluciona los problemas de las ediciones de la FNAC de Stranger Than Paradise y Night on Earth, en las que aparecen de vez en cuando una especie de bloques blancos, no sé si pixelaciones o extrañas manchas.
    de "Stranger Than Paradise" creo que en la edición de Avalon no salen, aunque no se si eran muy bestias o tienes que estar muy atento para ver estos fallos, "Night on Earth" estaré atento.

    Por cierto esta vez no puedo rajar de Tom Waits, sólo de su voz, pero no tengo quejas
    mad dog earle ha agradecido esto.

  23. #48
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Es viernes, o sea que:

    Noche en la Tierra (Night on Earth) (1991)



    Night on Earth
    supone en mi opinión un cierto estancamiento en la obra de Jarmusch, como si se tratara ya de una fórmula que el director aplica casi con el piloto automático. No quiere decir que sea una mala película, ni mucho menos, y tiene momentos interesantes y algunos muy divertidos, pero todo resulta un poco ya visto. Si bien el cine de Jarmusch se basa en buena medida en ciertas reiteraciones temáticas y formales (como el de tantos otros directores), en este caso todo adquiere un cierto aire prefabricado.

    De entrada, la estructura vuelve a ser episódica. Cinco historias cortas (de alrededor de 20 minutos cada una), ambientadas en cinco ciudades distintas, contadas en cuatro lenguas (inglés, francés, italiano y finés, a las que podemos añadir algo de alemán del conductor del segundo episodio). Todas tienen como denominador común la geografía urbana de cada ciudad, la noche, y las incidencias que se viven en una serie de trayectos efectuados por taxis: sus conductores, sus pasajeros y los diálogos que se establecen entre ellos. Todos los episodios empiezan con una serie de planos sobre las calles de la ciudad (algo que puede recordar a cómo solía iniciar muchas secuencias Ozu): edificios emblemáticos o destartalados, calles solitarias, vías de tren, tránsito en calles iluminadas con neones, etc.

    El primer episodio nos sitúa en Los Angeles: una jovencísima taxista (Winona Ryder, cuya interpretación llena de tics me acaba resultando algo cargante; pero reconozco que eso no me pasaba cuando la vi por primera vez, entonces más bien me hizo tilín), que desea trabajar de mecánica como sus hermanos, transporta desde el aeropuerto a Beverly Hills a una sofisticada agente de casting (Gena Rowlands), la cual se va a mostrar interesada en captar para el cine a la joven, pero sin éxito.



    A continuación, viajamos a Nueva York (en el episodio quizá más divertido): un taxista que apenas sabe conducir, en realidad un emigrante de la Alemania Oriental de profesión payaso, Helmut (Armin Müller-Stahl) recoge a un joven, Yoyo (Giancarlo Esposito, un habitual del cine de Spike Lee), que quiere ir a Brooklyn. A la vista de la torpeza del taxista, Yoyo se ofrece a conducir él mismo. Por el camino recogerán a su cuñada (no a su prima, como dicen Rodríguez y Tejeda), Angela (Rosie Perez), con la que mantendrá una inacabable “discusión familiar”.



    En París, un taxista de Costa de Marfil (interpretada por un actor al que veremos más veces en la obra de Jarmusch: el marfileño Isaach de Bankolé), luego de echar del coche a unos pasajeros africanos achispados, recoge a una chica ciega (Béatrice Dalle), a la cual hace una serie de preguntas curiosas sobre su ceguera, aunque la chica demuestra tener más vista que el conductor.



    En Roma, un extrovertido y parlanchín taxista (Roberto Benigni), que circula como un loco por el casco antiguo de la ciudad, lleva de pasajero a un sacerdote enfermo, al que, aprovechando el viaje, le pide que lo oiga en confesión (en realidad una prolija descripción, con todo lujo de detalles, de su escandalosa vida sexual, algo que tendrá efectos letales sobre el párroco).



    Finalmente, en una oscura, nevada, fría y solitaria Helsinki, el taxista, Maki (un habitual de Aki Kaurismäki, Matti Pellonpää), ha de llevar a casa tres hombre en estado de embriaguez, uno de los cuales, el que está peor, Aki, acaba de perder su trabajo y de saber que su hija adolescente está embarazada, y además su mujer lo ha echado de casa. Este es el segmento más triste, especialmente por la confesión que les hace Maki. La influencia de los hermanos Kaurismäki es evidente, algo que se nota tanto por el guiño que supone que dos de los personajes se llamen Maki y Aki, como por los actores utilizados, y por ese tono melancólico, triste y a la vez cómico, tan habitual en el cine de Aki (algo que no puedo afirmar del de Maki porque solo he visto una de sus películas).



    Como en sus otros films, la música juega un papel importante, compuesta en esta ocasión por Tom Waits: dos canciones suyas suenan al inicio y al final del film, y diferentes variaciones sobre un mismo tema ilustran cada episodio. La fotografía es responsabilidad de Frederick Elmes, al que volveremos a ver en otros films de Jarmusch, y que firmó la fotografía de dos películas de Lynch: Blue Velvet y Wild at Heart. Aquí, como en los films de Lynch, se luce en la manera de iluminar la noche, con tonos azulados y amarillentos. La duración de los planos es más breve que en otras ocasiones, y su composición está condicionada por la posición de los personajes dentro de los vehículos, abundando los planos frontales que permiten que los actores hablen con aparente libertad, sin cortes.

    En resumen, viendo Night on Earth da la impresión que Jarmusch necesitaba un cierto cambio en su cine, refrescar un poco sus argumentos y la estructura de sus films, y ciertamente lo va a hacer en su siguiente film, nada menos que un western de aires fantasmales en blanco y negro: Dead Man, con una estrella protagonista, Johnny Depp y varios pesos pesados en papeles secundarios: Robert Mitchum, Gabriel Byrne, John Hurt. Avanzo que la semana que viene, como bonus, comentaré también el documental Year of the Horse, dedicado a Neil Young, compositor de la banda sonora de Dead Man.
    Alex Fletcher ha agradecido esto.

  24. #49
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,352
    Agradecido
    29108 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    mad dog earle ha agradecido esto.

  25. #50
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    12,404
    Agradecido
    55320 veces

    Predeterminado Re: Jim Jarmusch: revisando sus películas

    Quizá para un viernes noche Jarmusch no sea lo más adecuado . O sea, Alex, que tendrás que buscar algo de mayor voltaje... aunque esta de Donna Summer no tengo claro que sea la mejor opción.
    Alex Fletcher ha agradecido esto.

+ Responder tema
Página 2 de 5 PrimerPrimer 1234 ... ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Powered by vBulletin® Version 4.2.1
Copyright © 2024 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
SEO by vBSEO
Image resizer by SevenSkins