Regístrate gratis¡Bienvenido a mundodvd! Regístrate ahora y accede a todos los contenidos de la web. El registro es totalmente gratuito y obtendrás muchas ventajas.
Blu-ray, DVD y cine en casa
Regístrate gratis!
Registro en mundodvd
+ Responder tema
Página 10 de 13 PrimerPrimer ... 89101112 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 226 al 250 de 302

Tema: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

  1. #226
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Cita Iniciado por Alcaudón Ver mensaje
    Hombre, teniendo en cuenta que el corto se rodó en el verano de 1942 y que el niño pasa de bebé a casi un mocetón delante de nuestros ojos pues...
    Pero eso ¿qué tiene que ver con que sea o la madre?
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  2. #227
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Pues que el crecimiento del infante es demasiado rápido teniendo en cuenta lo breve del rodaje...
    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  3. #228
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Pero, insisto, ¿qué tiene que ver con que la mujer que aparece como la madre lo sea o no? Puestos a admitir que es una docuficcion no veo qué imposibilitaría que esa particular mujer fuera la madre real.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  4. #229
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Está visto que el cortometraje da más juego que el largometraje que le sigue...

    Por cierto, se me olvidó mencionar que la escena de la tortura a Marta es todavía más desasosegante que la que acontecía en LA PASIÓN DE JUANA DE ARCO porque vemos a la supuesta bruja desnuda y no porque su cuerpo sea el de una anciana sino porque nos muestra su vulnerabilidad frente a la crueldad de sus inquisidores, todos ellos, por supuesto, hombres.

    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  5. #230
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Cita Iniciado por Alcaudón Ver mensaje
    Está visto que el cortometraje da más juego que el largometraje que le sigue...
    Eso mismo estaba yo pensando. Hasta el punto que lo he vuelto a ver hace un momento. En el supuesto, que comparto, de admitir que Dreyer no estuvo dos años rodando el corto, se ha de acceptar que el bebé principal, Christian, debe estar encarnado por hasta tres niños distintos: uno recien nacido, al que vemos mamar; otro de meses; y otro que se sostiene de pie. Pero sigo sin ver nada que impida que la "actriz" que encarna a Erna sea la madre de uno o incluso dos de los niños (de los tres ya lo veo improbable).
    Quizá discutamos más sobre los cortos, porque los largos son "indiscutibles".
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  6. #231
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    13. La palabra (Ordet, 1955)



    ¿Son posibles los milagros? Dreyer responde a la pregunta con Ordet: sí, son posibles los milagros… cinematográficos. Y es que la película del danés es un prodigio que por veces que la revise (y ya son tropecientos visionados desde una lejana emisión en el programa de Garci, lamentablemente doblada al castellano), me sigue emocionando hasta extremos indecibles, en particular ese momento final del milagro que siempre, además de hacerme saltar las lágrimas, me pone la piel de gallina. No soy muy dado a los comentarios hiperbólicos, pero en esta ocasión me tendréis que disculpar si me excedo en los elogios.

    ¿Cine religioso? Para mí, no, si entendemos lo religioso como algo adscrito a una secta organizada concreta (da igual que sea la iglesia luterana o la católica) con un sistema instituido de creencias. Si ampliamos el término para abarcar todo aquello que desafía a la razón ilustrada y que nos lleva hasta el territorio de lo misterioso, de lo inexplicable, quizá sí, como de hecho hizo Dreyer en la mayoría de sus films, de un modo u otro.

    Aunque he leído que Dreyer montó la película en solo 5 días (junto a Edith Schlüssel, que también montaría el siguiente film del danés, Gertrud, y que ya había participado en el montaje de Vredens dag), la película está primorosamente cuidada en sus más mínimos detalles, en especial en los signos identificativos del cine de Dreyer: la composición de los encuadres y el detalle en la decoración; los movimientos de cámara (de una elegancia y suavidad que impresionan); la longitud de los planos, cada vez más largos, hasta llegar a su cota máxima en Gertrud; pero también en el uso de la banda sonora, no solo por la preciosa partitura de Poul Schierbeck, sino también por los ruidos que nos llegan del exterior de la casa de los Borgen o de los Petersen (no olvidemos que en origen Ordet era una obra de teatro, y eso se nota en la estructura narrativa y en los escenarios donde transcurre la acción): ladridos, mugidos, el ruido del coche del médico, o del interior, ese reloj (bueno, en realidad, como mínimo dos) que suena constantemente hasta que muere Inger, y que vuelve a sonar cuando ella vuelve a la vida. Además, es inevitable destacar la peculiar manera como Dreyer dirige a sus actores, a menudo en planos frontales, en que los ojos de los actores parecen perdidos en una lejanía inconcreta, en que se hablan unos a otros casi sin mirarse, algo que en cierto modo llevará a su culminación en Gertrud.

    Ordet es la adaptación de una obra de teatro, estrenada en 1932 (aunque algunas fuentes dan 1925 como fecha de redacción del texto), del danés Kaj Munk, pastor luterano y popular dramaturgo, fusilado por los alemanes en 1944, muerte que le otorgó la condición de mártir de la ocupación de Dinamarca. La obra, inspirada al parecer por un acontecimiento sucedido en la parroquia de Munk, en Jutlandia, ya había sido llevada al cine doce años antes, en Suecia, por Gustaf Molander (film de la Svensk Filmindustri que comenté en el otro rincón), estrenada casi al mismo tiempo que Vredens dag, justo en el momento en que Dreyer decidió exiliarse al país vecino.

    Desde entonces, de regreso a Dinamarca, Dreyer había rodado 7 cortometrajes (que comentaré al final del ciclo). Mientras seguía buscando financiación para su película sobre Jesús, recibió el ofrecimiento de dirigir una versión de la obra de Munk por parte de la Palladium. Aunque es, por tanto, hasta cierto punto un encargo, creo que es uno de los films más personales del director.

    La historia nos la despliega Dreyer eliminando todo lo superfluo, dejando solo lo esencial, y concentrándola en la práctica en un largo y angustioso día: el 13 de agosto de 1925 (según parece el año en que aconteció el hecho real que inspiró a Munk), con el epílogo culminante del día del funeral, el 15 de agosto (según consta en el certificado de defunción firmado el 14).

    El tema central va a ser, como es bien sabido, la creencia en los milagros en un mundo, como el del siglo XX, en que los maestros de la sospecha (Marx, Nietzsche, Freud) han cuestionado de manera decisiva los dogmas de la Iglesia e incluso la existencia de dios. La discusión teológica, o religiosa si se quiere, se da en un contexto rural donde se enfrentan dos tendencias de la Iglesia: una pietista, rigorista, oscurantista, representada por el sastre Peter Petersen (Ejner Federspiel), y otra, más vital, más luminosa, pero quizá por eso mismo más llena de dudas, que encabeza el patriarca de los Borgen, Morten (magnífico Henrik Malberg).



    Será la familia Borgen la que concentre nuestra atención. Morten, viudo desde hace años (de un matrimonio que se dio, más que por amor, por un acuerdo entre campesinos, como se planteaba en Glomdalsbruden), tiene tres hijos: el mayor, Mikkel (Emil Hass Christensen), que confiesa no creer en dios, no tener fe, un materialista, que solo encuentro certezas en la tierra y en la carne; Johannes (Preben Lerdoff Rye, sensacional, al que ya vimos como Martin en Vredens dag), un home desequilibrado mentalmente, que se cree Jesús, y que, con una voz extraña, fruto de su delirio, sermonea sin cesar, dentro y fuera de la casa, a propios y extraños, sacando de sus casillas a su padre, que confiaba que podría llegar a ser un teólogo reformista (pero, como se dice con cierta sorna, leyó demasiado a Kierkegaard);



    y Anders (Cay Kristiansen), el menor, que desea casarse con la hija de Peter, Anne (Gerda Nielsen). Y junto a ellos, como si fuera el cemento básico que une y da amor a la familia, Inger (sensacional Birgitte Federspiel, que era la hija de Ejner, el intérprete de Peter), la esposa de Mikkel, madre de dos hijas y embarazada de otra criatura, a punto de parir.

    El día se va a presentar movido: dos nubarrones se ciernen sobre el cielo de la granja de los Borgen: por un lado, el deseo de Anders de unirse en matrimonio con Anne Petersen, contraviniendo a Morten, que no quiere tener relaciones con el sombrío Peter. Por otro lado, en segundo plano, las discusiones entre los diferentes personajes sobre la posibilidad o no de que se produzcan los milagros, reflejo de un mundo donde cada vez más impera el escepticismo y la falta de fe. Todos dan su opinión, negativa en la mayoría de los casos: desde el desengañado Morten al descreído Mikkel, pasando por el escéptico médico (que solo cree en los milagros… “de la ciencia”) o el escéptico pastor, que aun aceptando que los milagros son cosa de Dios (imposición del cargo), piensa que son ya cosa del pasado, como si el mundo actual no los necesitara.



    De nuevo, por encima de las disputas, reluce la figura de Inger, que muestra una opinión más abierta y en el fondo pragmática: pequeños milagros hay todos los días, asumiendo una suerte de panteísmo luminoso que impregna su manera de estar en el mundo.

    Mientras Morten (que ha acabado cediendo en su consentimiento por orgullo, cuando su hijo le hace saber la negativa de Peter a dar a su hija a un Borgen) y Anders se encuentran en casa del sastre para negociar, sin éxito, el matrimonio con Anne,



    Inger entra de parto, secuencias que se alternan en un montaje paralelo típico del director. Dreyer, en la mayoría de los planos recurriendo al fuera de campo, nos trasmite el dolor, la desesperación y la angustia del parto (y nos deja escuchar los horrorosos gemidos y gritos de la parturienta), que termina, primero con la muerte de la criatura, y después, a pesar de que el médico ha considerado que Inger ya se encontraba fuera de peligro, con la muerte de la mujer. Mientras Inger se debate entre la vida y la muerte, Johannes deambula por la casa con sus sentencias y dice ver la presencia de un hombre “con el reloj de arena y la guadaña”, una inequívoca imagen de la muerte (como en tantos otros films de Dreyer, la dialéctica se da entre la vida y la muerte). Johannes mantiene una emotiva conversación con Maren, la hija mayor de Inger (filmada de manera envolvente por Dreyer, que contó con el extraordinario trabajo de Henning Bendtsen tras la cámara), en la que la niña dice que prefiere a su madre en la tierra, no en el cielo, y pide a Johannes que la resucite, cosa a la que se aviene su tío, siempre que se lo permitan.



    El día del funeral, con Inger de cuerpo presente en su ataúd, en un montaje escenográfico que recuerda el funeral de Absalon en Vredens dag,



    Mikkel se muestra completamente desconsolado, proclamando ante los intentos de consolarlo con las típicas palabras de la religión, que él amaba el cuerpo de Inger, no su espíritu.



    Johannes, que había desaparecido el día anterior, se había desvanecido sin que nadie consiguiera encontrarlo (en uno de esos misteriosos momentos en la historia del cine, en que un personaje se evapora sin explicación, como en las magistrales L’avventura de Antonioni, o Picnic at Hanging Rock, de Weir), hace su aparición de la mano de Maren, hablando con normalidad, como si su locura se hubiera disipado de manera inesperada.



    Y entonces se produce el prodigio, el milagro. Johannes pronuncia “levántate” en nombre de Jesucristo, y Inger vuelve a la vida, en uno de los momentos más impresionantes, perturbadores y emotivos de la historia del cine. Y lo primero que hará será abrazarse a Mikkel, y besarlo de una manera casi animal, como si lo quisiera devorar.



    Anders vuelve a poner en marcha el reloj de pared, que se había mantenido en silencio desde la muerte de Inger,



    y el film se cierra poniendo en la boca de la resucitada la palabra clave que define la lucha a la que hemos asistido y, en cierto modo, toda la obra del director danés: “LIV” (“vida”). La cámara se acerca un poco más a Inger y Mikkel, el reloj vuelve a sonar, la música regresa y la pantalla se funde en negro, sin ningún rótulo que indique “fin”. ¿Cómo decir “fin” cuando la vida vuelve a empezar?

    Este último detalle, una sobria pantalla en negro mientras suenan aún las notas de Schierbeck, rima con la manera como se abre la película: Ordet es una de las pocas películas (de hecho, no recuerdo ningún otro caso), en que el film carece por completo de títulos de crédito, solo aparece el nombre del film y la referencia a Kaj Munk.



    Ni director ni actores ni técnicos, como si Dreyer considerase impudoroso conceder autoría a los responsables del film, poniéndolos al mismo nivel que su autor, el pastor mártir, como si se tratase de un exvoto anónimo, un exvoto que glorifica la vida (terrenal) por encima de todo.

    Ordet es de esas películas que, después de verlas, uno necesita un tiempo para recuperar la compostura, tal es el impacto emocional que produce. Afortunadamente, esta vez la película sí tuvo un gran éxito de público, consiguiendo incluso el León de Oro en Venecia.

    Sé que la disputa por los primeros puestos del top final será dura, Dreyer tiene un mínimo de cinco obras maestras indiscutibles, pero ya avanzo que soy un incondicional de Ordet, y que la secuencia de la vuelta a la vida de Inger es para mí, sin duda, una de las más impresionantes de la historia del cine.

    Pero esto aún no se acaba. La próxima entrega, Gertrud, no tuvo el mismo recibimiento que Ordet (volvió a imperar la miopía en buena parte de la crítica y el público). Una pena, porque aunque es un film mucho más denso, más distante y reflexivo, cuenta con suficientes elementos como para considerarlo también una obra maestra, en particular cuenta con uno de los planos finales más bellos del cine de Dreyer, que es tanto como decir del cine a secas.

  7. #232
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Observo que todos habéis acabado cayendo en el síndrome Alcaudón.

    O sea, blablablá, como dice hannaben.

    Y que conste que no lo digo por el comentario, espléndido como siempre y con el que seguramente estaré de acuerdo al 100 x 100.
    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  8. #233
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Ordet se lo merece. Pero, sí, es cierto, a veces hay demasiado blablabla. Que además es lo que da trabajo. Ver las películas no suele representar un esfuerzo (salvo excepciones), pero escribir sobre ellas sí.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  9. #234
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Yo ayer me vi la excelente LADY MACBETH y ahora mismo me acabo de descargar (vía Amazon) la novela corta de Nikolái Leskov que le sirvió de base. O sea, que demoraré el comentario al menos hasta mañana, aunque últimamente no puedo garantizar nada.

    De Dreyer todavía tengo pendiente la entrega anterior, DOS PERSONAS, una película habitualmente denostada que tal vez se pueda reivindicar y, por supuesto, LA PALABRA.

    Pero eso son ya... palabras mayores.

    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  10. #235
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Si eres capaz de reivindicar Dos personas no sé si decir que mereces un premio o todo lo contrario. Yo, sintiéndolo mucho, la sitúo sin duda en el farolillo de cola... Y a distancia.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  11. #236
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Por cierto, la novela de Leskov (que leí hace eones) también sirvió de inspiración a una ópera de Shostakovitch.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  12. #237
    sabio Avatar de hannaben
    Fecha de ingreso
    25 ene, 15
    Mensajes
    2,444
    Agradecido
    12097 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    VREDENS DAG es la peli que me dio a conocer a Dreyer,fantastica.La comentaré el año que viene.

    MICHAEL será la proxima que revisione espero antes de que acabe el año.Ya apuntaba maneras

    mad dog earle, Alcaudón y Alex Fletcher han agradecido esto.

  13. #238
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,121
    Agradecido
    28113 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas



    Es indiscutible que la temática del film va sólo hacia un camino, la religión, pero su acierto es en su planteamiento; hartos estamos de afirmaciones y aseveraciones absolutistas y cerradas en cuanto al tema de la religión, en mi caso cristiana, todo es blanco, y cuando te sales de ahí no vamos bien, lo digo también en primera persona por experiencia propia, es lo que tiene haber sido educado en un colegio de la Salle, pero cuyo resultado no es el esperado por la troupe, ya que un alto porcentaje de mi generación salió de la Salle con un posicionamiento del agnóstico al no creyente. Encuentro el film de Dreyer en esta lucha, moviéndose en la Religión, y confrontándose la religión entre el un cristianismo más terrenal, honesto, versus uno más fanático, todo ello narrando con una ambigüedad que es difícil de saber de que pie calzaba Dreyer, como ya he ido expresando mis dudas en esta revisión. Hoy quizá, por el devenir del film, lo tengo un poco más claro, sólo un poco, dicha ambigüedad es potente, el cual situaría a Dreyer en el cristianismo honesto, ya que si formará parte del extremismo, Vampyr, Dias de ira no hubieran tenido cabida y se hubiera optado una linea más propagandista al estilo de Triumph des Willens por ejemplo, ya que el extremismo no permite escala de grises, o eres blanco o estás fuera (y en según que épocas, se podría decir muerto).

    Es un film que te hace pensar y reflexionar sin tener clara donde se posiciona este, y para mi esto es un logro grandísimo, dejándole al espectador un poder de maniobra no habitual (en contexto de época y temática). Al hablar de fanatismo religioso, por defecto el primero que viene a la cabeza en el post y durante el visionado es el personaje de Johannes, sus apariciones con aires de majestuosidad con un tono de voz que te perfora y una mirada constante al vacío, pero con un resultado ambiguo con la locura (me encanta eso de que se vuelve loco por un exceso de lectura de Kierkegaard, que no tengo el gusto, pero que estoy de acuerdo con su premisa general en que proclama la imposibilidad de que el hombre pudiera abarcar el concepto de Dios, que en mi caso, cambiaría el concepto de Dios con el de la vida), para mi Johannes no estaría en el grupo del fanatismo, si que lo está el futuro suegro de Anders y sus allegados por ejemplo: terrible la escena cuando Anders y su futura están en la mesa con, creo que era la madre de ella, y no pueden ni mirarse a los ojos, sólo el despiste de ella cuando se gira, es aprovechado para un contacto visual, porque cuando se intenta un mínimo contacto corporal, Anders es fulminado.



    Lo más interesante del film, en cuanto a los personajes, es el ateísmo de Mikkel, no me acuerdo si lo dice, pero sus palabras famosas de que él la quería sobretodo en carne y hueso, le delatan; siendo un punto este que refuerza mi teoría del posicionamiento de Dreyer, ya que en un fanático no hay ningún lugar para el ateo que no sea el infierno, o por lo menos cerca de el, aunque creo que para tener la respuesta definitiva a mi pregunta, se tendría que conocer la obra de Kaj Munk, que tampoco tengo el gusto. Mikkel ama a Inger en el mundo, y quien no!!!! fantástica interpretación de Birgitte Federspiel!!!!!, me quedo con los diálogos con su suegro, que en los subtítulos le daba otro título familiar, el de abuelo, quizá seria una forma cariñosa de uso.



    Iré acabando que me estoy aburriendo a mi mismo con tanto reflexión pseudoteofilosófica de pandereta y mañanera. Pues de Dreyer que decir, ya lo ha dicho todo Mad, espectacular planificación y montaje, planos secuencia por ahí, planos secuencia por allá, planos estáticos, diálogos de gran riqueza, profundos, con chispa, el montaje paralelo, y un largo etc.....el cual como siempre digo, de gran riqueza cinematográfica, pero esta vez lo cambiaría por perfección cinematográfica, ya que se puede mejor a nivel cinematográfico? Eso si, lo que más me ha llamado la atención, es un recurso que no recuerdo haber visto antes en esta revisión, es el uso de cortinillas para transitar de escena en escena, quizá de venir de donde viene la idea original, o sea del teatro, sea un guiño a ésto, quien sabe.

    Pues resumo, como bien ha dicho Mad, es un film que gana en el postpartido, era mi segundo visionado y forma parte del grupo: "mejora escandalosamente en el segundo visionado, como me pasó con Blade Runner, con un primer visionado de juventud lleno de bostezos contrastando con un hype constante en su segundo visionado. Un film que se encuentra en la fase de primer visionado no satisfactoria a la espera de un segundo visionado corrector, está la obra cumbre Hollywoodiense de Que bello es vivir y abanderada del film de milagros made in USA, que a día no soporto mucho, seguramente por exceso de azúcar, pero repito, lo dejo en Stand by. Es pues Ordet un film que enfoca el tema del milagro (aunque creo que el tema principal es el amor) que es de mi agrado, aunque pueda parecer un final con exceso de azúcar, no lo es, es simplemente un final que se produce un milagro satisfactoria entre los asistentes, pero no hay diabetes a la vista, por cierto, ya lo comenta Mad, pero que escena final y toda la parte del velorio!!!!. En fin me voy, otra candidata más al top5.



    Ahhhh excelente edición de BFI en BD, con una calidad de imagen espectacular, con una nitidez que ni te digo, por ejemplo se le ve el hilo salival (por no decir babas) de Inger cuando besa a Mikkel!!!!!

    mad dog earle, Alcaudón, hannaben y 1 usuarios han agradecido esto.

  14. #239
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Cita Iniciado por Alex Fletcher Ver mensaje
    Lo más interesante del film, en cuanto a los personajes, es el ateísmo de Mikkel, no me acuerdo si lo dice, pero sus palabras famosas de que él la quería sobretodo en carne y hueso, le delatan; siendo un punto este que refuerza mi teoría del posicionamiento de Dreyer, ya que en un fanático no hay ningún lugar para el ateo que no sea el infierno, o por lo menos cerca de el, aunque creo que para tener la respuesta definitiva a mi pregunta, se tendría que conocer la obra de Kaj Munk, que tampoco tengo el gusto. Mikkel ama a Inger en el mundo, y quien no!!!! fantástica interpretación de Birgitte Federspiel!!!!!, me quedo con los diálogos con su suegro, que en los subtítulos le daba otro título familiar, el de abuelo, quizá seria una forma cariñosa de uso.
    De la obra de teatro no puedo decir nada, pero de la versión de 1943 de Gustaf Molander, sí. La comenté en su momento y está (o estaba hasta hace poco) disponible en Netflix. En lo argumental, aunque hay algunas diferencias, son coincidentes en lo esencial (hay más parte dedicada al Johanness prelocura, trastorno que no se justifica por las lecturas de Kierkeegard). Pero Dreyer sabe darle un giro más en lo visual, hasta transcender el asunto (ya de por sí bastante transcendente).

    Sobre lo de film religioso, a mí es un término que no me gusta utilizar, ni siquiera para hablar de Marcelino pan y vino (que es, para mí, un fim de terror). En mi opinión, tratando el tema del milagro, de lo que habla Dreyer es de la vida, a lo que da relieve e importancia Dreyer es a la carnalidad, a la unión material en el amor. Que el fuera creyente, más o menos luterano, y que le interesasen estos temas (algo evidente), no quiere decir en ningún caso que sus films pretendan sermonear ni imponer visiones rígidas. Al contrario.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  15. #240
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Intentaré ponerme esta noche con la entrega anterior, aunque estos días estoy algo despolarizado. Y de seguido con ORDET.

    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  16. #241
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    12. Två människor / To Mennesker (1945, Dos personas)

    Director: Carl Theodor Dreyer.

    Productor ejecutivo: Carl Anders Dymling.

    Productor adjunto: Victor Sjöström.

    Producción: Svensk Filmindustri, Estocolmo.

    Guion: Carl Theodor Dreyer y Martin Glanner, basado en la obra teatral “Attentat” (1934), de Willy Oscar Somin.

    Fotografía: Gunnar Fischer, en blanco y negro (1.37:1).

    Dirección artística: Nils Svenwall.

    Música: Lars-Erik Larsson.

    Montaje: Carl Theodor Dreyer y Edvin Hammarberg.

    Reparto: Wanda Rothgardt (Marianne Lundell), Georg Rydeberg (Arne Lundell) y la sombra de Gabriel Alw (Alb. Sander).

    Rodaje: del 5 de julio al 23 de agosto de 1944, Estocolmo.

    Duración: 1:10:55 (Copia en DVD editada por Versus en 2011).

    Estreno: 23 de marzo de 1945 (Estocolmo).



    A pesar de lo que pueda parecer por sus películas Dreyer no era un director sentimental y pese a ello estoy seguro de que Suecia tenía en su corazón un lugar especial porque fue allí donde rodó su primer largometraje, EL PRESIDENTE (1919) e igualmente fue una compañía sueca, la Svensk, la que financió la que yo sigo considerando como una de sus mejores obras, LA VIUDA DEL PASTOR (1920).

    El imparable avance de los ejércitos alemanes obligaría a Dreyer a refugiarse en el país vecino, uno de los pocos (junto a España, Irlanda, Portugal, Suiza o Turquía) que permaneció neutral durante la Segunda Guerra Mundial, lo que le brindaría la oportunidad de volver a trabajar para la Svensk.

    Y no sólo eso sino que al frente de la producción iba a estar el gran Victor Sjöström (1879-1960), uno de los directores más admirados por el cineasta danés.



    - Carl Anders Dymling [presidente de la Svenks desde 1942 hasta 1961] y Victor Sjóström -

    Sin embargo, los problemas no tardarían en hacer acto de aparición.

    Primero por la elección de una pieza teatral como base del argumento de la película que no era del agrado del director y que necesitó además una reescritura por parte primero de Herbert Grevenius y después por Martin Glanner y el propio director.

    Y segundo porque los actores que este tenía en mente (Gunn Wållgren y Anders Ek)…



    ... fueron rechazados de plano y en su lugar la productora impuso a dos actores “de la casa”, Wanda Rothgardt (1905-1950) y Georg Rydeberg (1907-1983)…



    Me gustaría romper una lanza en favor de la prematuramente desaparecida Rothgardt puesto que su trabajo interpretativo me parece de largo lo mejor de la película.



    Ciertamente no puedo decir lo mismo del inexpresivo (y lugosiano, como he leído en algún sitio) Rydeberg que, si no le faltasen músculos, bien podría ser el Victor Mature del cine sueco de la época.



    Una película que es una mezcla no demasiado armoniosa entre el melodrama y el thriller que no acaba de funcionar ni en un sentido ni en el otro.

    De hecho, durante la proyección el nombre del maestro del suspense se me pasó más de una vez por la cabeza, aunque es difícil encontrar cineastas más dispares que el danés y el británico, tanto en el fondo como, especialmente, en la forma.



    - Carl Theodor Dreyer, Gunnar Fischer y Wanda Rothgardt -

    Y sin embargo hasta la bella banda sonora de Lars-Erik Larsson parece extraída de una cinta hitchcockiana de la época.

    El problema es que una película que se circunscribe a un único escenario y a dos actores (si obviamos el extraño flashback con la sombra del tercero en discordia, el profesor Sander)...



    ... tiene que tener por un lado un potente argumento que los sustente y por otro lado dos actores de altura que lo desarrollen.

    Desde luego si la película pretendía ser el típico whodunit el tiro les salió por la culata pues no hace falta ser muy espabilado para saber desde un principio quién fue el causante de la muerte de Sander, rival de Lundell tanto en el terreno profesional como en el amoroso.

    Como decía sólo la labor interpretativa de la atractiva Rothgardt salva los muebles de esta producción que como decía ni es un melodrama (debido a la incapacidad de Rydeberg para expresar a través de su rostro – algo esencial en el cine dreyeriano – el más mínimo sentimiento) ni un thriller puesto que como decía enseguida sabremos (o sabemos) quién mató a Sander.



    Y donde además, debido a la calidad de la copia visionada (a pesar de forma parte de la colección de la añorada Versus), no se puede apreciar el trabajo tras las cámaras del gran Gunnar Fischer (1910-2011), el operador favorito de Ingmar Bergman, junto a Sven Nykvist.

    Agradecer, eso sí, su escueto metraje.

    Y aunque DOS PERSONAS bien podría ser el farolillo rojo de la filmografía de su director he optado finalmente por ubicarla un puesto por delante de LA NOVIA DE GLOMDAL, aunque sólo sea por el buen hacer de la hermosa y elegante Wanda Rothgardt.



    Buenas tardes y, buena suerte.





    Lista de éxitos dreyeriana (a falta de ver ÉRASE UNA VEZ...):

    01. LA PASIÓN DE JUANA DE ARCO (ex aequo)

    01. DIES IRAE (ex aequo)

    03. VAMPYR

    04. LA VIUDA DEL PASTOR

    05. MICHAEL

    06. EL AMO DE LA CASA

    07. LOS ESTIGMATIZADOS

    08. EL PRESIDENTE

    09. PÁGINAS DEL LIBRO DE SATÁN

    10. DOS PERSONAS

    11. LA NOVIA DE GLOMDAL

  17. #242
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Discrepo por completo en la ubicación de "La novia de Glomdal", caro amigo. Por lo que respecta al resto de la lista, creo que podemos acabar coincidiendo. Ah, y también discrepo en las loanzas a la actriz principal... Bueno, de hecho, a la única actriz.
    Última edición por mad dog earle; 14/12/2022 a las 23:39
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  18. #243
    sabio Avatar de hannaben
    Fecha de ingreso
    25 ene, 15
    Mensajes
    2,444
    Agradecido
    12097 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Pues la he visto


    https://pics.filmaffinity.com/Michae...7202-large.jpg

    La incursión del danés Dreyer en 1924 en la industria alemana produjo esta fascinante peli, romántica,espiritual y cruel. El gran artista Zoret (Christensen) vive en el esplendor con su modelo, discípulo e hijo adoptivo, Michael (Slezak). El joven sibarita, deja a su maestro por la exótica y arruinada condesa Zamikow (Gregor), acumulando deudas para financiar sus placeres y vendiendo el trabajo de Zoret a sus espaldas.

    El ascenso vampírico de Michael a la felicidad a expensas de Zoret cobra vida en la variedad de imágenes potentes a cargo de nuestro insigne director. Opulencia,amores callados,no correspondidos,herencia de sangre..

    De lo mejor de su etapa silente a reivindicar.


    8/10
    Última edición por hannaben; 15/12/2022 a las 13:46

  19. #244
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    A ver si esta noche me pongo con LA PALABRA...

    mad dog earle, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  20. #245
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    14. Gertrud (1964)



    Si alguien desconocedor de la obra de Dreyer visionara seguidas La passion de Jeanne d’Arc y Gertrud, es más que probable que atribuyera ambos films a directores distintos, ambos magistrales pero de estilo casi contrapuestos. Y es que si bien el último film silente de Dreyer es una apoteosis del primer plano, una galería estremecedora de rostros, un documental sobre las expresiones atormentadas de una actriz única (Falconetti), la última película sonora del danés (última en definitiva de su carrera) es la expresión depurada de un estilo que va afianzándose poco a poco, ya desde Vredens Dag, en especial en el díptico formado por Ordet y Gertrud, para las cuales Dreyer contó con la inestimable colaboración del director de fotografía Henning Bendtsen. Es muy recomendable acudir a los numerosos extras de la magnífica edición en BD del BFI de varios films de Dreyer para valorar lo que Dreyer y Bendtsen fueron desarrollando y depurando en solo dos films, separados por un lapso de tiempo de nueve años, años por cierto en los que Dreyer gozó de mayor libertad financiera debido a su ocupación como director y programador de la sala de cine Dagmar de Copenhague.

    ¿En qué consiste ese estilo? Un poco ya lo hemos detallado al hablar de Ordet. Es, a diferencia de La passion de Jeanne d’Arc, un cine que casi prescinde del montaje (de hecho, se dice que Dreyer montó la película en tres días), debido a que está estructurado a base de pocos planos de larga duración (aunque en sentido estricto creo que no hay ningún plano secuencia), con elegantes movimientos de cámara, pero que recurre constantemente a los planos frontales, a menudo en plano general, con dos o tres actores que hablan casi mirando a cámara o más bien a un punto perdido en el infinito (en una época en que se habló, y mucho, de la famosa larga conversación entre Richard Widmark y James Stewart en Two Rode Together, estrenada tres años antes).



    En Gertrud juega un papel esencial la iluminación de los rostros de los actores, cuidadosamente preparada por Dreyer, luz que resalta sus caras incluso a riesgo de parecer sumamente artificial.



    Otro aspecto estilístico que merece la pena ser resaltado es que Gertrud es la primera película del danés rodada para ser proyectada en formato panorámico (el 1,66:1 típicamente europeo), aunque una sorpresa que me han deparado los extras del BFI es que también Ordet se rodó pensando que se proyectaría en algunas salas en formato panorámico, aunque el formato con la que la querían estrenar seguía siendo el estándar (a pesar de ello, parece que Dreyer prefirió utilizar el 1,66:1 en la primera proyección en Copenhague, una pena que no se nos dé la oportunidad de comparar ambos formatos). Incluso, al parecer, pudo haber sido el primer film en color de Dreyer, al menos eso declaró el director: “me hubiera gustado mucho hacer Gertrud en color”. Lástima que esta película fuera el punto final de la obra dreyeriana, porque quizá sus nuevos proyectos (la siempre postergada película sobre Jesucristo o la filmación de un guion sobre la “Medea” de Eurípides) nos hubieran permitido ver qué concepto del color ponía en juego el director danés.

    A todo ello, ¿también argumentalmente marca Gertrud un cambio en la obra de Dreyer? Aquí creo que, por el contrario, esta adaptación de la obra teatral del autor sueco Hjalmar Söderberg, estrenada en 1906 (la cual, según leo, carecía del epílogo que incluye Dreyer, autor del guion), representa un compendio de temas dreyerianos, aunque quizá tratados de una manera más “laica”, sin los referentes religiosos que son fácilmente detectables en muchos de sus films anteriores: vida, muerte, amor, libertad frente a las convenciones sociales.

    Gertrud (una espléndida Nina Pens Rode) es otro de esos personajes femeninos que jalonan su obra. Una mujer que quiere que el amor sea el motor de su vida por encima de todo lo demás. Esa búsqueda, en cierto modo fallida o quizá simplemente inacabable, determina la relación que ha tenido, tiene o quiere tener con los distintos hombres que se mueven a su alrededor.

    Primero, su marido, Gustav (Bendt Rothe), que está a la espera de ser nombrado ministro del gobierno. Con él, el fuego del amor hace tiempo que se ha extinguido, todo es ahora rutina y frialdad, ya no mantienen relaciones sexuales (Gustav se queja de que siempre encuentra la puerta del dormitorio de Gertrud cerrada). Los cónyuges ya casi ni se miran cuando hablan. En la larguísima primera secuencia, de unos 20 minutos, en la que Gertrud dice disponerse a ir a la ópera, acaba confesándole que quiere separarse de él, puesto que tiene un amante.



    Como se muestra en un par de momentos en el film, Gertrud es en cierto modo una mujer atrapada en un espejo, una mujer que lucha por definir su identidad.



    El amante de Gertrud lo conoceremos en la siguiente secuencia: en lugar de ir a la ópera se cita en un parque, ante una estatua de Venus, con un joven pianista, Erland (Baard Owe, al que algunos quizá recordéis de la serie de Von Trier Riget).



    Dreyer intercala un breve flashback que nos cuenta el inicio de la relación entre Gertrud y Erland, imágenes tratados con una iluminación muy intensa que les confiere un cierto aire fantasmal.

    La pareja va al apartamento de Erland, donde mientras el pianista interpreta un nocturno, ella se desnuda para dar inicio a la relación sexual.



    Gustav, preocupado por la declaración de Gertrud, se desplaza a la ópera para descubrir que su esposa no ha asistido a la representación (por cierto, de “Fidelio”, ópera de Beethoven que se subtitula “del amor conyugal”, y que hará sonar una campanilla cinéfila a los seguidores de Kubrick).

    Volvemos de nuevo con los amantes, después de haber hecho el amor, un amor adúltero en que la mujer ha tomado claramente la iniciativa, sin aparente sentimiento de culpa ni pecado.

    Un fundido en negro (Dreyer tiende a separar las secuencias con fundidos, aunque no en todos los casos) nos lleva al día siguiente, cuando en el marco de la universidad se celebra una cena de gala en honor del célebre poeta Gabriel Lidman (Ebbe Robe), que fuera amante de Gertrud antes de su matrimonio con Gustav. También en la relación con Gabriel fue Gertrud la que tomó la iniciativa de la ruptura, sin que el poeta llegara a saber el porqué.

    A lo largo de la cena, con discursos oficiales, cánticos de coros estudiantiles y alabanzas al invitado, van a darse cita los diferentes personajes implicados en el drama. Además de Gertrud, su marido y su examante, también aparece un amigo, Axel Nygen (Axel Strøbye), que ha regresado de París, donde estudia temas relacionados con la psicología y la psiquiatría. Axel intenta aliviar con unas píldoras a Gertrud que se ha sentido indispuesta durante el discurso que pronuncia Gustav.



    Más tarde, será el marido el que la interrogue sobre sus actividades de la noche anterior. Para más complejidades emocionales, Gabriel, su antiguo amante, le cuenta que conoció a Erland en una fiesta, en la que el pianista presumió de su amante delante de todo el mundo (mientras Gabriel cuenta estos dolorosos hechos, suena de fondo la música que el pianista interpreta ante el público asistente a la cena).



    La secuencia se cerrará con el desmayo de Gertrud, a quien el marido ha forzado a cantar acompañada al piano precisamente del joven amante.



    Es más de media hora en la que no hay planos o diálogos de relleno, en la que todo es significante, de una enorme densidad, que, sin duda, dificulta la asimilación de Gertrud. Si lo hemos dicho de otros films de Dreyer, probablemente más que de ningún otro, Gertrud necesita de más de un visionado para comenzar a captar todo su sentido.

    Lo que queda de película se va a desarrollar en solo tres secuencias. En la primera, en el mismo marco en que los vimos por primera vez, Gertrud descubre que la relación que cree tener y desea tener con Erland (a pesar de la humillación de haber estado en boca de todos) no es correspondida por el pianista, que se niega a irse de la ciudad con ella, puesto que ama a otra mujer con la que va a tener un hijo. Erland es cruel: le dice que no la ama y que es demasiado orgullosa. La separación es definitiva.

    En la segunda secuencia, de nuevo en casa del matrimonio, Gabriel conversa con el marido. Ha venido a despedirse. Luego, le pide a Gertrud que se vaya con él, puesto que sigue enamorado de ella. Gertrud le cuenta por primera vez el porqué lo abandonó. Dreyer intercala un breve flashback que, como en el caso anterior, está iluminado de modo distinto, con un exceso de luz. En el flashback Gertrud descubre una nota escrita por Gabriel que dice: “amor de mujer y trabajo de hombre: enemigos desde el principio”, lo que le hace concluir que los hombres no entienden de amor. De la misma manera que Gertrud no acepta que Gustav ponga sus ambiciones políticas por encima de la relación amorosa, tampoco en su día aceptó que Gabriel antepusiera al amor por su carrera como poeta (especializado en poesía erótica, para más ironía del destino).



    Gertrud rechaza el nuevo ofrecimiento de Gabriel y también el de Gustav, con el que dice que hay “algo parecido al amor”, pero la separación es irremediable. Decide irse a París, donde se encontrará con Axel. Nuevamente Dreyer se ha tomado su tiempo, más de veinte minutos, para desarrollar con lentitud las diferentes relaciones entre los personajes.

    Solo resta un epílogo (iluminado de una manera parecida a los flashbacks), en el que vemos a una Gertrud envejecida, que vive sola con un viejo criado. Recibe la visita de Axel, que le entrega un libro de regalo.



    Con él recuerdan los tiempos de París. Gertrud le devuelve sus cartas (que él quema a continuación) y le lee un viejo poema que escribió cuando tenía 16 años, y que como es de esperar versa sobre el amor. Hablan de la muerte, que ella ve cercana, y Gertrud le cuenta que tiene decidida cuál será la inscripción de su lápida: “amor omnia”, “el amor lo es todo”.

    Los viejos amigos (quién sabe si amantes ocasionales) se despiden y Dreyer cierra el film con uno de los planos más bellas de la historia: Gertrud cierra la puerta, la cámara se aleja un poco, lentamente, mientras sobre el fondo de la bella música de la banda sonora se superpone el sonido de unas campanas que se mantiene unos segundos durante el fundido en negro final. Pocas veces (quizá nunca) un adiós a la vida se ha expresado mejor en el cine.





    Es sin duda el final más brillante de todo la obra de Dreyer, un final que podría haber sido el colofón perfecto a una filmografía que rozó a menudo la perfección. Pero no nos engañemos, Dreyer quería seguir rodando, y ahí están esos proyectos que se quedaron por dirigir. Precisamente uno de ellos, la adaptación de “Medea” lo convirtió en una obra para la televisión, años después, el que quizá ha sido el director danés más célebre después de Dreyer: Lars von Trier. Uno podría pensar que no hay director más opuesto a Dreyer que Von Trier, pero eso en todo caso lo podemos comentar la semana que viene en la última entrega de este ciclo, en la que, además de comentar muy brevemente los ocho cortos dirigidos por Dreyer, también dedicaré unas líneas al trabajo de Von Trier. Luego, si acaso, será el momento de los balances y del indispensable cuestionario Fletcher.
    Alcaudón, Alex Fletcher, hannaben y 1 usuarios han agradecido esto.

  21. #246
    gurú Avatar de Alex Fletcher
    Fecha de ingreso
    07 dic, 11
    Mensajes
    6,121
    Agradecido
    28113 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas



    Bueno debido a mi falta de tiempo para comentar el film, vista hace 3-4 días, debido a mi inminente corto viaje para el país, y debido a que el mejor resumen que puedo hacer del film, es una frase que el compañero Mad ha dicho en su comentario. Voy a dar sólo un par de pinceladas de las sensaciones que he tenido al ver el film.

    Pues eso, como ha dicho el boss, el film necesita más de un visionado para su disfrute, al igual que ORDET, por ejemplo. Mi primer visionado ha estado más centrado en la comprensión de la historia, y en su mayor medida sus diálogos. He tenido la sensación de estar sometido a un martillo pilón constante, no hay pausa, no hay apenas escenas de transición, todo muy denso, que no cargante, los primeros diálogos de marido y mujer te dejan planchado, de alta intensidad, llevado todo a la perfección Dreyeriana, pero dicha intensidad y densidad me ha vencido, y a pesar de su innegable visualidad, y seguramente por temática y manera de exponerla, temática porque no es mi preferida, aunque Dreyer hace que te enganches, y manera porque a falta de momentos de descanso, de transición, alguna historieta secundaria que alivie un poco, algunos segundos para que nos muestre, que Gertrud, pudo sonreir alguna vez (hay una escena que lo hace, para después cabrearse con el mundo), pero la densidad del film me ha superado, así que, prometo y anuncio un segundo visionado antes del cuestionario Fletcher, sería un segundo visionado casi inmediato del ciclo, el primero fue VAMPYR, y en navidades será GERTRUD. Los cortometrajes los voy a dejar para después del revisionado de GERTRUD. Apa a dormir, y nos vemos el lunes Mad, esta vez el "entrepà de fuet" va de mi cuenta
    mad dog earle, Alcaudón, hannaben y 1 usuarios han agradecido esto.

  22. #247
    Senior Member Avatar de mad dog earle
    Fecha de ingreso
    04 may, 06
    Ubicación
    Mount Whitney
    Mensajes
    11,539
    Agradecido
    51628 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Lo que Alex no cuenta es que nos hemos citado en un parque con un estanque y la estatua de una Venus.
    Alcaudón, Alex Fletcher y hannaben han agradecido esto.

  23. #248
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Ayer finalmente me vi LA PALABRA y espero ponerme con el comentario en breve aunque ayer me tiré demasiado tiempo con el que cerraba la participación de Terence Fisher en el hilo de la Hammer.

    mad dog earle y hannaben han agradecido esto.

  24. #249
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    Igual me demoro algunos días en el comentario porque acabo de pedir via Amazon el libro...



    http://www.sigueme.es/libros/ordet-la-palabra.html

    ..., el cual me llegará mañana y que contiene tanto la obra teatral de Munk como el guion de Dreyer y que me apetece mucho leer antes de encarar el mismo.

    Última edición por Alcaudón; 19/12/2022 a las 12:36
    mad dog earle y hannaben han agradecido esto.

  25. #250
    Senior Member Avatar de Alcaudón
    Fecha de ingreso
    13 dic, 08
    Ubicación
    Bilbao
    Mensajes
    12,451
    Agradecido
    59040 veces

    Predeterminado Re: Carl Theodor Dreyer: revisando sus películas

    De esta forma aprovecho también para adquirir una copia en HD que me permita hacer las capturas ad hoc que necesito y que debí perder entre tanta memoria que tengo por ahí...

    mad dog earle y hannaben han agradecido esto.

+ Responder tema
Página 10 de 13 PrimerPrimer ... 89101112 ... ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Powered by vBulletin® Version 4.2.1
Copyright © 2023 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
SEO by vBSEO
Image resizer by SevenSkins